La papa caliente.

“La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto.”

George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés

Tal parece que conforme pasan los días en México se reafirma un temor a la responsabilidad que las posiciones de poder suponen dentro de un gobierno. El día de ayer, Manlio Fabio Beltrones, presidente del Senado mexicano, afirmó que Estados Unidos debe esmerarse más en atacar el tráfico de drogas y México hacer lo suyo para no dejar pasar las armas a México. Es cierto, se necesita una cooperación bilateral entre los dos países para prevenir y cortar de tajo algunos problemas que se presentan como consecuencia de la frontera compartida pero no se debe de jugar a “la papa caliente” para deslindarse de responsabilidad y buscar en la otra administración, la causa del problema.

Es preciso mencionar que en los Estados Unidos es relativamente sencillo comprar un arma de alto calibre, bajo los estatutos de la Segunda Enmienda de la Carta de Derechos de los Estados Unidos de América que afirma “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado Libre, no se restringirá el derecho del pueblo a poseer y portar armas.” Del mismo modo y aunque el uso de drogas entre la población no sea legal, no son un tema tan tabú como lo son en México e incluso existen teorías que afirman que el gobierno permite el contrabando y el uso de drogas en la población que no tiene posibilidades de educación o trabajo. Sin embargo debemos de entender que en Estados Unidos se viven contextos y circunstancias distintas y que bajo ningún motivo se deben de copiar en nuestro país. Me parece que en México no es una buena opción el “legalizar” el uso de armas de alto calibre que hoy en día se reservan a los cuerpos militares y que su posesión es motivo de cárcel, esto, debido al libertinaje que se presenta en nuestro país y que realmente no deberían de existir motivos para que cada ciudadano portara un arma, todo esto si existiera la seguridad que deberíamos tener. Por otra parte, la legalización de las drogas ha causado mucha controversia pero lo que no podemos permitir es que se acepte la legalización de estas como un modo de solapar la carencia de educación y oportunidades de trabajo. No es una por otra.

Recapitulando lo dicho por Beltrones, me parece que raya en lo absurdo acudir a la Reunión Interparlamentaria con el vecino del norte a pedir que se tomen medidas necesarias para detener el tráfico de armas y de drogas. Sí, es el continuo juego de nunca aceptar la responsabilidad que se tiene y buscar en los demás, la culpa de todo y eso, señores senadores, no nos lleva a ningún lugar. Espero que llegue el día en que nuestros senadores no acudan a los Estados Unidos a decir “Por favor hagan algo para detener el tráfico de armas” y que podamos en cambio, decir “Nuestras aduanas, diario, decomisan X cantidad de armas debido a que bajamos el nivel de corrupción en ellas y estamos deteniendo el problema desde su origen, sin esperar que lleguen a manos de los delincuentes para que sigan perpetrando sus ilegalidades.

Desafortunadamente, el hacerse de la vista gorda por 5 segundos, mientras un camión cargado de armas pasa por un escáner de rayos X en la frontera y recibir $20,000.00 a cambio, parece una solución fácil e instantánea de sobrevivir en nuestra tan inflada economía. No, no estoy solapando ni diciendo que hacerlo es bueno, pero la situación de nuestro país explica la traición de los principios y de la legalidad dentro de un marco en el cual, primero se tiene que sobrevivir.

Por último, parece que la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Senado está ensimismado con reclamar una Reforma Migratoria en los Estados Unidos o la legalización de miles de indocumentados que trabajan ahí pero pecan de oídos sordos al recibir las quejas de los países centroamericanos que son informados cada 20 días que más de 70 ciudadanos suyos, fueron encontrados en una fosa común. ¿Incongruencia? Hay que respetar para pedir respeto, hay que brindar al menos la supervivencia a los migrantes centroamericanos para tener cara de pedir mejores condiciones para nuestros paisanos en el país del Norte. En nuestro país, debemos de recuperar la congruencia para el menos encontrarle sentido a lo que tenemos que hacer para cambiar la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: