Como México, ni en las luchas hay dos

Incremento del periodo de inestabilidad financiera, agitación social durante parte del Siglo XIX, aumento de la deuda externa, y disrupción en la producción agrícola e industrial, son para algunos autores, consecuencias que la intervención francesa dejó a México. Sin embargo, se comenta también que la intromisión del ejército galo en tierra “Azteca” dejó como secuela la práctica de la lucha libre, en 1863.

Conde Koma llegó como Campeón.

El arranque formal de este deporte-espectáculo en México tiene sus inicios en 1910. Cuando, primero el italiano Giovanni Relesevitch, luchador y empresario, y luego Antonio Fournier, trajeron sus respectivas empresas luchísticas y decidieron ponerlas cara a cara. En la época, platican, la batalla provocó gran bullicio entre la población. Por cierto, Fournier traia entre sus filas a Conde Koma y a Nabutaka, quienes podrían ser considerados los primeros luchadores profesionales en territorio mexicano.

Esta disciplina, considerada deporte-espectáculo, desde luego no se practica exclusivamente en el “Cuerno de la Abundancia”; no obstante, según los expertos, el pancracio practicado en México cuanta con muchas particularidades que lo convierten en único.

Foto: deportes.info

El estilo del llaveo a ras de lona, peligrosos saltos fuera del ring, los lances y llamativas acrobacias aéreas, el uso indiscriminado de sillas, escaleras o cualquier artefacto al alcance con el cual debilitar el accionar del oponente, son algunas consecuencias del folklore. Pero es indudable que el icono por excelencia de la lucha libre mexicana es uno: la máscara, que mediante sus colores, formas y desde luego el portador, pueden fabricar toda una leyenda.

La concepción de este pasatiempo sin legendarios combatientes, es inconcedible.

Aquí los enigmáticos personajes.

El Santo (Rodolfo Guzmán) y Blue Demon (Alejandro Muñoz), sin duda, los más grandes ídolos en la historia. Del primero, nacido en Tulancingo Hidalgo, no se sabe la fecha exacta del debut en las arenas, sin embargo se manejan dos opciones. Para 1934, en la Arena Peralvillo Cozumel el 28 de abril, o probablemente un año después, en el Deportivo Islas en la colonia Guerrero de la ciudad de México. Lo que sí es un hecho, es que para 1930, El “Enmascarado de Plata” utilizó algunos otros nombres: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El Enmascarado, El Incógnito, El Demonio Negro y El Murciélago II.

Contrario a El Santo, sobre Blue Demon se sabe que arrancó su carrera en Laredo, Texas, Estados Unidos, pero bajo los nombres de El Tosco y El Manotas; su debut, un 12 de marzo de 1948.

Pero las emociones que estos dos personajes provocaban en los cuadriláteros comenzaron a crecer cada vez más y más. Así que el ring parecía quedar chico para tan grandes figuras.

El cine fue el siguiente paso para los combatientes enmascarados.

"El Santo contra las momias de Guanajuato" fue un éxito.

Desde principios de los 50´s, con momias, vampiros, científicos locos o extraterrestres como rivales, los luchadores se convierten en auténticos superhéroes de la talla de Superman, Spiderman y prácticamente cualquiera que termine en “man”. Eso sí, lo de “talla” no es literal, pues los “nuestros” cargan con unos cuantos kilitos de más, los cuales no resultan impedimento para siempre dar una tunda a cualquier villano que trate de impedir la libertad de una doncella. El éxito fue tal, que del denominado “Séptimo Arte” las narraciones llegaron a las historietas.

Desde entonces y hasta nuestros días, este deporte-espectáculo, de nacionalidad mexicana, se ha confirmado como uno de los favoritos en el país, pese a la poderosa llegada de la lucha libre estaounidense .

Es a través del talento de los peleadores, tanto técnico como creativo, que todavía se puede ver la Arena México a tope, el Palacio de los Deportes, cuando es requerido, con una muy buena entrada. Incluso, las gracias de personajes como Rey Misterio, Alberto del Río (Dos Caras Junior) o el mismísimo Místico, hoy Sin Cara, llegan a la WWE, empresa dedicada al “Wrestling”, y que difícilmente puede negarse a ser influenciada por la lucha mexicana, que insisto, como ella, no hay otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: