¿Módems humanos?

Juanito vive en un lugar donde los vagabundos son parte de la vida cotidiana. Largas varas que sostienen un paliacate y algunos cachibaches forman el paisaje urbano. Sin embargo, al viajar a Austin, Texas, el panorama cambió.

Y es que en el festival tecnológico y de música  South by Southwest, celebrado en la ciudad estadounidense, la Agencia BBH Labs, cuyo giro comercial es el de servicio de internet, presentó un ejercicio que ha causado polémica a lo largo del tiempo que pudo ejecutarse.

El acto consistió en brindar conexiones de internet 4G a aproximadamente 14 vagabundos, para que estos a su vez, otorgaran usuario y contraseña a aquellos que donaran mínimo 2 dólares y éstos recibieran 15 minutos en la red. Lo recaudado al final de la jornada, es entregado a cada vagabundo.

Para enterar a los interesados, el proyecto llamado Homeless Hotspots dotó de playeras a los indigentes, con la leyenda “soy un punto de conexión 4G”.

Quienes echaron a andar la idea, ya tienen en mente llevarla a Nueva York, ciudad en la que tiene sede la empresa.

La polémica poco tiempo esperó para aparecer. Los más férreos críticos, como el bloggero Tim Carmody, calificó de algo “completamente problemático… algo salido de una oscura sátira de ciencia-ficción”. Otros, mediante las redes sociales o medios, han colocado a la propuesta como algo que induce a la deshumanización y no garantiza el seguimiento de los indigentes participantes.

Del otro lado, especialmente la agencia promotora, defiende la actividad diciendo que, en primer lugar, no buscan lucrar o mediatizar su marca, sino exponer un problema social, pues consideran que a través de Homeless Hotspot, las personas desfavorecidas socialmente que participan y generalmente son ignoradas y poco requeridas, pueden ser centros de atención y ser necesitados gracias al control, al menos en esa área, del internet.

Incluso, BBH Labs señala lo que la iniciativa podría significar para el vagabundo: pasar de los clásicos voceros de periódico, a todos unos distribuidores de internet, y así aprovechar los medios digitales.

Considero que el Homeless Hotspots no cambiará el mundo, pues seguramente ni su intención es. Lo que sí considero es que hablar de indicios deshumanizantes es exagerado, ya que incluso, si revisamos la imagen que está abajo de este texto, la playera dice “Yo soy Clarence”, es decir, soy alguien, una persona, mas no deshumanizado.  Y es que, guardando las enormes y evidentes proporciones, si de actos deshumanizantes se trata, tenemos el ejemplo de lo que fue el Holocausto en Alemania.

Sinceramente, la idea es acertada, por X o Y, los vagabundos tienen un futuro incierto y, me imagino, esta podría ser una buena oportunidad para reivindicarse no sólo con la sociedad, sino con ellos mismos.

En fin, ustedes qué piensan, son o no ¿modems humanos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: