Si Gandhi tuviera Facebook

“El problema no es la web, el problema no es Facebook ni MySpace ni Twitter ni ninguna de las redes sociales El problema es que abandonamos el sueño de cambiar el mundo”  blogger anónimo

Amigos, si están leyéndome, es porque en este preciso momento tiene acceso a internet o  tal vez  lo habían guardado o alguien se los esté enseñando, pero de cualquier modo tuvieron que estar “online” para leerme.

Me resulta fascinante el tema de la tecnología y papel preponderante y hasta imprescindible que tiene en nuestras vidas cotidianas, siendo los nuevos medios de comunicación unas herramientas poderosísimas para difundirnos. Después encontré en la red un blog de Nexos donde invitan a imaginar qué pasaría si Sor Juana tuviera Facebook y explican brevemente algunos detalles con los que probablemente Juana de Asbaje gestionaría sus redes sociales. Por ello, en un rato que tuve libre me puse a imaginar qué hubiera pasado si el mayor activista político, abogado de profesión y  ferviente predicador de la paz hubiera tenido acceso a internet:

Mahatma Gandhi

Si Mohandas Karamchand Gandhi tuviera Facebook seguro no jugaría Zombies vs Plants, en lugar de eso, pasaría su tiempo labrando la tierra en Farmville o en algún otro juego que le permitiera llevar una vida virtual lejos de cualquier manifestación violenta simulada. También aceptaría todas las solicitudes de amistad y muy probablemente se suscribiría a las actualizaciones de las iglesias, templos, centros de meditación o a cualquier página que defienda una religión; cuando la gente le preguntara ¿Por qué es fan de todas las religiones en Facebook? Gandhi contestaría de manera sensata: “porque yo soy tan hindú como musulmán, soy tan cristiano como budista; todas las religiones confluyen en Dios y yo venero a Dios, yo lo sigo a él y él está en todas ellas. Yo practico todas las religiones o ninguna.”

También es probable que organizara eventos de desobediencia civil y hasta publicaría fotos de los eventos pacíficos (no pasivos) que promoviera.

Seguramente, por su avidez intelectual y buen manejo de la palabra, tendría Twitter y en su cuenta publicaría muchas frases que ayudaran a entender su ideología, pondría retweets en las timelines de Tolstoi y Henry David Thoreau y, todos los viernes, desde su Blackberry daría #FollowFriday a quien lo trolleó durante la semana, esto con la consigna de ayudarlos a ver su injusticia a través de la respuesta pacífica del activista. Sería el desarrollador de hashtags como #miércolesdetejertupropiaropa o #comeréhastaque…

En fin, en mi opinión sería más que deseable que lo antes dicho no fuera sólo una disertación caprichosa del humano que ahora escribe, sino más bien, una realidad tangible. Aclaro, no para burlarnos, sino porque (y con esto cierro) si podemos imaginar a un Gandhí poniendo en su wall “Ojo por ojo y el mundo acabará ciego” o tuiteando “Sé tú el cambio que quieras ver en el mundo”, pensemos que escribiría un Einstein, un José Martí, un Emiliano Zapata o, ¿por qué no?, Jesucristo.  Cerremos esta idea soñando con un treintón barbado platicándonos su versión de los Evangelios en microentregas de 140 caracteres. #OHMAN!

Por mí, el blasfemo Carlos Dávila

Anuncios

Comments

  1. Jaquie Moreno says:

    Love it… ❤ love u…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: