Invisible children

“La guerra no es más que un asesinato en masa, y el asesinato no es progreso”

Alphonse de Lamartine (1790 – 1869) Historiador, político y poeta francés

Hoy en día y desde hace más de 15 años se ha desarrollado en Uganda, África, una “guerra civil” entre un grupo que se hace llamar Lord’s Resistance Army (Ejército de Resistencia del Señor) y el gobierno de ese país. El Lord’s Resistance Army, (LRA) es un grupo militar/terrorista que presuntamente busca instaurar en Uganda, a través de su máximo líder, Joseph Kony, un régimen teocrático supuestamente basado en el cristianismo. Este grupo opera en el norte de Uganda, Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y la República Central Africana, países en los cuales ha llevado acabo violaciones de derechos humanos, incluyendo el secuestro de personas, la utilización de niños soldados y un gran número de masacres.

Ubicación de Uganda en el continente africano. OH AFRICA.

Distritos de Uganda afectados por el Ejército de Resistencia del Señor. Wikimedia Commons

En el año del 2004, se exhibió en los Estados Unidos un documental titulado Invisible Children (Niños invisibles) de los documentalistas Jason Russel, Bobby Bailey y Laren Poole quienes narran la historia de un viaje emprendido por ellos a Darfur con el fin de documentar el genocidio que estaba ocurriendo en dicha zona. Sin embargo, en su viaje a Darfur se encontraron con la historia de una guerra que se ha desarrollado en Uganda desde 1987 entre las facciones previamente mencionadas. Motivados por esto, decidieron centrar la historia de su documental en los niños que eran secuestrados y convertidos en niños soldados por el LRA y Joseph Kony. Se narra a través de este filme, la historia de un grupo de niños que buscan refugio para evitar ser secuestrados y reclutados por los rebeldes para que éstos los conviertan en niños soldados y esclavos sexuales. El documental no dura más de 55 minutos y está disponible en Youtube. Comparto los links a los 6 capítulos a continuación:

Primera parte, Segunda Parte, Tercera Parte, Cuarta Parte, Quinta parte, Sexta parte

No conformes con la publicación del documental, los 3 estadounidenses han buscado llevar su praxis a un nivel mayor, buscando apoyo monetario para la reconstrucción de escuelas y hospitales en Uganda y generando interés y empatía entre la sociedad global para concientizar acerca de este conflicto y generar acciones. Del mismo modo, han realizado campañas sociales y la búsqueda de apoyo gubernamental para conseguir que el gobierno de los Estados Unidos emprenda acciones internacionales en favor de la sociedad de Uganda, el alto a los secuestros y reclutamiento de niños soldados y el arresto de Joseph Kony. A continuación les dejo el video perteneciente a su última campaña, en donde explican el origen de la misma, dan un panorama de contexto de la situación en Uganda y realizan propuestas para nosotros, los ciudadanos del mundo. Tómense 29 minutos de su tiempo para informarse al respecto.

Sin duda alguna este es un problema mundial que requiere la atención de los ojos del mundo y las acciones de la comunidad internacional. Hoy en día contamos con un importante recurso tecnológico que nos permite llegar a todas aquellas personas que tienen acceso a Internet, permitiendo que la información  se propague y se comparta casi de manera viral. Terminada la segunda guerra mundial, la humanidad se enteró de las barbarie nazi emprendida en el holocausto debido a la influencia tecnológica que ésta tuvo en la difusión, a través del cine, el radio, la televisión, los periódicos y la fotografía. Hoy en día tenemos al Internet y las redes sociales y es nuestro deber, como humanidad, hacer algo para detener la tragedia que se nos ha presentado a través del documental y el video previamente presentado. Por ello, me tomaré la libertad de compartirles algunos enlaces de Internet para que se unan al movimiento y juntos, logremos la detención de Joseph Kony:

Página oficial del movimiento a nivel mundial

Facebook del movimiento en México

Nemo el Capitán

Anuncios

Comments

  1. Gracias por la tan acertada timeline de la primavera árabe en Egipto.
    La remuneración por el activismo político en otras épocas requería conocimiento y capacidad. Grilla, sí, pero todavía más astucia, que es la base. El activismo político vía web, el cual se da a través del “me gusta” desde el sillón, es de posers. Y te aseguro, querido Capitán, que aquellos que decidieron mirar el video de 29 minutos y luego compartirlo, no se fueron después a las calles para protestar. O se quedaron en Facebook mirando fotos, o viendo películas en la tele, o se fueron a dormir. La Primavera Árabe no tiene nada en común con la campaña de Kony 2012, aguas con ponerlas en un mismo ejemplo. Sí, la tecnología fue herramienta en ambas, pero la primera fue usada para difundir acciones y planes, mientras que la segunda fue usada para promover ignorancia, apelando a la naturaleza humana de la atracción hacia lo fácil y cómodo. Crearon el “activismo social fácil”.
    Ahora, una se pregunta: ¿por qué se utilizaría la frase “infórmese al respecto” y luego el link del video? ¿En lugar de aclarar primero que es una FARSA? Quizás sea pura cuestión de estética, pero a mí me parece que sugiere ideas que estoy segura, el Capitán no comparte.

    • Nemo el Capitán says:

      En ningún momento pretendí comparar a la Primavera Árabe con Kony 2012, si use el primero de ellos fue para ejemplificar el papel de las redes sociales en la actualidad y como sí pueden ser una herramienta para un verdadero activismo. Te aseguro, chica ámbar, que algo real se iba a gestar aquí en México, sin embargo al menos cuando yo me puse a investigar mucho más al respecto, decidí que no quería participar. En algún comentario anterior escribí que cometí un error al no llevar a cabo una investigación mucho más profunda para presentarla al público, hecho que me orilló también a escribir el segundo artículo, presentando más información y brindándole herramientas a la gente. Sí, ahí cometí un error.

  2. Es interesante observar cómo 86 millones de personas se han convertido en “activistas sociales”, con sólo mirar un video de 29 minutos. Qué tan hipócrita es la conciencia humana, que con 29 minutos ya conoce todo lo que hay que saber sobre un tema, y tan heroicamente decide tomar cartas en el asunto, al difundir un video desde la comodidad de su cama, con su computadora entre las piernas, y la cena esperando en la mesa. Sin duda, todos los activistas sociales de Kony 2012 son dignos de admiración, tan solidarios ellos.
    Sin embargo, es todavía más curioso que no se analice de dónde viene este video, y el contexto en el cual ha sido difundido. ¿Quién diseñó este video? ¿Quién decidió qué información se publica, y cómo se presenta?¿Qué organización tiene el poder de explicar -con sus propias palabras y en el orden que le conviene- lo que está pasando en Uganda?
    Invisible Children, que curiosamente está apoyado y difundido por el gobierno de Estados Unidos.
    Ahora, ¿por qué ahora?¿ Por qué tiene que ser capturado antes del 2013, por qué no publicaron esto hace 15 años, o 10 o hasta 5?
    Como dato curioso: En 2009, se encontró petróleo en Uganda, para llenar entre 2.5 y 6 mil millones de barriles. Se trata del mayor hallazgo en 2 décadas de petróleo en África Subsahariana. No hace falta ser un genio para ver la conexión.
    En conclusión, este no es un video para activistas sociales 2.0. Este es un video que difunde la ignorancia. La audiencia no debería dejarse engañar, 29 minutos NO es suficiente para entender un tema. Como dice el querido autor de esta entrada “tómense tiempo para informarse al respecto”.
    Y finalmente, este video claramente no debería ser difundido en una revista tan analítica como lo es el Cafetín. El Nautilus debería revisar sus fuentes primero.

    • Nemo el Capitán says:

      Qué tal Chica ámbar, agradezco en primera instancia el tiempo invertido en realizar crítica tan aguda. En esta ocasión hablo a título personal y no de la revista. Comenzaré por comentarte algo que escuché el día de hoy en una conferencia referente a que las nuevas tecnologías brinda una posibilidad jamás imaginada hacia las causas/movimientos sociales. En otro tiempo se buscaba ayudar por empatía a una causa o en persecución de un ideal pero siempre se buscaba obtener instrucciones claras de qué hacer para ayudar y existía un alto deseo de remuneración por lo que uno brindaba al movimiento. Las tecnologías del día de hoy permiten que el apoyo a una causa sean mucho más sencilla a través de un “Me gusta” o un “Compartir”, se crea en el participante una satisfacción suficiente por “apoyar” a la causa y el grado de remuneración es casi inexistente. Curioso que sea el mismo video el que nos brinde la posibilidad más sencilla para sentirnos “activistas” a través de compartir el video.

      La entrada que acabas de comentar la escribí la misma noche que el video comenzó a propagarse de manera viral por lo que decidí tomarlo como tema para mi columna semanal. Sin duda comentas algo importante, debí de haber llevado acabo una investigación mucho más profunda para presentar el panorama completo. Con el paso de los días los detractores, analistas y versiones alternas de Invisible Children comenzaron a aparecer, hecho que me motivo a escribir al respecto. Te invito a leer la segunda parte de este artículo en donde expongo qué sucede en verdad con Invisible Children, el descubrimiento de petróleo en Uganda en el año de 2009, el hecho de que la crisis económica del mismo año impidió misiones estadounidenses y francesas en África pero propició el incremento de relaciones comerciales de China con este continente. Es también importante comentar que el video apoya el intervencionismo estadounidense y el apoyo a un ejército que ha sido acusado de violaciones a los derechos humanos. Te comparto el enlace:

      Ante todo, repito la frase que coloqué en mi primera entrada “Tómese el tiempo para informarse al respecto” que debe ser aplicable para tantísimos casos. Agradezco nuevamente el comentario y me permito enviarte un saludo hasta Hong Kong, esperando que estés muy bien, querida chica ámbar.

      • No he recibido el enlace sobre la siguiente entrada, pero me da mucha satisfacción ver que el Nautilus siguió investigando del asunto, y que existe otro análisis al respecto, en esta ocasión sobre la fiabilidad del video.
        Con esto aclarado, me limitaré a comentar lo que dices acerca del “activismo social” via redes sociales.
        No tengo nada en contra de la tecnología, y es importante mencionar que considerando los hechos actuales (como la Primavera Árabe) que fueron iniciados por Facebook, y donde Twitter, los blogs y hasta los chats en BlackBerry han jugando papeles principales, la tecnología sin duda se ha convertido en una herramienta esencial en el periodismo y los movimientos sociales en sí.
        Sin embargo, me referiré al caso específico de Kony 2012, por poner un ejemplo de las mutaciones desafortunadas de estas herramientas, y sobre la (disculpa la palabra) hipocresía de las personas que creen que por darle “Me gusta” y “compartir” están haciendo un bien al entorno.
        No estoy de acuerdo en que la remuneración por el tan aclamado “activismo social” via Facebook sea casi inexistente. Al contrario, ha ganado mucha importancia. La diferencia es que ahora se gana “estatus intelectual”, así como una satisfacción personal por “hacer algo en contra de las injusticias en el mundo”. Lo peor de todo es que ahora ni siquiera se necesita estar informado para ser “activista social”, es tan sencillo compartir cualquier enlace, y nadie cuestionará el contenido.
        En años anteriores, para ser un activista social uno debía saber de qué hablabas, y usualmente incluía pararse de su escritorio, y salir a protestas, o a escuchar pláticas… Lo que sea. Ahí sí, el estatus intelectual estaba justificado y bien fundado.
        Es obvio que el “activismo social” que consiste en compartir videos por Facebook, no es algo que debe ser apoyado por nadie. Ignorante, egoísta y repito, bastante hipócrita, ese sentimiento de convertirse en un activista desde el sillón de casa, no es más que una manipulación (ya sea autoinducida, o influenciada por organizaciones que salen beneficiadas por ello) de la información. Son masturbaciones al ego, y es un error verlas como una contribución positiva a la sociedad del siglo XXI.
        Agradezco los saludos, y mando un abrazo de regreso hasta mi adorado México, querido Kandinsky.

      • Nemo el Capitán says:

        Desconozco por qué no te aparece el link, pero te lo vuelvo a anexar, http://elcafetindelas5.com/2012/03/14/invisible-children-por-debajo-de-la-mesa/ o si de plano no te aparece, búscalo como “Invisible Children, por debajo de la mesa”.
        Me parece bastante interesante conocer el papel de las redes sociales en la Primavera Árabe y a mi parecer fueron usadas como una herramienta para la planeación y organización. Dentro de la conferencia a la que asistí el día de hoy se pone el ejemplo de Egipto, después del asesinato de Khaled Said a manos de un policía, a alguien se le ocurrió hacer una página en facebook que decía “We are all Khaled Said” y que rápidamente junto a más de un millón de personas, de buenas a primeras decidieron llevar el “activismo social” de redes sociales a la realidad y planearon una manifestación en la plaza más importante de El Cairo, el resto es historia.
        En cuanto a la remuneración que explicaba anteriormente, en otras épocas los participantes esperaban un puesto importante, de poder económico o político, hoy en día como tú lo explicas, brinda un estatus de “intelectual, interesado por el mundo” y comparados, no son iguales en ningún punto. Creo que la clave está en estar conscientes de que le gente que usa el “Me gusta” y el “Compartir”, de ningún modo puede ser activista social mientras siga sentado en el sillón. Requiere, como tú bien lo afirmas, acciones reales con impacto en la sociedad, el uso de redes sociales es una mera herramienta para difundir y propagar el mensaje del movimiento. Y sí, eso de sentarse y decir “Compartí el video KONY 2012, soy un activista” es una mera masturbación al ego.
        Recibido el abrazo, agradezco desde la hoy fría Ciudad de México.

Trackbacks

  1. […] de visitas en Youtube en menos de 4 días y del cual pueden encontrar un breve resumen en este enlace. Sin embargo, ese mismo análisis que un servidor escribió, fue hecho desde la emoción causada […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: