Semblanza

“Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez; la elegancia déjasela al sastre.” Albert Einstein.

Así reza una de las citas del más brillante científico del siglo XX, hombre que también expresó: “Si tuviera que elegir entre todas mis fórmulas y la imaginación sin duda elegiría la segunda, pues con ésta desarrollaría el doble de fórmulas de las que ahora poseo”.

Ahora me resta decirte – y no con sencillez, sino con elegancia- que de esta forma trataré de regalarte cosas dignas de leer, te regalaré mis crónicas de incierto desenlace, pues creo que no hay empresa más noble que dar lo que se valora, y mi mayor ambición es poner a tu alcance lo más valioso que siento tener y que algunos le llaman “estar vivo”, así es, solo deseo contagiarte de vida.

Entre mis lineas habrá la esencia de una verdad que pretendo transmitir, verdad que con ganas inmensas quisiera expresarte ahora mismo, mas yo la tuve que descubrir y no quiero privarte del placer de hacerlo por ti mism@. Yo no se si la encuentres  pronto o después de muchos años, sólo te garantizo que la sabrás cuando estés preparado.

En fin, al formar parte de este espacio me piden te de una semblanza mia, procuraré ser breve y será la única vez que hable de mi y desde mi, pues confieso mi ambición es ayudar a conocerte, yo solo estoy encontrándome.

Éste soy yo:

Como sabrán,auto-describirse es poco exacto y solo temporal,consecuencia lógica del sinnúmero de cambios que vivimos día a día,aunque algo de bueno tendrá, supongo que por el privado placer de juzgarse tan estricto como se quiera, generalmente enalteciendo nuestro logros y minimizando nuestras derrotas, pero basta de ambages.

Frecuentemente me siento forzado a usar aquella mascara de la cual no recuerdo haber sido consultado de querer portar, es decir, creo que se nos inculca una forma de actuar, de vestir, de ser y de hablar, tanto que a veces cuando hago algo mal o desaprobado por la mayoría, no se si sentirme culpable u orgulloso de ser justamente el resultado inequívoco de una sociedad que convulsiona.

Se dice que soy un adulto, aunque espero nunca dejar de ser niño.

P.D. Mi nombre es Carlos y publico los viernes

Anuncios

Comments

  1. me parece interesante pues coincido con tu manera de pensar al no seguir reglas inculcadas de lo que se cree “es correcto” si no de ser libre de ser quien quieras ser y de pensar lo que tu imaginación dibuje en el camino por la vida…
    y aun me gusta sentirme libre y sin miedo tal como un niño, valiente y que sigue sus instintos, sus sueños sin importar que tan pequeños o grandes sean….
    Continua escribiendo lo haces muy bien 🙂
    Saludos
    :*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: