Epitafios premortem

El ser humano, en su eterno miedo a ser olvidado, va dejando plantadas por el mundo evidencias de su propia existencia. Para sentir que existe necesita ser reconocido por los demás, de otra manera se siente invisible, insignificante. Ya sea archivando títulos, diplomas y cartas, heredando genes, nombrando progenitores, dejando su firma en los lugares más inexplicables (una vez vi un maguey en Teotihuacán desbordado de inscripciones como “Pedro estuvo aquí”), escribiendo epitafios. Estos últimos no tanto, pues en el proceso de pensar en ellos, morimos un poco, nos imaginamos pálidos y rígidos, bajo tierra. Pero como se acerca esa época

Los epitafios, de acuerdo a su etimología, son inscripciones que se hacen sobre las tumbas. Las fórmulas clásicas son en forma de elogios a las virtudes del difunto, reflexiones sobre la muerte para los vivos, o algo sobre los logros o metas de quien yace en la tumba.

Pasajero, ve a decir a Esparta que nosotros hemos muerto aquí en defensa de sus santas leyes (Leónidas)

Hoy en día, sin embargo, los epitafios más recordados suelen tener dejes de humor: chistes, bromas, ironías, sarcasmo.

Aquí yace Moliere, el rey de los actores. En este momento hace de muerto y de verdad que lo hace bien.

Me pongo a pensar que si la gente escribiera su propio epitafio, tendríamos resultados más interesantes en los panteones. ¿Qué escribimos en un epitafio? ¿Cómo queremos ser recordados por las personas que visiten nuestra tumba, rufianes que intenten saquearla, nómadas que la noten por casualidad? ¿En realidad importa? ¿Importa que importe?

Este Héroe ve en el epitafio algo más que la búsqueda de reconocimiento externo, más que una muestra de narcisismo, un automonumento. Es algo como una manera de reconocernos, de familiarizarnos con nuestra propia opinión sobre la muerte, pero no cualquier muerte: nuestro propio game over. Podemos burlarnos de nuestras propias inseguridades, envalentonarnos ante el final inminente, autoconsolarnos, vernos al espejo.

Mi tumba dirá:

¿Y la suya?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: