¿Este tenedor para qué es? Segunda Parte

Como continuación del post anterior, les mencionaré para qué sirve cada cubierto y cuando es correcto utilizarlo. Primero empezaremos por los cuchillos; los cuchillos empezaron en los tiempos precámbicos, y éstos fueron usados por el homo habils, hechos casi en su totalidad de piedra. No fue sino hasta la edad media cuando se utilizaron realmente como utensilios para comer y en el “siglo de oro”, gracias a la revolución industrial, fue cuando se empezaron a fabricar con acero y hierro.

Existen diferentes tipos de cuchillos. Los puedes encontrar a la derecha del plato y siempre con el filo orientado a éste. Si se presentan los cuchillos de carne y pescado al mismo tiempo, siempre encontrarás el cuchillo de pescado más alejado del plato. El más común y simple es el cuchillo de mesa, éste es fácilmente reconocible puesto que su punta es redonda, y su uso no está definido pues se puede usar para la mayoría de los casos. A pesar de ser el más general, éste cuchillos no pueden ser utilizado en todos los casos, puesto que hay coacciones especificas donde se usan cuchillos diferentes. Uno de estos cuchillos es el cuchillo de carne,  que se utiliza únicamente para la carne. Se puede identificar ya que acaba en punta y está lo suficientemente afilado para cortar tal comida.

Luego está el cuchillo para pescado, que a diferencia de los demás no tiene filo y su forma es más de una paleta ojival. Es importante remarcar que no lleva filo y que no debe de ser utilizado para “cortar” sino para “desmenuzar” la carne de pescado, que usualmente es muy suave y fácil de separar. A continuación están los cuchillos que no sirven justo para los platos en sí, sino para complementos. El cuchillo del pan, puede acabar en forma de roma o en punta, debe de ser los suficientemente afilado para cortar pan crudo. El cuchillo de queso, con punta curva y los suficientemente afilado para cortar diferente tipos de queso y que los pedazos de éstos no se queden pegados al utensilio, usualmente lleva “agujeros” en el borde. El cuchillo de la mantequilla, es parecido al del pescado pero con punta redonda, es fácilmente reconocible por su tamaño.

Por otra parte están las  cucharas. Su origen no está definido, pero se conoce que en varios imperios orientales, como el otomano, ya existían y se utilizaban éstas, conformadas por materiales metálicos y de madera. Está situado a la derecha, junto al cuchillo (a la izquierda de éste), con la concavidad hacia arriba. La cuchara de sopa (china), la más común, se especifica por su concavidad especial para soportar la sopa. Están también la cucharas para líquidos, como la del café (Países británicos) y la del té (España), éstas son pequeñas y delgadas. La cuchara del postre (Países británicos) es una de tamaño intermedio (más pequeña que la de la sopa, pero más grande que la de los líquidos) y es utilizada para postres pequeños. La cuchara de salsa y de azúcar son pequeñas y siempre estarán acompañadas con sus elementos respectivos.

Por último están los tenedores, que son los más recientes. Éstos son introducidos por la cultura occidental, ya que en la cultura oriental se utilizan y utilizaban comúnmente los palillos. Siempre están del lado izquierdo del plato y están junto a la servilleta; si se sirven los tenedores de pescado y carne simultáneamente, puedes encontrar el del pescado del lado más alejado del plato. El tenedor de mesa es el más común. Éste puede ser utilizado para la mayoría de los casos (incluyendo la carne) y está compuesto por tres dientes (o picos). El cuchillo de pescado se diferencia por tener un diente más (cuatro, en vez de tres) y es más plano. Otro tenedor para criaturas marinas, es el de los mariscos y éste el más pequeño, su uso más general es el de las ostras. El tenedor de postre es el segundo más chico y es ligeramente más alargado y ligero, su filo es deficiente. El tenedor de verduras es más delgado y sus dientes (cuatro) están muy unidos. Un tenedor especial es el trinchados, que se diferencia por ser muy grande y por tener solo dos dientes; es utilizado únicamente para el uso de corte de carnes.

Ahora que ya tienes la información suficiente para comer de forma correcta y de ser capaz de brindar muchos datos interesantes durante la plática, toma tu copa, levántala y celebra que la noche es joven.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: