De policías y ladrones

“No cabía la menor duda que se había calumniado a Joseph K., ya que, sin que hubiera hecho nada malo, fue detenido una mañana”. (Franz Kafka, El Proceso).

El pasado fin de semana, el ciclista español, Alberto Contador, fue sancionado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), la multa es una suspensión de 2 años (con efecto retroactivo) y la destitución del Tour de Francia que ganó en 2010 y cualquier logró a partir del 25 de enero del 2011. El motivo de dicha sentencia, es que el TAS resolvió que Alberto Contador es culpable de doping, particularmente, positivo en clembuterol (sí, esa sustancia extraña de la que todos los mexicanos han oído hablar porque se supone está en los tacos). En los últimos meses, Contador vivió una auténtica persecución por parte de dicha autoridad deportiva. Se le realizaron muchos estudios, se le ha vigilado de cerca, a Contador no se le ha probado alguna culpabilidad, sin embargo tampoco se le reconoce como inocente.

El principal argumento en defensa que tiene el ciclista español, es que adquirió esa sustancia por carne contaminada que consumió en su país. (Mismo caso que los futbolistas mexicanos, quienes finalmente fueron exonerados). Suena bastante convincente, pues en muchos países se utiliza el clembuterol para engordar al ganado y aumentar la producción de carne. El argumento en contra que tiene el TAS, es que en España no se tienen muchos casos de clembuterol, por ello suena sospechoso que a Contador le haya sucedido.

Alberto Contador es un ciclista de 29 años de edad, inicio su carrera a los 16 años, es el español más joven en ganar un Tour de Francia. Por si fuera poco, es el único corredor de su país, que ha ganado las “Tres grandes vueltas” (Francia, España e Italia), ha ganado 2 veces el Tour de Francia (2007,2009), 1 vez el Giro de Italia (2008) y en una ocasión la Vuelta a España (2008). También, ganó la Bicicleta de Oro durante 3 años seguidos, de 2007 a 2009. A mí me resulta difícil creer que un deportista de esta talla, tenga que probar su inocencia y que se le trate como un auténtico ladrón.

Es increíble que en la actualidad se maneje de esa forma despótica una autoridad, del tipo que sea. Alberto Contador no es el único caso, también lo podemos aplicar fácilmente a la sociedad mexicana y el famoso documental de “Presunto Culpable”. En nuestros días, ya no se nos tiene que probar la culpabilidad, más bien, tenemos que probar nuestra inocencia. Es como si viviéramos un Proceso como el que en su momento describió Franz Kakfa en su novela titulada de la misma forma. Una mañana simplemente somos culpables de algo y es prácticamente imposible probar lo contrario. Alberto Contador se ha convertido en un Joseph K. más.

El resultado final de la resolución es que a Contador se le quitará el título del Tour de Francia de 2010, además, podrá competir nuevamente hasta el 6 de agosto de 2012, por lo que se perderá el Tour de Francia de 2012 y los Juegos Olímpicos de Londres. Incluso me atrevo a decir que se está atentando contra la exitosa carrera de este deportista. En estos tiempos todo parece resumirse a un sistema de policías y ladrones. Si esa es la temática, todos somos culpables, todos somos Joseph K. Finalmente, lo único que me queda por decir es:

Ánimo, tocayo.

Por: Alberto Vega/ @betovegaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: