Sí, esto es un hombre

Si esto es un hombre, Editorial Quinteto; melibros.com

Antes de comenzar a hablar sobre este libro, es preciso hacer una aclaración. Lo que pueden encontrar en esta gran obra no es ficción por más que lo parezca. Todo es real. Y digo “es”, en vez de “fue”, porque sigue estando ahí, no podemos dejarlo atrás. Normalmente cuando una obra tiene cierto grado de crudeza, se le clasifica como no apta para cierto tipo de público sensible. En este caso no existe eso, sería un error darle la espalda a este relato. Esta historia se titula Si esto es un hombre, pues es un recuento en el que a través de sus memorias, un superviviente del Holocausto busca definir si realmente sigue siendo un hombre.

En diciembre de 1943, Primo Levi fue capturado por el ejército fascista de Benito Mussolini, para después ser entregado a las tropas nazis pues se había identificado como judío. A inicios del siguiente año, en donde comienza la historia, Levi fue llevado a Monowitz (parte del campo de concentración de Auschwitz). Durante los siguientes meses, el autor de esta obra se convirtió en un Häftling de los alemanes (número 174517), se veía, comía, vivía, dormía, trabajaba, etc., como uno de ellos, ya no era más un hombre. A lo largo del libro, Primo Levi presenta varios relatos o capítulos en los que retrata la vida dentro de un campo de concentración. Por medio de descripciones muy detalladas, el autor logra que el lector realmente se sitúe en su posición y experimente pasajes como el viaje al campo, los maltratos inhumanos, los trabajos forzosos, procesos de selección y hasta el anhelado rescate por parte de las tropas soviéticas.

Si esto es un hombre tiene especial validez debido a que es uno de los primeros testimonios sobre las tragedias de los campos de concentración. Primo Levi terminó de escribir sus memorias a inicios de 1947, sólo dos años después de ser liberado. Para ese entonces la obra no fue bien recibida, a pesar de estar muy fresca la herida, no había aún conocimiento de las atrocidades que ocurrieron bajo el Tercer Reich. Sin embargo, la necesidad de transmitir esas experiencias era demasiado grande, el autor simplemente no iba a estar en paz hasta lograr difundir su historia, para que no se vuelva a repetir.

“…tan fuertemente sentíamos la necesidad de relatar, que había comenzado a redactar el libro allí, en ese laboratorio alemán lleno de hielo, de guerra y de miradas indiscretas, aun sabiendo que de ninguna manera habría podido conservar esos apuntes garabateados como mejor podía; que habría debido tirarlos en seguida, porque si me los hubieran encontrado encima me habrían costado la vida. Pero escribí el libro apenas regresé, en unos pocos meses: a tal punto los recuerdos me quemaban por dentro.”

Fotografía de Primo Levi.

Una gran cualidad de la obra es que en ningún momento se vuelve aburrida, como se pensaría por ser un relato histórico. Primo Levi logra transmitir el suspenso que ciertamente sentían todos los prisioneros que estaban en su situación, no sabían si al otro día iban a estar vivos. El autor presenta su punto de vista de aspectos muy básicos de la vida cotidiana, que dentro de Auschwitz cambiaron totalmente. El hambre ya tenía un nuevo significado, el frío ya no calaba igual, hablar con un extraño ahora era un privilegio, los recuerdos se habían convertido en los mejores amigos, el sol ya no calentaba todo el tiempo, por ello, cuando lo hacía, era un buen día. “Por primera vez nos hemos dado cuenta de que, a los dos lados de la carretera, también aquí los prados están verdes: porque, si no hay sol, un prado es como si no fuese verde.”. Todos esos sentimientos encontrados y esas desgracias que parecen increíbles, llevan al lector a replantearse y revalorar la simpleza de esa calma con que cuenta para sentarse a leer tranquilamente un libro. Desde un inicio el autor plantea este mensaje con su poema titulado al igual que el libro.

Si esto es un hombre

Los que vivís seguros

En vuestras casas caldeadas

Los que os encontráis, al volver por la tarde,

La comida caliente y los rostros amigos:

Considerad si es un hombre

Quien trabaja en el fango

Quien no conoce la paz

Quien lucha por la mitad de un panecillo

Quien muere por un sí o por un no.

Considerad si es una mujer

Quien no tiene cabellos ni nombre

Ni fuerzas para recordarlo

Vacía la mirada y frío el regazo

Como una rana invernal

Pensad que esto ha sucedido:

Os encomiendo estas palabras.

Grabadlas en vuestros corazones

Al estar en casa, al ir por la calle,

Al acostaros, al levantaros;

Repetídselas a vuestros hijos.

O que vuestra casa se derrumbe,

La enfermedad os imposibilite,

Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

Volviendo al título, Si esto es un hombre, seguramente fue minuciosamente elegido. Después de todo lo vivido, Primo Levi no sabe realmente si sigue siendo un hombre, después de presenciar la auténtica deshumanización, es complicado creerlo. La vida, o muerte, a la que el protagonista fue forzado es un golpe demasiado fuerte para un ser humano. La única respuesta que tengo para Levi, titula este texto: Sí, Primo Levi es un hombre. No sólo eso, es un gran hombre, pues tuvo la fuerza de enfrentar a la muerte misma y lo aún más complicado, tener el coraje de relatar su historia, para que no se vuelva a repetir.

Prisioneros del campo de concentración de Auschwitz.

Anuncios

Comments

  1. MARIA DOLORES says:

    HOLA ALBERTO, MUY BUENA RESEÑA SOBRE EL LIBRO QUE LEÍSTE…..ESCRIBES MUY BIEN, ERES CLARO Y AMENO….ADEMÁS QUE LA CITAS QUE HACES SON OPORTUNAS Y ADECUADAS…..TE FELICITO….SIGUE ASÍ Y CADA VEZ LO HARAS MEJOR……FELICIDADES SOBRINO……TIENES UNA LECTORA INCONDICIONAL…..UN ABRAZO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: