Cuidado con lo que deseas….

"Ten cuidado con lo que deseas, se puede convertir en realidad" Oscar Wilde

Saludos estimado lector, espero te guste la cita que pongo al inicio de mis textos, en especial ésta pues es de mi autor favorito, es del mismo irlandés que dijo: “Dale al hombre una máscara y te dirá la verdad”, y gracias a la máscara virtual que me oculta de las astutas críticas y garras lisonjeras de los  lectores, te confiaré una verdad.

Hasta hace un rato aun tenía la intención de escribir acerca de la burka y de la similitud que la prenda de oriente tiene con la pesada tela invisible que las mujeres mexicanas deben cargar día con día, aquella tela de machismo bordada con sumisión que algunas la traen por capa, otras la usan de hamaca y a otras les estorba para ver; pero por jerarquía de interés lo pospondré para el próximo viernes. Esta vez utilizaré toda la libertad que mi mente, manos, corazón y espíritu puedan concebir para darte una advertencia: Cuidado con lo que deseas.

Y es que sí, si lo deseas fervientemente, se te puede cumplir. Yo hace tiempo le pedí a Dios que me diera experiencias inigualables en mi activo de vida, es decir, eventos memorables que me convencieran que no soy igual que nadie y me doten de cierta sabiduría…y bueno, gracias a esta necesidad (o necedad) de sentirme auténtico me encuentro con las yemas de mis dedos aplastando como prensas a las lagrimas que al verterse desde lo más profundo se postran en las teclas de mi laptop.

Todo porque hoy visité a mi amada, a mi diosa coronada, a la mujer que sabe inspirarme en el arte, pero también sacar a la bestia instintiva que habita detrás de mis costillas. Por quien escribo.

Sólo diré que me cansé de suministrarme viejos recuerdos, así que preferí mandarlos al panteón y hacerme de unos nuevos para luego recordar aquello que aun no pasa. Pero la buena nueva es que Dios me ha cumplido, le pedí algo único y me lo dio. Hace pocas horas estaba comprando un hermoso ramo de rosas y claveles para demostrarle a mi musa que no necesito un día especial para recordarle que la quiero, saber que también ella me quiere, ya hace especial cada uno de mis días. Pero tal parece que a los humanos nos encanta el sabor del desencanto.

Al llegar la miré y sonrió, existió una atmósfera donde no pasaba el tiempo durante  al menos una hora, pero aquella fórmula dialéctica que formó al universo metió su cuchara en mis asuntos y sin contacto me propinó un gran bofetón, me demostró quien manda e impuso su ley. Hablo de que pocos minutos después llegó él, quien por mucho tiempo administró el cariño de mi amada y ahora, cual usurero, acude muy puntual a cobrar con la memoria.

Previo a su llegada estaba yo pintando el lugar con ella y un par de amigos, cuando todo cambió, cuando él llegó, podría jurar que su cuerpo no estaba hecho de carne y hueso, sino de una especie de polvo antagónico a mi alegría, a mi estado embelesado; como si ella y yo hubiéramos creado y depurado tal ambiente que, para lograr un equilibrio, el residuo caprichoso formó una silueta que de a poco se hizo sólida y parlante. Cuando ellos platicaban, sólo era yo quien pintaba, y ella lo miraba con tanta calidez que muy pronto me quedé frio.

Preferí irme, como un cobarde y para reivindicar ilusamente mi valentía, le di a su amiga las flores para que por favor se las entregará cuando yo ya no estuviera. Ya en camino a mi hogar, ideando como sacaría de mi esta frenética sensación, pensé en que la mejor manera de lograr el equilibrio era convenciéndome de que no soy tan cobarde, y esto lo haría compartiéndotelo a ti; así que ya para cerrar, lo haré recordando al autor de las citas usadas en esta entrada, osaré optar por una última, y es que “todos estamos en las alcantarillas, pero algunos miramos a las estrellas.”

En conclusión, me gustaría contarte el final feliz o la tragedia que da por terminado este episodio, pero el encabezado reza el motivo por el cual no podré hacerlo y es que estas son…”Crónicas de Incierto Desenlace”

Gracias por leer.

Anuncios

Comments

  1. la amiiga d las flores says:

    definitivamente una persona excepcional.. lastima que a veces no puedan ver lo hay dentro de nosotroos pero como dijiste todo eso es bueno porqe finalmente algo mejor llegara para uno…

  2. Me gusta esa construcción retórica acerca de la tela del machismo que cargan las mujeres mexicanas. Me parece puntual y que describe cómo en diferente ámbitos las relaciones de género cruzan la vida pública y, principalmente, la privada.

    • Davilowsky says:

      Te agradezco el comentario Elias, en vista de tu interés respecto al tema, te adelanto que el próximo viernes desarrollaré la idea y ahondaré en los puntos que crea pertinentes, ya estoy trabajando en ello.
      Gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: