Tic-Tac

Daily Life, de la galería de Ennokni

El tiempo tiene una curiosa manera de pasar. Hay días especiales en los que se acorta, se acelera. Y luego están esos otros 364 días restantes del año, inmersos en la rutina, en el tedio. ¿Por qué tenemos rutinas, en primer lugar? Incluso los fines de semana, en los que supuestamente tenemos un respiro, terminan cayendo en la repetición.

Las rutinas nos dan seguridad. Nos convencen de que mientras nos apeguemos a un determinado horario nada podrá tomarnos por sorpresa. Nos aseguran el ahorro de pensamientos dirigidos a la incertidumbre. Nos adormece los sentidos y terminamos actuando automáticamente. Precaución, previsión. Y el inesperado vacío.

Robándoles el tiempo heroicamente y esperando alejarlos un poco de su rutina de los jueves, les dejo dos de mis cortos favoritos que juegan con la idea de la rutina y el paso del tiempo. Disfrútenlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: