Romper las reglas

Mucho se habla sobre los problemas de México, siendo casi imposible identificar el más dañino. Se supondría y muchos esperamos, que nuestros gobernantes al menos poco a poco luchen por revertir los daños que hay en el país y al menos hasta ahora esto parece brillar por su ausencia. Durante las campañas electorales escuchamos una lista de promesas que no parece tener fin. Pero al final por noble y valeroso que sea algún político, simplemente termina cediendo ante un sistema que impone corrupción. En realidad no es necesario que ejemplifique los problemas de corrupción que sufre el país, sin embargo lo haré con un ejemplo que está caliente como pan recién salido del horno.

No es muy difícil armar el rompecabezas y estas son las piezas. Jorge Hank Rhon es hijo del ex gobernador del Estado de México: Carlos Hank González. Hank Rhon posee una gran cantidad de negocios entre los que destaca Grupo Caliente, una empresa que se dedica principalmente a los centros de apuestas. Además de ser dueño de casas de apuestas alrededor del país, Hank Rhon es “propietario” del club de futbol Xoloitzcuintles de Tijuana. La palabra propietario la pongo entre comillas porque oficialmente se comenta que el dueño es su hijo, cosa que realmente da risa. La situación no para ahí, Hank Rhon fue presidente municipal de Tijuana, sin duda uno de los municipios más golpeados por la ola de violencia en el país. Finalmente para acabar de condimentar este mole, el pasado 4 de Junio de 2011, Hank Rhon es detenido en su residencia en Tijuana en la que se encuentra un auténtico arsenal muy al estilo del crimen organizado.

¿Acaso puede haber mayor prueba de corrupción? La historia de Jorge Hank Rhon es como de película. ¡Simplemente abarca todo: política, apuestas, crimen organizado, armas y hasta deportes! No se necesita ser un genio para descifrar que seguramente Hank Rhon está involucrado con grupos criminales o de narcotráfico y que probablemente durante su mandato en Tijuana empezaron estas relaciones. También casi les podría firmar que Grupo Caliente y hasta el club de futbol tienen un lado obscuro. Incluso me atrevo a afirmar que no se conoce en su totalidad lo que este peculiar personaje hace o ha hecho.

Aquel funcionario público que cae en la corrupción, traiciona totalmente la confianza de su gente. Se acercan periodos de elecciones mayores en el país y hay una total desconfianza de la población hacia sus gobernantes y candidatos. En los últimos años la gente que vota parece hacerlo más por compromiso que por convicción, recordando los fantasmas de los fraudes del pasado. Si es que en verdad existe en México algún político que quiera cambiar al país, debe asegurar la confianza de la población. El Estado no funcionará de una forma correcta si no hay una buena relación entre gobernantes y gobernados. En México la corrupción es una regla y ahora necesitamos alguien que la rompa. ¿Quién dice yo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: