Oriente VS Occidente. 1ra parte

Con mucha frecuencia me pregunto: ¿Qué pasará después de que los países del oriente terminen su proceso de transición hacia una auténtica democracia? Y es que no es fácil saberlo, porque más allá de las obvias demarcaciones culturales que los posicionan en una realidad tan distante de la nuestra, surgen dudas que si bien podrían prestarse a una simple tertulia, sería bueno analizarlas desde una perspectiva ética.

Países como Sudan, Jordania, Libia y Egipto son los que paradójicamente nadie hubiera creído que pugnaran por un ideal de democracia e incluso, he de decir, más estructurado y mejor planeado que en México; mas no es este asunto el que acontece en esta ocasión, la cuestión es esencialmente exponer y tratar de predecir la serie de choques que se avecinan al confrontar cosas tan contrarias como la ideología política de occidente con los rasgos culturales y tradiciones de aquella región.

Este enfoque nos remonta inmediatamente a la teoría del Relativismo ya que si bien todos hemos bromeado acerca de la impresión que tenemos de los habitantes del continente asiático, para ellos no hay nada raro ni en sus ojos ni en nada que los caracterice, muy por el contrario, -y con esto cito la ocasión en que un estudiante chino en Harvard así lo expresó- “Resulta perturbadora y a veces graciosa la extraña forma de los ojos que tienen los americanos”. Con esto pretendo transmitir que comúnmente damos por sentado que, aquello que trivializamos, es completamente normal.

Con esto podemos hablar sobre el dilema perenne en la ética: Relativismo VS Universalismo; pues que ha de ser mejor creer: ¿Que toda cabeza es un mundo en sí misma o que de todas ellas se forma un mundo? Esta vez me atreveré a proponer lo que con ayuda del curso he logrado resolver, y es que a mi entender tal dilema no debería redundar en si Kant o Aristóteles, en si Hobbes o Rousseau, o en si Fanatismo o Ateísmo, pues sería solo ir de un extremo a otro y, puedo asegurar que toda doctrina extrapolada nos lleva a la perversión de la misma, es decir, a su pérdida de objetividad.

Por ello, mi propuesta nos  remite a la búsqueda del equilibrio, ya que si hemos encontrado los opuestos…. ¡enhorabuena! , ahora nos corresponde  encontrar el justo medio.

Hemos de fundir el desarrollo espiritual de oriente con la vanguardista tecnología de occidente, pugnemos por ser ciudadanos universales y equilibrados.

*En la próxima entrega hablaré acerca del equilibrio y la posible porpuesta dialéctica en estos dos mundos.

Por Davilowsky

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: