Explorando lo absurdo

A lo largo de la historia, al menos a partir del siglo XVI, el nombre de William Shakespeare resuena como símbolo máximo e insuperable de la literatura inglesa, tanto él como sus obras se han consagrado como patrimonio de la cultura universal. Y no nos metamos a discutir si es un mito (como Sócrates), si fueron varios autores, si su lenguaje era vulgar, si hay autores mejores que él,… no, nada de eso; en esta ocasión hablaremos de su trabajo, más específicamente de su obra Hamlet.

Para los que no lo han leído, seguramente al menos han escuchado de qué se trata; un hijo que finge demencia y que quiere vengar a su padre muerto, cuyo hermano está durmiendo con la viuda, mientras que una loca Ofelia se enamora y se suicida por su amor incorrespondido, ¿verdad que si les suena? Hasta Los Simpson han hecho parodia de esta obra, (y si no la conocen, aquí un pequeño video que ejemplifica muy bien de lo que se trata.)

Ahora, hablando del trabajo de William Shakespeare, que sabemos ha servido como modelo ejemplar para muchos escritores, influyó a un escritor de teatro en particular, un exponente del teatro del absurdo llamado Tom Stoppard, quién escribió “Rosencrantz And Guildenstern Are Dead”. Esta obra se basa en los personajes secundarios de Hamlet, Rosencrantz y Guildenstern. En resumen, dichos personajes son amigos de la infancia de Hamlet, enviados a descubrir si éste estaba loco y más tarde a que lo entregaran con el rey de Inglaterra para que lo mataran, pero las cosas salen al revés y ellos mueren.

La perspectiva “Stoppardiana” (término utilizado para describir trabajos que son tanto inteligentes como de comedia y que abordan conceptos filosóficos) desgloza de manera muy interesante, la personalidad de Hamlet que se encuentra dividida entre la inteligencia de Guildenstern y el ingenio de Rosencrantz, exponiendo diferentes cuestionamientos, principalmente sobre la muerte y la memoria; es una obra que yo les recomendaría mucho leer, pero sé que  no es tan fácil de conseguir, así que mejor les recomiendo que vean la película.

Así es, hay una película de 1990 que se llama “”Rosencrantz And Guildenstern Are Dead” protagonizada por Tim Roth (de la serie Lie to me, y las películas Perros de Reserva, Pulp Fiction, El planeta de los Simios,…) interpretando a Guildenstern, y al maravilloso Gary Oldman (Sid and Nancy, Drácula, El quinto Elemento, Harry Potter, Batman…) como Rosencrantz, y además dirigida por el propio Tom Stoppard. El problema es que también puede ser difícil de conseguir, ya sea por que es “vieja” o por que no es tan conocida. No es que yo esté a favor de la piratería o en contra de los derechos de autor, pero alguien muy amablemente pudo subirla por partes a Youtube.

Les dejo aquí la primera parte, pero sobre todo les recomiendo que la lean y que vean la película completa, vale muchísimo la pena. Espero que la disfruten.

Y si quieren seguir viéndola por Youtube, aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: