El hombre Safari

“Una de las glorias de la civilización sería el haber mejorado la suerte de los animales”.

Théophile Gautier (1811-1872) Poeta, crítico y novelista francés.

Tal vez todo se originó de la falsa creencia religiosa que afirma que el mundo fue hecho para uso y beneficio pleno del hombre o tal vez de nuestra evolución y posterior dominación de la naturaleza, pero es claro que vivimos en constante transgresión de la naturaleza. Es cierto, tal transgresión es un reflejo de nuestra sociedad actual pues existen claros y diversos ejemplos de sociedades antiguas que vivían en “paz” y equilibrio con la naturaleza. Por ejemplo podemos mencionar a los huicholes en México, los amazonas en Brazil o las culturas nativas de los Estados Unidos, sin embargo, éstas se vieron rápidamente devoradas por las sociedades modernas que poseían la tecnología de dominación suficiente para imponer sus estilos de vida. De este modo es como hemos visto, la mayor parte del tiempo con ojos apáticos, la dominación y destrucción de centenares de ecosistemas así como la extinción de numerosas especies (tan sólo en este año se reportó la extinción de 25 especies).

En años recientes, 30 años, han aparecido a lo ancho del mundo distintas organizaciones no gubernamentales que han logrado concientizar poco a poco a las sociedades acerca de su impacto en la naturaleza. Es por ello que a partir de dichos esfuerzos, conceptos como “reciclaje”, “sustentabilidad”, “eco-friendly”, “reforestación” se han vuelto parte de nuestro lenguaje diario. Sin embargo, en ocasiones parece que la conciencia sobre el medio ambiente se vende al público en módicos precios o en pagos sin intereses pues ha formado parte de estrategias de mercadotecnia y publicidad para fomentar el consumo y no disminuirlo, aumentar la vida útil de los productos o cambiar el tipo de energías y materiales usados durante el proceso de fabricación.

Marius Coetzee, profesional y líder de expedición en safari, ha realizado por más de 11 años distintos viajes a lo largo y ancho de África con el fin de plasmar en fotografías la vida animal que aún se conserva, en su hábitat natural, en dicho continente. La intención de brindarle este espacio a Marius es con el fin de que seamos conscientes que no estamos solos en este planeta pero que pesa sobre nosotros una gran responsabilidad para salvaguardarlo. En esta ocasión les presento uno de los foto-reportajes de Coetzee sobre la vida animal en países como Namibia, Zambia y Uganda.

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Fuente: My Modern Met

Así es, hay algo allá afuera además de nuestra propia sombra.

Nemo el Capitán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: