Haz el té, no la guerra

Ya sé que en este humilde establecimiento debería estar promocionando el café imaginario, pero para la gente que aún no cae en la irremediable adicción, también un té a las cinco es aceptable.

De hecho el té, y no el café, es la segunda bebida más popular del mundo. Esto se ve muy marcado en países como Inglaterra, aunque no tanto en México. He conocido a mucha gente que simplemente pasa de largo ante esta bebida. La consideran poco más que agua pintada, sin chiste. Tal vez sea porque no han encontrado al té correcto.

El té es una infusión hecha tradicionalmente con las hojas secas y tostadas de la planta del mismo nombre. Así, el té blanco, verde, negro y oolong tienen exactamente la misma planta de origen, pero diferente proceso que los hace tener un aroma, textura, color y sabor distinto.

Proceso del té

Sin embargo, lo que hoy en día conocemos como té se puede hacer prácticamente con cualquier flor, fruta o corteza, como la jamaica, la papaya o la canela. Hay un té para cada gusto: Aromático, frutal, relajante, para despertar.

Su modo de preparación también es particular. Los tés originales (blanco, verde, negro y oolong) saben amargos si se dejan en el agua más tiempo del necesario, por ejemplo. Se deben preparar con el agua a punto de hervir. La cantidad de té depende de cada quien, como el café, aunque es recomendada una cucharada por taza.

En cuanto a los beneficios del té, podría decir que el blanco  previene la obesidad, el verde reduce el riesgo de contraer cáncer de esófago, o que una taza de té negro contiene más antioxidantes que seis manzanas rojas, pero lo que más me fascina sobre el té es que siempre te hace sentir mejor. Parece la solución a todos los problemas, o por lo menos un momento de serenidad antes o después (o las dos) de un agotador día.

Tea Inventory, de la galería de euphbass

¿Estás enfermo? Toma té.

¿Tienes sueño? Toma té.

¿No tienes inspiración? Toma té.

¿Estás feliz? Igualmente, tómalo.

En esta época de invierno, y de hecho hasta en verano, el té es el acompañante ideal. Caliente o helado, negro o de manzanilla, en taza, en vaso o en termo, para tomar en el camión hacia la escuela o el trabajo, o para disfrutar en tu casa mientras lees un buen libro, toma té y recuerda que la vida se construye a cada momento. No te estreses.

Me despido con una frase que encontré en un sitio de amantes del té:

Haz el té, no la guerra.

Anuncios

Trackbacks

  1. […] La Redacción escribió un breve artículo sobre la cultura del café, Héroe sin empleo escribió para los amantes de té, y aquí mismo se ha recomendado una cafebrería. En esta ocasión me gustaría compartir con […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: