El romance epistolar ha muerto

El día de hoy me han regalado un fantástico radio reloj que además, ¡toca música! Sí, ¡pero de cassettes! jajaja, los únicos cassettes que escucharía sería de la música de los noventa, para ser específica de 1996-1999, música clásica, y algo de mi infancia como Selena o algo así. Al desempolvar los cassettes me quedé pensando ¿cuántos niños menores de edad jamás han escuchado un disco de vinyl o un cassette? ¿Será el mismo número de adultos que no usan messenger o internet?

Día a día, generación tras generación, aparecen cosas nuevas que van desplazando o sustituyendo cosas viejas, por ejemplo los cassettes, en lo personal, aunque es divertido escuchar música de antes no podría cambiar mi ipod/computadora por un radio reloj para cassettes, por decir algo, simplemente no es posible. Y aunque también creo que es bueno renovarse y actualizarse, mantener cosas, tradiciones y hábitos del pasado es igualmente importante. A mi me gusta el equilibrio, no me parece bueno ser extremistas, ni vivir aferrados al pasado, ni tampoco ser tan “geek”. Pero esa es mi opinión, tal vez hay gente extremista que vive feliz, y también eso está bien.

Ahora, retomando el tema de  las cosas que cambian, también he llegado a pensar que el romance epistolar ha muerto. No en su totalidad pero creo que sí en su mayoría. Realmente conozco muy pocas personas que sean menores que yo (menores de 19-18 años) que sigan escribiendo cartas y mandando postales sin usar internet, para su seres queridos.

La gente que escribe cartas para sus amigos, enamorados y familiares generalmente lo hace en un día especial, como un cumpleaños o un aniversario. Son muy pocas las personas que escriben ó escribieron cartas sin “motivo especial” por amor; es decir, ese tipo de cartas de confesión en la que se puede percibir el amor hecho prosa o poesía totalmente original. Muchos dirán que lo suyo no son las cartas/escribir, pero realmente no se requiere mucha ciencia para decir lo que sientes, sobre todo cuando se hace sinceramente.

Por ejemplo, a mi me gusta leer cartas de amor que escribieron personas como Albert Einstein, Napoleón Bonaparte o demás personas célebres que no fueron escritores pero que igual hacian cartas muy bonitas, además de que escribían muy estilizadamente (esa es otra cosa que ha cambiado, hoy en día, también es difícil encontrar menores de edad que usen letra cursiva, o simplemente que escriban bonito y sin faltas de ortografía).

Ahora, ¿cuánto tiempo creen que hace falta para que escribir cartas de amor pase totalmente de moda? ó ¿cuánto faltará para que vuelva a estar de moda? ¿cuántas cartas de amor han escrito ustedes (si nacieron después de 1990)? ó ¿cuántas cartas de amor han recibido?

Los dejo con una carta de Napoleón Bonaparte a su queridísima primera esposa, Josefina. (Como dato curioso,en el 2007 se subastó otra carta de él, en 409 mil euros, en esta carta se despide de ella escribiendo: “Te mando tres besos uno para tu corazón, uno para tu boca y uno para tus ojos”).

Verona, 13 de noviembre de 1796

No le amo, en absoluto; por el contrario, la detesto, usted es
una sin importancia, desgarbada, tonta Cenicienta. Usted nunca
me escribe; usted no ama a su propio marido; usted sabe qué
placeres me dan sus letras,  ¡pero aún así no me ha
escrito seis líneas, informales, a las corridas!

¿Qué hace usted todo el día, señora? ¿Cuál es el asunto tan
importante que no le deja tiempo para escribirle a su amante
devoto? ¿Qué afecto sofoca y pone a un lado el amor, el amor
tierno y constante que usted me prometió? ¿De qué clase
maravillosa puede ser, que nuevo amante reina sobre sus días,
y evita darle cualquier atención a su marido? ¡Josefina, tenga
cuidado! Una placentera noche, las puertas se abrirán de par
en par y allí estaré.

De hecho, estoy muy preocupado, mi amor, por no recibir
ninguna noticia de usted; escríbame rápidamente sus páginas,
paginas llenas de cosas agradables que llenarán mi corazón
de las sensaciones más placenteras.

Espero dentro de poco tiempo estrujarla entre mis brazos
y cubrirla con un millón de besos debajo del ecuador.

Napoleon Bonaparte

Anuncios

Comments

  1. Mildred says:

    ¡Increíble la carta de Napoleón! Está muy padre tu artículo edmy! 😉 me gustó por que mediante la lectura de un texto pequeño obtuve conocimientos históricos culturales que no me habían pasado por la mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: