La burka mexicana

Buen día, para esta tarde te compartiré un artículo acerca de la misoginia actual y para ser específicos, en México. Este artículo lo prometí la semana pasada, así que sin más demora, aquí tienes:


Es sabido que en culturas islámicas y países árabes se utiliza una prenda que cubre el cuerpo femenino con una tela que va de la cabeza a los tobillos, tela que si bien es pesada por la cantidad de materia que contiene, es más pesada culturalmente, una tradición que aparentemente pretende limitar la iluminación de la mujer en todos los sentidos.
Se dice que se creó por dos motivos: Para proteger al cuerpo de los fuertes vientos con los que el desierto suele arremeter; y por motivo de honor (si no es que de egoísmo) de los hombres para no verse tentados a cortejar la mujer ajena, fomentando el respeto entre los propietarios de estas.
Bien podríamos tratar de discutir el dilema ético que redunda en este tema: si el occidente debe respetar y no meterse en las tradiciones de oriente, o si es menester de las organizaciones que utilizan por bandera la defensa de los derechos humanos pugnar por un estado de igualdad en dichos lugares. Mas el tema que nos atañe es sólo preguntarnos: Que tan cierto es que en México las mujeres no se ven forzadas a utilizar la burka? Por supuesto muchos dirán que la pregunta es absurda, pues desde luego no lo hacen físicamente, pero… ¿no es similar la opresión social que las mujeres sufren en México a la limitación en sitios como Kandahar y demás regiones de oriente?, ¿No son precisamente ellas las que han tenido que luchar por décadas en contra de un arraigado machismo en nuestra sociedad?, ¿Cómo es posible que en pleno Siglo XXI existan lugares en México donde se venden y hasta regalan mujeres?
Sabemos de antemano que no es sencillo dar respuesta a las preguntas previas, pero todas estas nos remiten a una posición donde somos nosotros los encargados de ejercer un cambio en la sociedad desde su elemento constitutivo más simple: el individuo.

Tal vez no hay mujeres en territorio mexicano que cuando salgan a la calle deban elegir el color de la tela que cubrirá su rostro, pero este hecho no impide que tantas mujeres deban disfrazarse para ser aceptadas, podemos inferir que este disfraz no es perceptible a la vista, pero sí lo es a la razón, es un disfraz más elaborado, una burka más compleja.


Para completar esto, explicaré un concepto citando al Locutor y cineasta Olallo Rubio, que en un podcast deja en claro la situación actual y el origen del mismo concepto, este es: misoginia.

———————————————————————————————————————-
La misoginia es la aversión a las mujeres y tiene una historia documentada de cinco mil años, la indocumentada data desde los orígenes de la especie. La percepción equivocada de la inferioridad femenina ha sido alimentada por grandes personajes a lo largo de la historia, desgraciadamente grandes hombres han sido misóginos o de alguna forma, han expresado su misoginia; Aristóteles decía: “La mujer es un hombre inferior”, un proverbio alemán dice: ”La mujer tiene forma de ángel, corazón de serpiente y mente de asno” Confucio dijo: “Tal es la estupidez del carácter de la mujer que en todas las cuestiones le incumbe desconfiar de ella y obedecer al marido” y Platón decía: “Todos aquellos que fueron malvados y cobardes, en su segundo nacimiento se convirtieron en mujeres”. Por último y para contrastar mencionaré una frase de nuestros tiempos que expresa la existente misoginia respaldada por siglos y siglos: “La mujer comprende y aplica todas las reglas aritméticas: Suma disgustos, resta diversiones, multiplica gastos y divide opiniones”
*Fuente: Podcast #11 temp. 3 Olallo Rubio.
———————————————————————————————————————-


Campañas publicitarias como: “si tropiezo con una piedra, quiero que sea preciosa” o “dime cuantos quilates me quieres” son elementos que alimentan el paradigma materialista en torno a la mujer actual y entierran, cada vez más profundo, la posibilidad de reivindicar al sexo femenino como un ente paralelo al hombre.

Por último, es cierto que el mundo ha sido moldeado por los hombres, pues ellos se ha encargado de gobernar y tomar las decisiones por casi toda la existencia humana y tal parece que con la evolución no ha alcanzado para posicionar a la mujer en el lugar que se merece.

Esperemos que cuando el futuro nos alcance, las féminas no solo tomen acción en materia social, sino también participen activamente en la esfera económica y política y además cuenten con las mismas posibilidades, derechos y obligaciones que cualquier hombre; invito pues, a que veamos más allá del género, más allá del bastón o el abanico y empecemos (que ya nos estamos tardando) a visualizar al individuo como un árbol imprescindible para formar el bosque que todos deseamos.
Para concluir, dejaré en claro que con este artículo pretendo que los lectores se formulen preguntas, y que en lugar de consternarnos, aquellas preguntas nos conduzcan a una reflexión, misma que será premonitoria e impulsará acciones conscientes, reflexión que no debe limitarnos a comentarla en las tertulias y que más allá de cualquier fin, deberá “sembrar” en nosotros la semilla que en los días venideros, nos ayude a que florezcan ciudadanos y ciudadanas -y eso sí-, sin burka.

Anuncios

Comments

  1. Ah! Y Feliz Día de Muertos!! 🙂

  2. Saludos a todos los lectores de este blog!

    Me ha parecido bastante interesante tu entrada a un tema tan delicado como éste.

    También me gustaría añadir algunas opiniones:

    Tengo varias amistades musulmanas (encantos maravillosos de mujeres y hombres). Me han comentado que el uso de la burqa, el niqab y el hijab es una decisión personal, nadie tiene porque obligar a nadie. El uso de esta indumentaria es para ocultar el cuerpo y el cabello (que se considera muy sexy) en la calle, para no excitar a los hombres ni presumirse con otras mujeres. En casa se quitan la prenda, se sueltan el pelo y andan como todas las demás chicas “normales”.

    No sólo es para no llamar la atención del ojo masculino, sino que muchas usan burqa para protegerse del sol. No he visto piel y cabello más cuidados que en una chica musulmana, en serio!

    Nací en Guadalajara, Jalisco y soy la clásica tapatía de ojo azul. Es un tormento salir a la calle, aún cuando ando de la manera menos arreglada posible, el salir se transforma en un martirio. Algunos hombres pueden ser tan marranos. Entonces es cuando comprendo mejor a las chicas que deciden ponerse la burqa.

    Voy a empezar a usar Hijab aquí en mi ciudad. Es una decisión personal para apoyar a todas las mujeres a quienes sus países de residencia se lo prohiben (Irónico que prohíban al algo que se cree que es prohibitivo xD) No pienso cambiar mi religión ni mi filosofía de vida.

    Hay que crear conciencia 🙂

    Saludos!

  3. Me pareció muy interesante tu articulo, hace unos días comentaba con alguien el mismo problema, antes de criticar las culturas de medio oriente, tenemos que ver primero, nuestra cultura mexicana y que tan alejados estamos de esa realidad, lo cual me parece grave. Hablar de igualdad me parece complicado y buscarla aun mas, pero lo que si creo mas al alcance es fomentar el respeto al ser mujer y al ser hombre

  4. Mildred says:

    Buen artículo y no niego que haya situaciones de misoginia actuales sin embargo qué hay del feminismo extremo? y de casos en dónde las mujeres toman el “papel de hombres”, me agradaría que publicaran un artículo sobre el punto ideal de igualdad, poniendo en contraste ambos casos: el machismo y el feminismo. Digo esto porque al leer tu artículo recorde una experiencia vivida en el metro. Un joven de aprox. 15 años estaba sentado y una chava llegó y le dijo oye dejame sentar no? y el niño le dijo pues ¿no que somos iguales? lo que me dejó reflexionando.

    • Davilowsky says:

      Mildred,
      Agradezco el tiempo e interés que te tomaste para leer el artículo y además, de comentar en él, por ello, este viernes retomaré desde la perspectiva que me pides el tema del machismo contrastado con el feminismo, tratando así de subrayar que los extremos no son nunca la solución y esta radica en la búsqueda del equilibrio. Gracias nuevamente, Davilowsky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: