Un alter ego

Estimados lectores, hoy como todos los domingos, los invito a que se relajen un poco, se tomen una tacita de café, té o un vaso de leche y se dejen entretener un rato, mientras les cuento sobre los alter egos… ¿Un alter qué?

La palabra Alter ego viene del latín, y significa “el otro yo”, que se manifiesta en cualquier tipo de personas, en su mayororía escritores, músicos, actores, pintores etc; en la psicolgía por ejemplo se aplica para las personas que sufren de personalidad múltiple o bipolaridad. A pesar de que la palabra puede parecernos un poco extraña, aproximadamente a partir del siglo XIX  este fenómeno empezó a volverse algo más común, y que podemos encontrar en prácticamente todas partes.

Se piensa que todos tenemos tres vidas, la pública, la social y la privada, lo que podría considerarse como alter egos, por ejemplo, las personas que son de una forma con sus amigos y de otra forma con sus padres.

El recurso de los alter egos, es muy utilizado en la literatura, empezando con los escritores y sus personajes, ya que muchas veces para poder crear un personaje capaz de cobrar vida propia y ser más creíble ante el público, el autor convina parte de su historia,  experiencias y personalidad con las del personaje. Tal sería el caso de Charles Dickens y David Copperfield, quien comparte con su creador un pasado y una serie de desafortunadas experiencias que lo llevaron a ser la persona que es.

Otros escritores de ficción crean personajes que son en esencia, una versión fantástica o idealizada de ellos mismos, en ocasiones, el autor suele tener más de un altergo. Tal sería el caso de Robert Louis Stephenson (el autor), Dr. Jekyll y Mr. Hyde (sus personajes y alteregos).

Otra forma intencional en la que se puede tener un alter ego, es cuando el escritor comparte características psicológicas similares a la personalidad, el comportamiento, los pensamientos o discursos de sus personajes y lo dicen a través de ellos. Por ejemplo, Miguel de Unamuno en su obra “Niebla” nos explica la complejidad de la existencia, el destino, Dios y lo que para él es la niebla, la realidad y la ficción. Todo esto lo hace a través de su protagonista Augusto Pérez, su mejor amigo Víctor en el prólogo, y de su perro en el epílogo.

Siguiendo con personajes de ficción, en los cómics de super héroes, es donde probablemente todos tienen un alter ego. Como son Superman (Kal-El) -Clark Kent, Batman -Bruce Wayne, Spiderman -Peter Parker, etc. Los alter egos también pueden aparecer relacionados con conceptos como un avatar, un doppelgänger(doppel, que significa “doble”, y gänger, traducida como “andante”. Como un gemelo malvado) ó una personificación.

En la música tenemos ejemplos de personificación, por ejemplo, en los artistas cuyos álbumes se consideran conceptuales. Por ejemplo The Beatles, y su creación de  Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, David Bowie como Ziggy Stardust and The Thin White Duke y recientemente My Chemical Romance con The Black Parade, con los que, a través de sus alteregos, los artistas nos cuentan una historia, transportándonos a otras realidades por medio de sus canciones, videos y presentaciones en vivo. Ejemplos más “sencillos” de alter egos, son cuando se crean un nombre artístico (stage name). Tal es el caso de Bono, Sting, Marilyn Manson, Marilyn Monroe J.K Rowling, … incluso los luchadores, tanto de México como de Estados Unidos.

A pesar de que la lista de alter egos puede seguir y seguir, mi último ejemplo es con lo actualmente conocemos como “tuitstars”, personalidades de la red social twitter, en los que podemos ver que a través de un personaje ficticio, sus creadores nos entretienen con chistes, historias, poetuits, etc.

Así que ahora ya se podrán dar cuenta de qué tanto nos hemos rodeado de alter egos, que no por ser muchos quiere decir que es fácil crear uno. A mi parecer, para crear un alter ego de calidad y que pueda tener “vida propia” se necesita ingenio, dedicación y creatividad. Si alguno de ustedes, mis lectores, ha tenido un alterego los invito a que nos cuenten su experiencia y si no, los invito a que la vivan; un día que salgan de viaje o lleguen a algún lugar nuevo cambien de nombre y personalidad, y sientan en carne propia lo divertido que puede llegar a ser, tener un alter ego.

batman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: