Ensayo sobre la Congruencia

“Soy más coherente cuando estoy callado”

Samuel González, mejor conocido como “Changoleón”.

Mucho ya les he hablado sobre la importancia que tienen nuestros actos cotidianos (desde el hábito más insignificante) a la hora de definir nuestra identidad. Dicho de otro modo, si logramos hacernos de costumbres  que desde nuestra óptica son características de alguien que es como queremos ser, estamos ya en el sendero que nos llevará a materializar y acortar las distancias entre dicha imagen arquetípica y nuestra realidad (entendida como la traducción parcial, subjetiva y limitada del mundo que percibimos con los sentidos).

Ahora bien, después de en varias entregas haber explicado términos como “patrones repetitivos”, “arquetipos” y demás,  podemos entonces llevar a una circunstancia práctica las creencias estipuladas en ediciones anteriores de esta columna, para esto, se me ha ocurrido categorizar la manera en que entiendo algunos tipos de congruencia y sus consecuencias.

Modelo de congruencia interpersonal y condicionada:

(Utopía del amor congruente)

i. Sujeto A decide cortejar con Sujeto B.

ii. Sujeto B acepta conocer de manera honesta a sujeto A.

iii. Ambos sujetos deciden que llevarán una relación debido a que tienen muchos rasgos en común, es decir, encuentran los puntos donde convergen y, convencidos de su empatía, establecen un código de conducta que les es cómodo y marcará la pauta para la acción interdependiente.

iv. Sujeto A comprende que la relación directa y coherente que mantenga para todo lo que piense, haga o diga de sujeto B fortalecerá para consigo mismo la creencia que tiene de su relación.

v. Así que, en tanto que la congruencia en el actuar de ambos sujetos siga por la misma línea, estos podrán estar juntos y cada vez intimar más y más, conocerse a sí mismos y concluir en que lo que existe entre ambos es amor y que “nada puede separarlos”.

Falta de congruencia por miedo, autocastigo. (Boicotéo)

A este apartado le tengo especial cariño, pues al leerlo noto que es el más común y sobre todo el que más trabajo cuesta de aceptar y eventualmente manejar.

Este modelo, en específico, tiene variantes, pero de manera general podemos decir que son tres, según el momento de la relación en el que se manifieste:

A)     Antes de la relación:

1.1 Sujeto A comienza a interesarse por Sujeto B y este corresponde.

1.2 Se genera buen ambiente, pero cuando se está cerca de formar tejidos interpersonales significativos, surge incertidumbre y “aparecen“ mil razones por las cuales A se convence de porqué no debe estar con B, se puede inventar un problema, una justificación, una culpa atribuida ya sea a sí mismo, a B o incluso a alguien externo que para A sirva de pretexto. (*nota: La acción y medidas que A lleve a cabo para no formar tejidos sociales que lo vulneren pueden variar según el nivel de inteligencia de A, a mayor capacidad intelectual, más elaborado será el cuento que legitime su cobardía disfrazada de sensatez).

1.3 El sujeto A será capaz de crear las situaciones más engorrosas y los escenarios más complejos para validar su teoría de que es una víctima.

1.4 En el mejor de los casos, el sujeto A comprende, quizás después de muchos desencantos que más vale intentar y dejar el ego a un lado.

B) Durante la relación:

2.1 Puede que Sujeto A sea capaz de entablar la relación con Sujeto B, sin  embargo, en poco tiempo comenzará a creerse que si “engaña” no pasa nada, estará más que convencido que no hay correlación entre su vínculo afectivo con Sujeto B y los efímeros placeres que pueda darse con algún sujeto X y parcialmente tendrá razón; pues con sus acciones no estaría afectando en ninguna medida a Sujeto B, sino más bien, a sí mismo, comprobándose (ante sus ojos) que no es capaz de ser un individuo honorable, evidentemente, como no podrá confiar sus affaires a Sujeto B, tendrá que iniciar una red de mentiras que desembocará en una hábito a mentir, que se arraigará tanto en lo profundo del individuo que cuando trate de dejar de mentir, no podrá hacerlo fácilmente (pues no hacer algo que siempre ha hecho va en contra de quien es).

Ahora, visto desde la perspectiva del congruente, es decir, Sujeto B:

Sujeto B podrá estar muy feliz, entusiasmado, enamorado, ilusionado y esperanzado con el futuro de aquella relación, pero Sujeto A carecerá de congruencia, su juego mental se derribará y (cual si viéramos una gráfica) la curva de comportamiento que corresponda a “A” por sus actos incongruentes tendrá distinto forma de la lineal de B, por tanto, en un plano matemático (metáforas de la realidad), tampoco tendría cabida la cercanía entre dos líneas que tienden a trayectorias distintas y por más que A desee estar con B y B con A, el funcionamiento universal no permitirá dicho escenario.

(continuará…)

Este es un tema extenso, sin duda también, con muchas aplicaciones prácticas, por ello, invito al lector que reflexione con respecto a su vida en qué momento la congruencia le ha hecho dar de tumbos por la vida, pregúntese ahora ¿En qué ámbito de mi vida no soy congruente?, después de hacerlo, permítame agradecer su tiempo de lectura y exhortarlo a que lea la próxima entrega sobre la congruencia que vendrá el Viernes 9 de Febrero en punto de las 00:00 horas.

Sin más, y de manera congruente, me despido .

Carlos Dávila

Anuncios

Comments

  1. Amigo, siempre tratando de explicar con lógica lo que a veces es incomprensible. Y puede que sea así por alguna razón: a algunos nos gusta maravillarnos todavía con la estupidez humana, sus errores en el pensamiento, su incapacidad para conocer lo mejor y elegir ello. Sin embargo, interesante y muy buena reflexión acerca de un punto clave y ausente en nuestras sociedades.
    Recibe de vuelta un abrazo congruente y disfruta tu fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: