Ganar no es lo más importante… es lo único: Vince Lombardi

Hombre que fue más allá del deporte. Su manera de motivar, enseñar e inspirar, implican otra forma de pensar y de vivir.

Aquel 15 de enero de 1967 marchaba el minuto 6:35 del último cuarto en el primer Súper Bowl de la historia, el Coliseo de Los Ángeles lleno, y Elijah Pitts, talentoso corredor de Green Bay, toma el balón a tan solo una yarda de la anotación y, ¡touchdown!, el marcador definitivo es 35-10 sobre los inofensivos Jefes de Kansas City. Cuando el reloj terminó de contar, la banca se vació inmediatamente para arrancar el festejo, mismo que entre personal de seguridad, jugadores y prensa, parecía más una batalla campal.

Entre ese montonal de gente pude afortunadamente acercarme hasta quien lucía antes del término del juego una camisa implacablemente blanca con corbata negra, pero ahora la prenda se tiñe de naranja, justamente por el tradicional baño de agua de sabor al ser Campeón, me refiero al arquitecto del triunfo de los “Cheese Head”, su entrenador, Vince Lombardi.

Imagen por cinetelia.com

El proceso para pactar una charla con el ahora Campeón de la NFL fue breve: toqué su brazo, le felicité y pregunté si al siguiente día era posible una entrevista, a lo que el neoyorquino de origen italiano respondió con un despreocupado “sí”. La brevedad de la petición resultó un problema, pues 24 horas después, al llegar a su casa y tocar la puerta, apareció un desconcertado señor con sombrero borsalino y gabardina, pero que tras un recordatorio, la entrada me permitió.

Las paredes de un hogar normal podrían ser aprovechadas para colgar algunos cuadros que adornen, pero lo que vi al entrar, bien podía ser al revés; parecía que Lombardi hubiera construido paredes especialmente para colocar los cientos de imágenes y banderines acumulados en su aún corta carrera como coach profesional. El recorrido mediante el tiempo comenzó con una fotografía de él en las afueras del Colegio Religioso donde que cursó a los 15 años, después, otra con su primera pizarra y plumón, pues en 1954 llegó al fútbol americano profesional como asistente de los Gigantes de Nueva York. Otra más reciente también adorna el pequeño pero acogedor terruño, data de 1956, en su oficina dentro de las instalaciones de los Empacadores, donde además de entrenar ejerció la Gerencia General.

Las anteriores sólo por mencionar algunas, ya que dejo fuera otras tantas desde su nacimiento el 11 de junio de 1913 en su barrio natal, Brooklin.

Olor a viejo tenía la sala a la que me llevó; 4 chaparrones asientos rojos serían testigos de la plática.

— ¿Por qué puedo pensar que este es el mejor momento de su vida?

— Creo firmemente que el mejor y mayor momento de cualquier hombre, su logro más grande y su mayor satisfacción, es aquel momento sublime en que después de haber trabajado arduamente con todo su empuje, esfuerzo, dedicación y corazón a favor de una causa noble, se encuentra exhausto en el campo de batalla, ¡Victorioso!

— ¿Qué es necesario para llegar al éxito?

— Fortaleza mental, compromiso y sacrificio. Son esenciales para el éxito. Es esencial entender que las batallas se ganan primero en los corazones de los hombres; la diferencia ente una persona exitosa y quien no lo es, no radica inicialmente en la falta de conocimiento, sino de deseo. Si tú sabes lo que quieres y luchas, a pesar de todo, dando un segundo esfuerzo en cada jugada, estás en el camino de la victoria, pero necesitas jugar con tu corazón.

Sorpresiva y silenciosamente Lombardi se puso de pie, giró 180 grados y dio 4 pasos hasta la que imagino, era su habitación. Seguramente notó mi desconcierto y enfado. “Hace calor, ¿no?”, me preguntó desde el cuarto, a lo que respondí con un todavía confuso “sí”.

Al regresar a la charla, noté que su sombrero y gabardina dejaron de legitimar la conversación.

—Empacadores de Green Bay en su inicio fue una franquicia que no figuraba en las primeras posiciones, incluso enfrentó problemas económicos, ¿cómo consigue cambiar la mentalidad de sus jugadores y así llegar al Campeonato?

—Es fácil tener fe en uno mismo cuando eres ganador, lo que debes, es tener fe en ti y una gran disciplina, cuando todavía no eres el número 1. La medida de lo que somos es lo que logramos hacer con lo que tenemos.

— Jim Taylor es su mejor corredor, pero al arranque de la temporada anunció su partida a Nueva Orleans al finalizar la competencia. Es sabido que por esa declaración usted decidie no hablarle durante el certamen, más allá de lo necesario…

—Las personas que trabajan en equipo vencen, ya sea que vayan contra la defensa de un equipo de futbol o contra los problemas de la sociedad moderna. El futbol es como la vida, se requiere de trabajo duro, sacrificio, perseverancia, abnegación, dedicación, fuerza de voluntad, pero también de lealtad; el que se esfuerza solo un poco, recibirá sólo un poco.

— Durante los entrenamientos usted hace mucho énfasis en la ejecución de jugadas: tacleo, bloqueo, recepción. Parece momentos una exageración con los muchachos…

— (Sonríe airadamente) Sólo hay una manera de tener éxito: darlo todo. Yo lo hago y demando que mis jugadores hagan lo mismo. ¿Te parezco rudo?, cuando salgas al campo de juego, y tengas frente a ti un tipo de 120 kilos con los ojos fijos en ti, jadeando y echando espuma por la boca, esperando el momento de aplastarte con toda su fuerza, eso, eso te parecerá rudo.

— ¿Cree en la perfección?

— La perfección es imposible de alcanzar, pero sólo quienes la buscan logran alcanzar la excelencia. Podemos lograr muchas más cosas siempre y cuando no creamos que lograrlas es imposible. Cuanto más trabajas, más difícil es la rendición.

— Usted es un hombre experimentado, ¿considera que ha obtenido lo máximo a lo que aspiraba cuando joven?

— (Suelta una carcajada y tras unos segundos responde) Debes vivir la vida como si ya hubieses muerto y se te hubiese dado la oportunidad de vivirla por segunda vez. Los líderes no nacen, se hacen. Están hechos por el esfuerzo duro, que es el precio que todos nosotros debemos pagar para alcanzar cualquier meta que valga la pena.

Trofeo Vince Lombardi

Parece que esa respuesta olía una de las distinciones más grandes que, pese a su muerte el 30 de septiembre de 1970, recibió, pues aún en nuestros días el trofeo que avala al mejor equipo de toda la liga, lleva su nombre.

Como primer entrenador en la historia ganador del Súper Bowl, prensa escrita y enlaces radiales en vivo ya lo esperaban en el salón de conferencias del equipo, por esa razón el diálogo tuvo que finalizar. No obstante, al llegar a la puerta justo antes de la despedida definitiva, pregunté.

— ¿Por qué ganar?

— Qué sentido tan vació existe participar en un juego en el que se puede vencer o perder, sino se tiene la convicción absoluta de conquistar la victoria. ¿No es entonces esa la razón esencial por la que competimos? Ganar no es lo más importante… es lo único.

Esta es una simulación de entrevista en homenaje a Vincent Lombardi.

Anuncios

Trackbacks

  1. […] es la manera en que nos planteamos conseguir un objetivo.Un mercadologo es un generador de demanda Ganar no es lo más importante… es lo único: Vince Lombardi Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaBe the […]

  2. […] El símbolo que avala al Rey de los emparrillados es el trofeo llamado Vince Lombardi, en honor a Vincent Lombardi, neoyorquino de origen italiano Head Coach de los Empacadores de Green Bay que, a través de su saber en el terreno de juego, pero sobre todo sus grandes reflexiones, hacia exprimir a tope las capacidades de sus jugadores. Para conocer más a quien dio origen al reconocimiento les comparto el siguiente enlace: http://elcafetindelas5.com/2011/10/31/ganar-no-es-lo-mas-importante-es-lo-unico-vince-lombardi/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: