La pregunta no es pregunta

Un hecho ha acaparado la mirada pública sobre los pre-candidatos (sí, aún tenemos que utilizar ese prefijo) últimamente. Las respectivas tomas de protesta fueron motivo de orgullo para unos y vergüenza para otros. Sin embargo, ninguno fue a hacer otra cosa que no fuera proselitismo. Nadie delineó su visión política (a menos que llamemos “acabar con el mal gobierno” una visión política clara; en el supuesto de que no hubiera sido pirateada al cura Hidalgo). Nadie ofreció una perspectiva nueva sobre temas de tremenda urgencia nacional. Nadie refrendó su compromiso con el partido que los eligió o con los ciudadanos. Todos se limitaron a hacerles ver a los presentes que habían tomado la mejor decisión con su candidatura. Qué agradecidos. Su misión única era la de hacerse de prosélitos.

No era el Goya, ni C.U. : JVM durante la toma de protesta en el Estadio Azul.

Porque eso es todo lo que hacen. Todo el tiempo. Proselitismo rampante que no tiene límites ni respeta formas, espacios, tiempos o vedas electorales. A veces siento que los políticos por ello son sumamente irrespetuosos. Es el caso de las “entrevistas” que conceden. Y está entrecomillado a propósito: lo que debiera ser un ejercicio periodístico que permite profundizar en la vida o propuestas de los candidatos se convierte frente a los ojos de los políticos en una oportunidad dorada para seguir esparciendo su mensaje. Su mismo mensaje. Sus mismas frases. No importa la pregunta que les hagan. No importa quién se las haga. Los políticos se dedican rutinariamente a faltarle el respeto a quienes los entrevistan, al público y a final de cuentas, a ellos mismos. ¿A poco no saben que eso no es lo que les están preguntando?

Por algo disgustan tanto los políticos a los mexicanos. Utilicemos por ejemplo la ya célebre toma de protesta de Josefina Vázquez Mota el pasado fin de semana.
Primero el video, luego el comentario:

Este es un ejemplo prototípico de lo vacío de las palabras de los candidatos, de lo acartonado de su comportamiento, de su incapacidad absoluta para relacionarse con los ciudadanos. Ellos viven en otro mundo. Un mundo donde hay “días luminosos”. De hecho, tan luminosos que gran parte del Estadio Azul se vació después de haberse tatemado 3 horas bajo el sol, sin que nadie se preocupara por ellos.

¿Es importante adecuar el mensaje al escenario? Uno creería que sí. Si no, pregúntese usted si se dirigiría del mismo modo a un auditorio de universitarios que a un encuentro con empresarios. A una entrevista de trabajo como si fuera un partido de fútbol. Ese precepto básico parece que no existió en la mente de la panista. Aún frente a las filas de personas que abandonaban sus asientos, aún frente a lo vacío del escenario, frente a todos los indicios que le señalaban que gritar (porque es lo que hizo) generalidades desde su muy ronco pecho no era el camino, lo hizo.

He aquí otro problema toral con los políticos. Su incomparable miedo a ser diferentes, a decir otras cosas, a ser honestos, sinceros y espontáneos. Parece que operase en ellos una especie de condicionamiento adolescente: el no ser rechazado. Porque si buscamos identificar al autor de las siguientes frases, puedo pensar en muchas opciones distintas:

¿Quién, en su sano juicio, no esperaría “un mejor México por venir”?

¿Quién dudaría que “es tiempo de unidad” en el país?

¿Qué significa “ponernos de pie y decirle sí a la patria”?

Me queda claro que en los políticos me sería imposible encontrar la respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: