La historia real: 100 años del RMS Titanic

El capitán Edward John Smith dio la bienvenida a su tripulación, se aseguró de que todo estuviera en orden, hizo sonar la bocina de su navío y finalmente se lanzó a surcar el Océano Atlántico. Quince minutos pasados el medio día y la embarcación comenzó alejarse poderosamente del puerto de Southampton, Inglaterra, nunca antes se había visto algo parecido. La ruta estaba marcada para hacer un par de paradas rápidas en Francia e Irlanda donde terminarían de recoger a los pasajeros, después se aventurarían a cruzar el océano y llegar a Nueva York. Para la travesía el barco alojaba un total de 2,224 pasajeros, más la tripulación. Esa tarde del 10 de abril de 1912 el mundo conoció el que hasta entonces era el barco de pasajeros más grande y lujoso del mundo, el Royal Mail Steamship Titanic.

Fotografía del RMS Titanic; Imagen: Wikimedia Commons

La historia del Titanic había comenzado 3 años antes, el 31 de marzo de 1909, cuando inició su construcción. El proyecto era financiado por el empresario estadounidense John Pierpont Morgan y su empresa International Mercantile Marine Co., con el objetivo de competir con otros buques de pasajeros como el Lusitania. El Titanic formaba parte de la clase Olympic, junto con otros dos barcos. Fue construido en el astillero Harland and Wolff de Belfast en Irlanda del Norte, por el diseñador William Pirrie y el ingeniero naval Thomas Andrews. El 31 de marzo de 1912 estuvo concluida la construcción. Su eslora (longitud de proa a popa) era de 269 metros y su manga (longitud de estribor a babor) era de 28 metros, pesaba 46.328 toneladas y de altura medía 18 metros desde la línea de flotación hasta la cubierta de botes.

El Titanic era una obra majestuosa, la parte técnica había sido planeada de acuerdo a los mejores avances tecnológicos que se tenían al momento, las dimensiones eran nunca antes vistas y el decorado y lujo no se podían quedar atrás. El buque estaba dividido en 9 cubiertas y para la época mostraba la novedad de tener 3 ascensores disponibles para los pasajeros de primera clase y 1 para los de segunda clase. El Titanic contaba con todos los lujos que la burguesía de la época podría pedir: piscina interior, gimnasio, cancha de squash, baño turco, peluquerías, bibliotecas, restaurantes, cafeterías y más comodidades. Las cubiertas más exclusivas eran la A y B. La Cubierta A, únicamente para primera clase, contaba con algunos camarotes y áreas de esparcimiento exclusivas como cafeterías y salas de fumadores. La Cubierta B albergaba principalmente camarotes de primera clase pero destacaban las Parlon Suites, las habitaciones más lujosas del navío.

Planos del Titanic; Fuente: Wikimedia Commons

 El comienzo de la travesía del Titanic acontecía sin mayor contratiempo hasta que el 13 de abril la tripulación comenzó a recibir alertas por presencia de grandes bloques de hielo en la ruta trazada. Por unas horas la comunicación se perdió, una vez restablecida, los mensajes de alerta siguieron llegando al radio del barco pero fueron ignorados por los oficiales en turno. La noche del domingo 14 de abril, el Titanic navegaba a gran velocidad aguas sin oleaje, lo que hacía más complicado avistar los icebergs. Veinte minutos antes de la media noche el barco viajaba a 22,5 nudos, cuando el vigía Frederick Fleet avistó un iceberg a 500 metros de distancia y con un tamaño no menor a 30 metros sobre el nivel del mar. Sonaron las alarmas del barco, el primer oficial hizo lo posible por evitar la colisión de frente sin embargo fue imposible evitar el choque a estribor. De inmediato se detuvo el barco, se hizo un recuento de los daños, los ingenieros notaron que el barco se estaba inundando por lo que estimaron que se hundiría en máximo 4 horas.

En los siguientes minutos los oficiales procedieron a pedir auxilio y tratar de desalojar a la gente. Dos horas con cuarenta minutos después, el “insumergible” Titanic se había hundido. Se estima que en el accidente murieron 1,500 personas debido a la falta de botes salvavidas, la mayoría de ellos de la tercera clase. Edward John Smith, fiel al lema: “el capitán se hunde con el barco”, no salió del Titanic. En septiembre de 1985 fueron hallados los restos del navío a una profundidad de 4,000 metros, cerca de la Isla de Terranova.

Diario The Times Dispatch anunciando el hundimiento del Titanic; Imagen: titanicuniverse.com

 Este año se cumplen 100 años de la historia del Titanic, tragedia que muestra la facilidad con que puede falsear todo el conocimiento y progreso del que se jacta el ser humano. El RMS Titanic representaba los excesos de la razón del hombre, como queriendo gritarle a Poseidón que era mucho más poderoso él. Ese poderoso navío pecaba de soberbia con todo ese lujo y la imagen que se le creó. El Titanic se hundió, pero la historia es insumergible.

Como en la mayoría de las historias, también hay héroes y villanos. Considero al Capitán Edward John Smith como un héroe, por morir valerosamente en su nave. Finalmente, destaco un mito bastante romántico, el de la banda de música. Cuenta la leyenda que la banda del barco no dejó de tocar durante el hundimiento, con la finalidad de calmar y esperanzar a los pasajeros. Algunos dicen que su última pieza fue Nearer, my God, to Thee (Más cerca, oh Dios, de ti).

Restos del Titanic en el Océano Atlántico.

Por: Alberto Vega/ @betovegaa

albertovega@elcafetindelas5.com

Anuncios

Comments

  1. Yo pienso que es buena la historia pero triste y recién me entero que en el 2012 se cumple 100 años de la tragedia del TITANIC.Que descansen en paz y buena historia a los escritores;Maravilloso trabajo escritores!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! se lo comento a mi mamá para que lo comente y así sucesiva mente.Chau,o como todos dicen:Chaito!!!!!!!!!!!

  2. Nemo el Capitán says:

    Interesante es también conocer la historia del único mexicano a bordo. Manuel Uruchurtu, quien abordó el Titanic por “casualidad” y murió tras ser engañado por una mujer a quien Manuel cedió su lugar en un bote salvavidas. Saludos.

  3. Eduardo says:

    Excelente conclusión: La historia es insumergible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: