Cuídate Princesa

Antes las princesas solo tenían que preocuparse porque ninguna bruja malvada las hechizara por siempre, y si eso pasaba solo tenían que esperar a que llegara un príncipe azul a salvarlas. Hoy ya no existen ni las brujas malvadas, ni los príncipes azules, ya no tenemos que cuidarnos de los conjuros que te hacen dormir por siempre, ni tenemos alguien que siempre esté dispuesto a salvarnos. Hoy los cuentos de hadas ya no existen; vivimos en un mundo loco donde el deber de cuidarnos es algo que nunca debería de ser cuestionado o limitado. Este, que es nuestro tesoro más grande, es nuestra libertad.

Existen muchos tipos de libertad, pero hay un acto que las limita a todas. Este acto se llama secuestro. No es una palabra nueva para nadie, incluso ya ni siquiera es noticia en los medios de difusión. Un secuestro te priva de todas tus libertades, todas y cada una de ellas.

Mi tía me envió un correo, una de esas cadenas que todos odiamos y nadie abre. Pero ésta era diferente, porque hablaba de algo que sí es importante. Fue escrita por la hermana de una niñita de 14 años que fue secuestrada y asesinada en el 2006. Lo más valioso de esta cadena es que buscaba dejarnos algo más que una historia de un secuestro, y me tomaré la libertad de hacerles llegar la información a ustedes pero muy a mi manera y con otros consejos que han llegado a mi durante mi vida.

14 Tips para las princesas de ahora:

1. El codo es el punto más fuerte de tu cuerpo. Si estás lo suficientemente cerca para usarlo no lo dudes. Encájaselo a quien tengas cerca o rompe todo lo que te limite.

2. Si alguien te está estrangulando o algo similar y tus manos están libres, usa tus pulgares y húndelos en los ojos de tu atacante. Los ojos son muy sensibles, donde si haces mucha presión incluso puedes llegar a reventarlos; está muy cañon que alguien no te suelte después de reventarle un ojo.

3. Si te meten en una cajuela, rompe de una patada una de las luces traseras, saca la mano por el agujero y muévela enérgicamente. el conductor no te verá, pero quizás alguien externo si lo note. Ojo, no se puede hacer esto en todas las cajuelas así que si nos meten en una roguemos porque sí se pueda.

4. Típico que todas las mujeres se meten al coche y se quedan sentadas buscando el boleto del estacionamiento, guardando el cambio, viendo que tan bonitas son en el espejo, etc. No me dejarán mentir yo las conozco. No lo hagan. Si alguien las está observando es el momento perfecto para atacarlas. Así que te subes al coche, arrancas y ¡te vas!

5. Si entras a tu coche y hay alguien dentro, en el asiento trasero o donde sea, y te exige que conduzcas. Choca contra lo primero que te encuentres, apretando el acelerador a fondo. Normalmente ellos no traen cinturón de seguridad y a ti te va a proteger la bolsa de aire; así que quien saldrá más dañado en el accidente será el criminal. Chocas, sales y corres.

6. Si alguien te asalta pidiéndote tu cartera o tu bolsa o lo que sea no se la des, lánzalo lejos de ti. Normalmente lo que quieren es el objeto así que irán por él (así como perros detrás de un frisby), y tú corre en la dirección opuesta.

7. ¡No seas el hada madrina! ¡Eres una princesa! Las mujeres solemos ser muy compasivas y esto lo pueden usar en contra de nosotras. Ted Bundy, un asesino en serie, usaba esto. Andaba con bastón o cojeando y pedía ayuda a las chicas para meterse en su coche y así las secuestraba.

8. Si vas a tomar un taxi sola, antes de subirte toma foto de la calcomanía de identificación que tienen los taxis en su ventana (si no la tiene no te subas). Tomas la foto, te subes y marcas a tu amiga, mamá o a quien tu quieras y le dices que le vas a enviar la foto de la calcomanía del taxi y que llegas en “x” tiempo a tu destino. Asegúrate de que el taxista te escuche. (Por cierto, si el taxi no tienes placas que empiezan con A o B no es taxi, entonces en pirata y  las princesas no se deben de subir a él.)

9. No llamen la atención en el coche, ¡por favor! Tengo varias amigas que tiene todas las ventanas abajo, la música a todo volumen (pero si es reggaeton, no incrementa tu probabilidad de secuestro pero “iu” eso no es de princesas) y todavía son bonitas y van bailando. Es como ponerte un letrero enorme que dice “Soy un pedazo de carne, cómeme”. No les digo que escuchen música y que no bailen y que se repriman completamente; no, solo suban las ventanas y no tengan la música a un nivel extremo. No hay necesidad de llamar la atención.

10. Si vas manejando y alguien se para frente a ti para bloquear tu camino arróllalo. Es él o eres tú, así de fácil. Ojo, es sólo cuando estás en peligro, no vayan atropellando cristianos por la vida. No aplica cuando es él o llegar tarde a tu clase de mate.

11. Igual, si vas manejando y un coche cierra tu camino, aplica la reversa a fondo no importa si chocas con el coche de atrás, sólo sal huyendo.

12. Espero que todas sepan que para las princesas está permitido pasarse los semáforos a partir de las 11 de la noche.

13. Si te amenazan con una pistola, corre. Solo 4 de cada 100 criminales disparan, y si tienes la mala suerte de que sea uno de esos 4 es muy poco probable que dispare a un órgano importante de tu cuerpo.

14. Cosas claves para no caer en secuestros falsos (son estas llamadas de extorsión que se han puesto de moda últimamente). No tengas en tu celular los números de tu familia como: mamá, papá, etc. Pon sus nombres, así si te roban tu celular y cae en manos equivocadas no van a llamar a tus papás diciéndoles que te tienen secuestrada. Ten una palabra clave en tu familia, una palabra que debe de decir el secuestrador a tus padres, en caso de que esto suceda, para pedir el rescate. Así si es un secuestro falso tus papás podrán pedir al secuestrador la palabra clave y el criminal no sabrá que responder. Hay llamadas en las que primero se comunican contigo, fingiendo ser tu compañía de teléfono y te piden que apagues tu celular tu ratito mientras arreglan “x” cosa. Después, llaman a tus papás, les dicen que te tienen secuestrada y cuando ellos se intentan comunicar contigo no lo pueden hacer porque tu celular está apagado. Así que en resumen, las princesas no ponen los nombres de sus familiares en sus teléfonos como: la mami de la princesa; las princesas tienen una palabra clave con su familia; y las princesas nunca apagan el celular.

Cuídense mucho princesas.

Anuncios

Comments

  1. Me parece interesante el artículo, pero sobre todo útil, yo no seré una princesa, pero más vale que todos en el reino conozcan estos tips. Gracias por ellos. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: