El otro Afganistán; consecuencia del conflicto

“Se tardan veinte o más años de paz para hacer  a un hombre, y bastan veinte segundo de guerra para destruirlo”.

Balduino I (1930 – 1993)  Rey de Bélgica

Afganistán. “Se tardan siglos en construir un pueblo, un país y bastan 40 años de guerra para destruirlo”. Terrorismo, guerra civil, inseguridad, lucha, violencia. Apuesto a que hemos pensado en estos conceptos cuando escuchamos nombrar o vemos alguna referencia hacia Afganistán, sin embargo pensamos en ellos debido a que nos llegan a través de los medios de comunicación (determinados en su mayoría por Occidente) y no existen espacios para conocer más a fondo la cultura de este pueblo. A pesar de esto, esta nota no tiene como finalidad entablar argumentos en pro o en contra de teorías de conspiración políticas o de manipulación de la sociedad mediante los medios. No. Su finalidad reside en brindarle al lector una perspectiva distinta del pueblo afgano, quien de facto vive bajo los conceptos antes mencionados.

Es preciso conocer generalidades acerca del pueblo afgano y de la historia que éste ha padecido a lo largo de los años. En cuanto a geografía, Afganistán es un país sin salida al mar ubicado en el corazón de Asia y comparte una entidad religiosa y etno-lingüística con sus vecinos. Limita al sur y al este con Pakistán, al oeste con Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, al norte con Tayikistán y al noroeste con China. Su población es de 25 millones de afganos, cuya esperanza de vida es de 44,6 años, siendo el país número 181 de 191 en la escala de esperanza de vida (México: 76.0 años, Chile: 76.9 años).

Fuente: María José Vargas Quiros

El principal grupo étnico es el de los pastunes con un 38%, seguido de los tayikos con un 25% y los hazaras con un 22%. Referente a los idiomas oficiales, en Afganistán son el persa afgano o dari (hablado por un 50% de la población) y el pashtun (hablado por el 35% de la población). Los afganos son predominantemente musulmanes, de donde un 80% son sunníes y el 20% son chiíes, sin embargo también hay minorías budistas, hunduistas y sijis.

En Afganistán, miles de personas carecen de alimentos, vivienda y asistencia sanitaria, hecho que aunado a los conflictos políticos en el país forzó a una tercera parte de su población a huir hacia Pakistán en Irán en los años de 1979 al 2000. ¿Qué conflictos políticos se han suscitado en Afganistán?

Desde finales del Siglo XIX, el Imperio Británico tuvo especial interés y una importante injerencia en los asuntos internos y de relaciones exteriores de un tambaleante Imperio Afgano, suscitándose entre estos dos, tres guerras en un periodo de 70 años. En el año de 1919, el rey Amanullah Khan declaró Afganistán como un estado soberano e independiente, hecho que se consolidaría con una gira emprendida por éste por Europa y Turquía para establecer relaciones con la comunidad internacional. Posteriormente, Mohammed Zahir Shah le sucedió en el trono y gobernó de 1933 hasta 1973. Durante este tiempo, la agenda internacional de Afganistán comenzó a marcar el camino que llegaría a determinar la historia de todo un pueblo. Por ejemplo, Afganistán se mantuvo neutral y no participó de ninguna forma durante la Segunda Guerra Mundial y del mismo modo no se alineo durante la Guerra Fría, de hecho, el país asiático se benefició de tal conflicto al permanecer en disputa por ambos países por ver quien construiría las principales carreteras, aeropuertos e infraestructura vital del país. En los años 60’s y durante la revolución hippie, Afganistán constituyo un destino interesante para todos aquellos jóvenes que buscaban conocer el mundo.

En 1973, el entonces Primer Ministro, Daoud Khan, encabezó un sangriento golpe de estado que terminaría en el nombramiento de este como el primer Presidente de Afganistán. Sin embargo tal periodo “democrático” no duro mucho puesto que en 1978 se presentó un nuevo golpe de estado. En abril de dicho año, un miembro prominente del partido popular democrático de Afganistán fue asesinado en circunstancias extrañas, hecho que causó paranoia en el partido al suscitarse la hipótesis de una probable represión por parte del gobierno con el fin de desaparecer el partido. Acto seguido, se desarrolló un golpe de estado que terminó con la vida del presidente Daoud Khan y el de toda su familia. Encabezados por Mohammad Taraki, se suscitó en Afganistán una “purga”, en donde la élite tradicional, las autoridades religiosas y los grupos intelectuales fueron torturados y asesinados a la par que se declaraba la igualdad de géneros y se introducía a la mujer en la vida política. La revolución entonces, se declara con tintes marxistas.

Vista de las afueras del Palacio Presidencial un día después de estallada la revolución Marxista en 1978. Fuente: Wikimedia Commons.

Como parte de su estrategia durante la Guerra Fría, la Unión Soviética decide enviar 100,000 soldados para brindarle solidez y seguridad al régimen marxista establecido por el golpe de estado. A la par, los Estados Unidos organizaban grupos de mercenarios en Pakistán para causar inestabilidad y guerra civil entre los afganos a la par que se reforzaba la seguridad en Pakistán, previendo cualquier ataque soviético. Expertos en la materia refieren que durante esta época, los Estados Unidos entrenaron y armaron a los talibanes con el fin de crear una guerra de guerrillas cuyo fin era expulsar a los soviéticos de Afganistán. Por presiones internacionales y un gran número de muertes entre sus filas, en el año de 1989, la Unión Soviética se ve obligada a retirar sus tropas después de una guerra que duró 10 años y que dejó más de 1 millón de afganos muertos, principalmente civiles. Otros 6 millones huyeron del país hacía Pakistán e Irán y algunos otros hacia la Unión Europea y los Estados Unidos.

Tropas soviéticas se retiran de Afganistán en 1989. Fuente: Wikimedia Commons

Posteriormente se inició una guerra civil de 7 años que “culminó” con la instauración de un régimen por parte de los talibanes basado en la Sharia (Código detallado de conducta donde se refieren normas relativas a los modos de culto, criterios de la moral y la vida, cosas permitidas o prohibidas y reglas que separan el bien y el mal) en 1996. Durante los 5 años siguientes, se infiltró en Afganistán el grupo terrorista Al Qaeda de Osama bin Laden, a quien se le atribuyen los actos terroristas del 11 de septiembre del 2001. Durante este tiempo, Afganistán se vio sumergido en una crisis humanitaria que amenazaba a todo el pueblo afgano, inmerso en conflictos por muchos años. Los atentados terroristas en suelo estadounidense, causaron una intervención militar internacional en territorio afgano, aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, con el fin de terminar con las células terroristas de Al Qaeda y dar con el paradero de bin Laden. Sin embargo, a 10 años de tal intervención, ni los esfuerzos de la OTAN ni las tímidas acciones del gobierno afgano, han conseguido estabilizar al país, que aún se encuentra inmerso en una situación de guerra constante desde el comienzo de la intervención, destacándose los atentados suicidas que se presentan en distintas partes del territorio afgano y que tienen como fin causar mayor inestabilidad en el país.

Sin embargo, podemos preguntarnos: ¿Qué sucede con su pueblo? ¿cómo viven en estos momentos? Con el fin de mostrar retratos del día a día de Afganistán y de sus paisajes, Lukas and Salome Augustin (© Augustin Pictures) prepararon un pequeño clip para ilustrar una realidad que no llega a los medios de comunicación convencionales. Dicho clip no dura más de 6 minutos, así que tómense un tiempo, relájense, pongan en pantalla completa el video y disfruten este clip que nos permite conocer más al pueblo afgano y la realidad en la que han vivido inmersos desde hace décadas.

Nemo el Capitán

Anuncios

Trackbacks

  1. […] Afganistán ha tenido momentos difíciles, desde hace más 40 años, pues ha tenido acontecimientos que han desestabilizado su política y sociedad. Por ser un país con gran importancia geoestratégica, a lo largo de la historia las potencias se han interesado en él, dando como resultado intervenciones e invasiones en el país. Para saber más de la historia de Afganistán: el-otro-afganistan-consecuencia-del-conflicto […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: