El “Destino” animado de Salvador Dalí

“Dos cabezas piensan mejor que una” es un dicho bien conocido por muchos de nosotros y si bien es cierto, el cortometraje Destino es la prueba más clara de lo acertada que esta frase.

La relación entre Salvador Dalí y Walt Disney por muy utópica que parezca, fue real allá por los años cuarenta. Estos dos genios se unieron para crear un cortometraje, Destino es su nombre y el resultado, una obra maestra. A pesar de haber logrado unir dos grandes íconos para los trabajos de realización, los problemas económicos surgidos por la Segunda Guerra Mundial le quitaron a este proyecto los medios necesarios para ser concluido. Después de algunas décadas la realización de este cortometraje fue retomada por el sobrino de Walt Disney, Roy Disney.

Imagen del cortometraje "Destino" de Salvador Dalí

Para conocer el cortometraje como lo hacemos hoy en día, el ahora encargado de la animación en los estudios Disney, Roy Disney, decidió terminar un proyecto que debía ser compartido a los ojos del mundo. Encargándose de la dirección el francés Dominique Monfery, junto con el equipo de Disney Studios en Francia, decidieron tomar  los bocetos realizados por el pintor español y seguir algunas instrucciones mencionadas por él mismo. Así fue como veinticinco animadores y el director unieron su creatividad y lograron convertir veinte segundos en poco más de seis minutos de extraordinaria calidad.

Una característica esencial en este corto es la musicalización. La unión entre las imágenes y el audio es un elemento que ayuda a que este cortometraje se convierta en una pieza que debe ser compartida. El mexicano Armando Rodríguez es el responsable de los acordes que podemos disfrutar en Destino.

Luego de haber sido concluido, Destino fue mostrado a los ojos del mundo en el año 2003 durante el Festival de cine de New York (The New York Film Festival). En el año 2004 la Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood reconoció el extraordinario trabajo con una nominación en la categoría de  Corto Animado y como este muchos otros reconocimientos surgieron.  Tras varios años de que este cortometraje fue mostrado sigue permaneciendo en la memoria de las personas pues la magia de la historia y la esencia de Salvador Dalí pueden notarse en cada cuadro de este cortometraje. Destino es un trabajo único en el que se puede encontrar la unión del surrealismo, la animación y la música, creando un material imposible de rechazar.

Por Alejandra Caloca /@Ale_Caloca

Anuncios

Comments

  1. Grandioso! que más puedo decir… Gracias por compartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: