El mejor árbol de navidad

“Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buena, los límites establecidos por la naturaleza” (Hipócrates).

Antiguo árbol más grande del mundo en Río de Janeiro, Brasil

Difícil es pensar en un diciembre sin árboles navideños adornando los hogares de muchas familias, antes que nada me gustaría identificar esto como una realidad, más allá de la creencia religiosa o significado que le de cada uno al árbol navideño. El paso de los años y los grandes cambios que ha experimentado la sociedad han hecho que incluso la navidad sea muy diferente, a partir del siglo XXI esta celebración cambió esencialmente. Especialmente, me refiero al cambio de consciencia en cuanto a ecología y sustentabilidad que le ha traído consigo este siglo a la comunidad. Es imposible generalizar, pero es indudable que las generaciones más jóvenes tienen una nueva forma de pensar en cuanto a problemas ambientales se refiere y hoy en día, prácticamente está relacionado con eso, incluso la navidad.

El simple hecho de seguir una tradición, como lo es colocar y adornar un árbol navideño, se ha convertido en un auténtico dilema, considerando que el planeta ya no está como para lujos de este estilo. En algunas familias prefieren adquirir un pino natural, pues de esta forma no de consume plástico (árboles artificiales) que contamina demasiado, en otros casos prefieren los árboles artificiales, de esta forma sólo lo compran una vez y no hay necesidad de estar talando pinos. Ambas soluciones tienen sus pros y contras que a continuación expondré:

Árboles Naturales

El caso de los árboles navideños naturales es bastante peculiar porque no existe realmente conocimiento de cómo es que se cultivan o producen estos árboles. Primero se debe entender que estos pinos son cultivados con un proceso como el de una fruta o verdura, es decir, están hechos para ser consumidos. Son sembrados en un terreno particular en el que se dejan crecer teniendo en mente que serán talados para cumplir esta necesidad, no forman realmente parte de algún bosque o ecosistema particular y desde un inicio su propósito es claro. La mayor ventaja que representan es evitar el uso de plástico del que están hechos los árboles artificiales, que simplemente no han dejado de producirse a pesar de “sólo tienes que comprar uno”. Otras ventajas de los árboles naturales es que estos cultivos de pinos navideños son hogar de algunas especies animales, además producen oxígeno.

El problema de la tala parece estar “resuelto”, cíclicamente se siembran y se talan pinos navideños para el consumo del año. Sin embargo, esta solución no es del todo convincente, igual se cortan árboles que preferiblemente no deberían sufrir estas consecuencias. Además, en los primeros días del año siguiente es común encontrar árboles navideños muertos por doquier, la cantidad de basura incremente, y es bastante debatible el uso que se le da a un ser vivo como un árbol.

Árboles Artificiales

Este tipo de árboles se supone debían ser la solución tan esperada pues de esta forma se supone ya no se tendría que comprar un árbol cada año, en los años 30’s fueron implementados y esto no ha pasado, la producción de estos productos difícilmente ha bajado. Esta idea intentaba cubrir la necesidad que es detener la tala de árboles, sí es verdad que si todos compraran árboles artificiales ya no habría necesidad de talar pinos navideños cada año, pero según la Asociación Nacional de Árboles de Navidad (EU), las familias únicamente retienen los árboles artificiales durante 6 años.

Los árboles artificiales constituyen un serio problema para el medio ambiente debido a los materiales con que son fabricados. Este tipo de árboles están hechos de metal, plástico, PVC y PE, en pocas palabras, materiales no biodegradables que al ser desechados dañan notablemente al ecosistema. Si se va a preferir uno de estos árboles o ya se tiene uno, es necesario que se le dé el máximo uso posible antes de considerar otra opción, que a esa compra se le exprima lo más posible.

Dos propuestas, árboles un poco más amigables

  • Rentar un árbol navideño

Ésta solución es una especie de mezcla de las propuestas del árbol natural y el artificial. Consiste en que existen organizaciones que rentan pinos navideños en una maceta, estos pinos han sido cuidadosamente cultivados y plantados para que se puedan colocar en la maceta sin dañar la raíz. La familia se pone en contacto con la organización, se ponen de acuerdo en la forma de entrega del árbol y se les enseñan los cuidados que se le deben dar. Una vez que pasan las celebraciones, existen 2 posibilidades, la primera es que la familia siembre el árbol en algún espacio abierto o que la organización recoja el árbol para sembrarlo por su cuenta.

En la Ciudad de México existe la organización Siempre Verde, que se dedica a rentar árboles para luego reubicarlos y sembrarlos. Para más información, pueden visitar su sitio web, su cuenta en Facebook y su Twitter oficial.

Las ventajas que tiene ésta solución es que se evita el uso de los plásticos, y se evita que los árboles simplemente sean un adorno más y se les deje morir. La idea de replantarlos es bastante buena, con ello se favorece la reforestación e incluso puede considerarse un buen detalle familiar para iniciar bien el año.

  • Árbol reciclado-creativo

Esta sugerencia es bastante simple, utilizar la imaginación. Realmente el árbol de navidad está ahí para representar algo, es un símbolo, entonces, ¿porqué no representar ese símbolo de formas mucho más amigables para el planeta? La propuesta es utilizando materiales reciclables, explotar la creatividad y en familia crear un árbol navideño. Es la propuesta más ecológica posible y ciertamente puede ayudar a fortalecer los lazos familiares pasando un buen momento. La idea de utilizar materiales reciclables es que de todas formas esos ya los tenemos y se van a convertir en basura, se les puede dar un uso para cubrir una necesidad antes de completamente desecharlos. Para los adornos de su árbol de navidad pueden hacer lo mismo, hay una gran gama de posibilidades, sólo es cuestión de que quieran hacerlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Alberto Vega/ @Betovegaa

Anuncios

Comments

  1. Arbolito y yo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: