Sir Paul para Presidente

Casi como anillo al dedo llegó a México la importante visita de Paul McCartney. En un ambiente de pre-elecciones, el porcentante de personas que apoyan a cada uno de los 3 candidatos principales parece ser un número semejante entre los tres, es decir, el numero de personas que apoyan a Peña Nieto es semejante al número de personas que apoyan a Vázquez Mota o a López Obrador ¿Y por qué hablar de política si estamos hablando de Paul McCartney?

Concierto Paul McCartney. Fotografía por: Rodrigo Jardón

El día del evento, alrededor de las 7 de la noche, un pequeño grupo de personas que esperaba cómodamente desde uno de los balcones del Hotel de México a que el concierto comenzara, pensaron que sería una buena idea sacar una pancarta a favor de Enrique Peña Nieto. Más tiempo se tardaron en sacarla que en tener que guardarla, ya que toda la gente que estaba de pie en la plancha del Zócalo, empezó a gritar en contra de dicho candidato y aprovechó la ocasión para mostrar su simpatía por el candidato Andrés Manuel López Obrador, gritando al unísono: “¡Obrador, Obrador, Obrador!”. Y aunque después parecía que la gente había logrado olvidarse de que las votaciones están muy cerca, no pudieron resistir y al final del concierto le pedían a McCartney que se quedara con nosotros, y que él fuera nuestro presidente.

Pero bueno, regresando a la experiencia inolvidable de tener a Sir Paul McCartney ante un público de casi 200,000 personas (en un día de las madres), hay que mencionar que el concierto fue un eco de lo que sucedió en el Estadio Azteca, en cuanto al espectáculo ofrecido por el artista, claro que con algunas variaciones.

El concierto duró 3 horas, el cuál se transmitió a través de coca-cola.tv y con el siguiente set-list:

Concierto Paul McCartney. Fotografía por: Rodrigo Jardón

  • Hello, Goodbye
  • Junior’s Farm
  • All My Loving
  • Jet
  • Drive My Car
  • Sing the Changes
  • The Night Before
  • Let Me Roll It / Foxy Lady
  • Paperback Writer
  • The Long and Winding Road
  • Nineteen Hundred and Eighty-Five
  • My Valentine
  • Maybe I’m Amazed
  • I’ve Just Seen a Face
  • Hope of Deliverance
  • And I Love Her
  • Blackbird
  • Here Today
  • Dance Tonight
  • Every Night
  • Mrs. Vandebilt
  • Eleanor Rigby
  • Something
  • Band on the Run
  • Ob-La-Di, Ob-La-Da
  • Birthday
  • Back in the USSR
  • I’ve Got A Feeling
  • A Day in the Life / Give Peace A Chance
  • Let It Be
  • Live and Let Die
  • Hey Jude
  • -Encore 1:
    Lady Madonna
    Day Tripper
    Get Back
  • -Encore 2:
    Yesterday
    Helter Skelter
    Golden Slumbers
    Carry That Weight / The End

Durante todo este tiempo, el público no perdía la energía para estar gritando, washawasheando, y cantando a todo pulmón las canciones, en especial aquéllas que fueron de los Beatles; y claro, emocionándose cada vez que McCartney se detenía para decir alguna cosa como: “¡Buenas noches Chilangos!” “¡Muchas gracias!” “¡México, ¿cómo estás?!”, o también en los momentos que introducía alguna canción como Blackbird, dedicada a su gran amigo John.

Las diferencias importantes entre este concierto y el del Estadio Azteca fueron:

1.-La entrada era totalmente gratuita, por lo que había gente de todo tipo y de todos lados. Literalmente había gente que venía de otros estados de la república para poder ver a Paul, y también claro, había una pequeña parte de extranjeros distribuida en todo el Zócalo y lugares cercanos. Lo que me pareció totalmente increíble, fue toda la gente que se quedó a dormir en el Zócalo porque vivían muy lejos, y para la hora en que terminó el concierto, ya no había transporte público que pudiera regresarlos a sus casas.

Pantalla en el concierto Paul McCartney. Fotografía por: Edmy García

2.-Se tenía previsto que el concierto comenzara a las 8:30 pm con música a cargo de un DJ, mientras que el ex-Beatle saldría a las 9:00 de la noche para finalizar a las 11:30 p.m. Y lo que sucedió fue que el DJ comenzó a tocar a las 8:00 pm, poniendo algunos covers de los Beatles en español y con música “guapachosa”. No todas fueron así, pero cada vez que ponía una, el público se desconcertaba por escuchar esas versiones y mostraban su desagrado, pero poco poco se dejaron llevar y comenzaban a “bailar” un poco al ritmo de Y la amo. El DJ dejó de tocar 35 minutos después, empezaron a jugar con las luces y nos proyectaron un vídeo que através de fotos y animaciones, nos contaba la vida de Paul McCartney. En este vídeo aparecieron fotos de los Beatles, de su juventud, de su familia, de su perro, recortes de periódico, etc., etc. Hasta que la gente empezó a desesperarse porque ya habían pasado 20 minutos, y las imágenes empezaban a repetirse. McCartney salió alrededor las 9:00 pm, para entregarnos un maravilloso concierto que duró 3 horas.

3.-Ya que el concierto fue “al aire libre”, fue sorprendente ver la cantidad de gente que acampó para alcanzar un buen lugar, incluso había gente que llegó el mismo día del concierto pero en la mañana, y ya que no podían moverse de sus lugares, pasaron el resto del día sin haber comido nada.

¿Pueden imaginarse pasar tanto tiempo sin comer, ir al baño o poder sentarse? No cabe duda que los fánaticos de nuestro país dan todo para poder disfrutar de un concierto tan maravilloso e inolvidable como fue el de Paul McCartney.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: