El hombrecillo dorado

El día de mañana, 26 de febrero, se llevará a cabo la 84° entrega de los premios de la Academia de Hollywood; los que todos conocemos, cual amigo de la infancia, por su nombre de pila: los óscares. Ya sea para poder ganar la quiniela familiar, o bien para poder tener algún tema de conversación en estas horas precedentes al evento, o quizá porque en realidad le importa e interesa, le comparto a usted algunas de mis predicciones y un dato interesante sobre la ceremonia de este año.

Predicciones

  • Por mucho que Demián Bicihir sea el Chicharito 2.0, adorado en el mundo entero y visto como el más digno representante de México, su buena actuación en “Una Vida Mejor” (una película con bajísimo presupuesto y bajo la dirección de alguien responsable de una de las películas de Twilight; razón por la cual no generó mucha atención a la hora de su estreno) no será suficiente para imponerse en la categoría de Mejor Actor.

    Demián Bichir, George Clooney y Brad Pitt en el Almuerzo de Nominados

  • Pero lo interesante es que no será una súper-estrella como Brad Pitt quien le arrebate la estatuilla, ni siquiera un actor con una grandísima trayectoria como Gary Oldman, sino que la pelea principal será entre el magnetismo hollywoodense de George Clooney y la magnífica y sumamente difícil de lograr actuación de Jean Dujardin, el protagonista de “El Artista”. Las posibilidades de éste último de ganar son casi todas.
  • En el rubro de Mejor Actriz, la batalla principal estará entre, de nuevo, el poder atrayente de una estrella adorada como lo es Meryl Streep (“La Dama de Hierro”) y la actuación profunda y emocional de Viola Davis (“Historias Cruzadas”). El pronóstico se inclina mucho más hacia Davis y su interpretación de una sirvienta en el racista sur de los Estados Unidos hace no tanto tiempo.
  • Continuando con las categorías de actuación, parece que el óscar está más que asegurado para Christopher Plummer por su trabajo en “Beginners: así se siente el amor”. Pueden apostarle sin temor a este octogenario actor secundario.
  • Finalmente, mejor actriz secundaria caerá muy probablemente en las manos de Octavia Spencer, compañera de fórmula de Davis en “Historias Cruzadas” (en general, un elenco sumamente efectivo que incluso se hizo acreedor del premio que otorga el gremio de actores mismo), quien trasciende lo cómico de su personaje para brindarle una humanidad inesperada y realmente bienvenida.
  • El otro mexicano nominado al óscar, Emmanuel Lubezki por “El Árbol de la Vida” tiene amplias posibilidades de ganar y que se reconozca así un trabajo en Hollywood que ha recibido elogios de parte de múltiples directores y cinefotógrafos como él. “El Árbol de la Vida” es un poema visual, una película donde cada fotograma constituye una bellísima imagen por sí misma, cuidada, con un uso de luces, colores y contrastes que no tienen igual entre los nominados, o para tal caso, entre muchísimas otras películas que en el pasado se han llevado el premio. Sin embargo, puede sufrir por la comptencia y el “carro ganador” que supone la película de “El Artista”, que, filmada en blanco y negro, también posee una belleza única que bien podría ser premiada por los miembros de la Academia.
  • Mejor película animada irá a parar, de manera casi segura, en las botas de Rango, de Gore Verbinski. Apoyada por un guión efectivo, efectos visuales complicados, una estética de lo grotesco y un gran uso de la voz de Johnny Depp, Rango servirá para romper el patrón que prácticamente obligaba a entregar este óscar al estudio Pixar, que este año no anduvo tan fino con “Cars 2”.
  • Por último, y para no agotar la lista de nominados y por ende su tiempo, la estatuilla dorada para la Mejor Película descansará a partir del lunes en la colmada repisa de los hermanos Weinstein, productores responsables de “El Artista” de Michel Hazanavicius, que probablemente se lleve el galardón al Mejor Director también, venciendo a mastodontes de la cinematografía como Martin Scorsese, Steven Spielberg y Terrence Malick. “El Artista” es una magnífica película silente y en blanco y negro: una apuesta sumamente interesante, refrescante y deliciosa, un oasis entre tantas explosiones y Transformers. Un merecido triunfo.

Epílogo Kodak

  • La bancarrota de la empresa fotográfica Kodak ha obligado a que se cambie el nombre del teatro donde año con año se llevan a cabo estos premios. En su lugar, el inmueble ha sido rebautizado como el “Hollywood and Highland Center”. Si quiere saber más sobre la quiebra de Kodak, pinche aquí.
  • Por cierto, 7 de las 9 películas nominadas al máximo premio se filmaron con rollos de película Kodak.

Así, entre la crisis, el glamour, los mexicanos y Billy Crystal como anfitrión (después de que Eddie Murphy se retirara del proyecto a la mitad) los óscares volverán a mantener pegada al televisor a buena parte de la población mundial y cinéfila, esperando que este año no se aparezca James Franco vestido de mujer. Hay que elevar el espectáculo.

Anuncios

Trackbacks

  1. […] en fin, toda la industria del cine (que fueron nominados) esperan recibir el tan preciado “hombrecillo dorado.” Es una gran noche para Hollywood en la que todo se detiene. Entre todo lo que sucede en esa […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: