¡Eso es una Falacia!

Aprovechando que el primero de Julio está cada vez más cerca, y que la noche de hoy se transmitirá el segundo debate presidencial a las 20:00 horas, pensé que sería una buena idea hablar de las falacias, tan presentes en todas las campañas electorales. Conocer qué son, nos sirve no nada más para estas fechas de elecciones, sino también para todo lo demás, como los comerciales o cuando tienes que argumentan algo. Este es el segundo motivo por el cual considero importante que la gente recuerde que es una falacia, ya que la mayoría de las personas que comentan algún evento público (tanto “periodistas” como las personas comunes) caen en una mala argumentación al incluir falacias en su razonamiento.

Boletas para las elecciones 2012; Foto: warp.com

Una falacia es un razonamiento no válido o incorrecto pero con apariencia de razonamiento correcto. Es un razonamiento engañoso o erróneo (falaz), pero que pretende ser convincente o persuasivo. El que un razonamiento sea falaz no implica que su conclusión sea falsa. Lo que lo hace falaz es la incorrección del razonamiento en sí. Todo razonamiento falaz es inválido, es decir que sus premisas no garantizan la verdad de su conclusión, pero en ocasiones pueden ser muy sutiles y persuasivas, y puede hacer falta mucha atención para detectarlas. Así, por ejemplo, se argumenta de una manera falaz cuando en vez de presentar razones adecuadas en contra de la posición que defiende una persona, se la ataca y desacredita: se va contra la persona sin rebatir lo que dice o afirma. El anterior ejemplo de falacia es un caso de falacia no formal: descalificamos la persona que argumenta en vez de rebatir sus razones. La lista de falacias no formales es larga; algunas son las siguientes.

La falacias lógicas se suelen clasificar en formales y no formales. Empezemos por las no formales.

1. Falasias no formales

1. Falacias no formales: son razonamientos en los cuales lo que aportan las premisas no es adecuado para justificar la conclusión a la que se quiere llegar. Se quiere convencer no aportando buenas razones sino apelando a elementos no pertinentes o, incluso, irracionales. Cuando las premisas son informaciones acertadas, lo son, en todo caso, por una conclusión diferente a la que se pretende.

1.1 Falacia ad hominem (Dirigido contra el hombre). Razonamiento que, en vez de presentar razones adecuadas para rebatir una determinada posición o conclusión, se ataca o desacredita la persona que la defiende. Ejemplo:
“Los ecologistas dicen que consumimos demasiado energía; pero no hagas caso porque los ecologistas siempre exageran”.

1.2 Falacia ad baculum (Se apela al bastón). Razonamiento en el que para establecer una conclusión o posición no se aportan razones sino que se recorre a la amenaza, a la fuerza o al miedo. Es un argumento que permite vencer, pero no convencer. Ejemplo:
“No vengas a trabajar a la tienda con éste piercing; recuerda que quién paga, manda”.

1.3 Falacia ad verecundiam (Se apela a la autoridad). Razonamiento o discurso en lo que se defiende una conclusión u opinión no aportando razones sino apelando a alguna autoridad, a la mayoría o a alguna costumbre. Es preciso observar que en algunos casos puede ser legítimo recorrer a una autoridad reconocida en el tema; pero no siempre es garantía. Ejemplo:
“Según el alcalde, lo mejor para la salud de los ciudadanos es asfaltar todas las plazas de la ciudad”.

1.4 Falacia ad populum (Dirigido al pueblo provocando emociones). Razonamiento o discurso en el que se omiten las razones adecuadas y se exponen razones no vinculadas con la conclusión pero que se sabe serán aceptadas por el auditorio, despertando sentimientos y emociones. Es una argumentación demagógica o seductora. Ejemplo:
“Tenemos que prohibir que venga gente de fuera. ¿Qué harán nuestros hijos si los extranjeros los roban el trabajo y el pan?”

1.5 Falacia ad ignorantiam (Por la ignorancia). Razonamiento en el que se pretende defender la verdad (falsedad) de una afirmación por el hecho que no se puede demostrar lo contrario. Ejemplo:
“Nadie puede probar que no haya una influencia de los astros en nuestra vida; por lo tanto, las predicciones de la astrología son verdaderas”.

1.6 Falacia Post hoc… (Falsa causa). Razonamiento que a partir de la coincidencia entre dos fenómenos se establece, sin suficiente base, una relación causal: el primero es la causa y el segundo, el efecto. Clásicamente era conocida con la expresión: “Post hoc, ergo propter hoc” (Después de esto, entonces por causa de esto). Ejemplo:
“El cáncer de pulmón se presenta (frecuentemente) en personas que fuman cigarrillos; por lo tanto, fumar cigarrillos es la causa de este cáncer”.

1.7 Tu quoque (‘tú también’). Es un tipo específico de ignoratio elenchi porque se basa en que la premisa o consejo presentado por una persona es falsa porque esta misma persona no la sigue. Ejemplo:

“Thomas Jefferson decía que la esclavitud estaba mal. Sin embargo, él mismo tenía esclavos. Por lo tanto se deduce que su afirmación es errónea y la esclavitud debe estar bien”.

2.Falacias Formales

2.1 Afirmación de la consecuencia: Se comete al razonar según la siguiente forma argumental: Si A, entonces B; si B, entonces A. Ejemplo:

“La gente honrada (A) está en libertad (B). Yo estoy en libertad (B), así que soy honrado (A)”. La primera premisa solo nos da información de qué pasará si se es honrado, pero no dice nada sobre que sucede si se está en libertad. Solo da información “si A”. Puede no ser honrado pero estar en libertad por no haber sido descubierto y juzgado.

2.2 Negación del antecedente: Se comete al razonar según la siguiente forma argumental: Si A, entonces B; si no A, entonces no B. Ejemplo:

“Si estudio (A) aprobaré (B). No estudié (no A), entonces reprobaré (no B)”. La primera premisa solo nos da información de qué pasará si estudio, pero no dice nada sobre que sucederá si no estudio. Solo da información “Si A”. En este caso, no hay nada que impida aprobar en caso de no estudiar.

 Ejemplo: “Si este gobierno sigue en el poder continuará la corrupción, así que votaré a la oposición para que no haya corrupción”. Puede que la oposición también sea corrupta.

2.3 Falacia del centro de atención: Se produce cuando una persona sin criterio asume que todos los miembros o casos de un cierto grupo, clase o tipo son como esos pocos en el punto de mira, que reciben la mayor atención o cupo de atención de los medios. Esta línea de razonamiento es falaz y conduce a los tópicos. Si los medios publicitan a un asesino en serie de una población no quiere decir que todos los miembros de la población sean asesinos.

2.4 Generalización apresurada o falacia de estadística insuficiente o falacia de muestras insuficientes, ley de los pequeños números, inducción apresurada, falacia del hecho aislado, o secundum quid: Es una falacia lógica en la que se llega a una generalización inducida basada en muy pocas pruebas. Ejemplo:

“Me encanta esta canción, por lo tanto me gustará también todo el álbum en el que está”. Es una falacia porque el álbum puede no ser tan bueno como la canción escuchada.

2.5 Falacia arreglo de bulto: consiste en asumir que las cosas que con frecuencia han sido agrupadas por tradición o cultura en un conjunto deberían estar siempre agrupadas de ese modo. Esta falacia es muy usual en los argumentos políticos: “Mi oponente es un conservador que votó en contra de los altos impuestos y la asistencia pública, por tanto él también se opondrá al control de armas y al aborto”. Mientras estas cuatro posiciones están normalmente agrupadas en la palabra “conservador” en política, no hay realmente ninguna razón para pensar que alguien que sigue una idea agrupada en ese grupo deba seguir las demás.

2.6 Falacia por asociación: Es un tipo de falacia lógica que sostiene que las cualidades de uno son intrínsecamente o esencialmente cualidades de otro simplemente por asociación. Las falacias por asociación son un caso especial de ignoratio elenchi o red herring en inglés en relación a que el argumento de réplica no tiene que ver con el tema o asunto tratado sino que el asunto es deliberadamente modificado para divergir en un tema mejor defendible. Algunos ejemplos de falacia por asociación son: “Algunas obras caritativas son fraudes. Por consiguiente todas las obras caritativas son fraudulentas” o “Bush quiere invadir Iraq. Bush es un republicano. Por consiguiente todos los que apoyan la invasión de Iraq son republicanos”.

2.7 Recurrir a las emociones o argumento dirigido a las emociones: en esta falacia el locutor trata de manipular las emociones del receptor, más que usar argumentos válidos, para demostrar la validez o invalidez de los argumentos del contrario. Dentro de esta falacia se encuentran otras como, recurrir a las consecuencias, recurrir al miedo, recurrir a la culpa, recurrir al ridículo, recurso del victimismo y demás falacias en las que las emociones o estados subjetivos de uno o varios individuos se usan como argumento para demostrar la veracidad o falsedad de una aseveración. Especial atención para el recurso del victimismo en el que se mezclan el Argumentum ad hominemataques o argumentos sobre las personas y una apelación a las emociones.

2.8 Falso dilema o falsa dicotomía o falsa bifurcación: Implica una situación en la cual solo dos puntos de vista son sopesados como las únicas opciones, cuando, en realidad, existen una o más opciones que no han sido consideradas. Las dos alternativas presentadas suelen ser, aunque no siempre, los puntos extremos del espectro de ideas. En lugar de esta extrema simplificación y pensamiento deseado, sería más apropiado considerar todo el espectro de opciones como en la lógica difusa.

2.9 Falacia del punto medio o falacia del compromiso o falacia de la moderación: se genera al asumir que la conclusión más valida o certera es la que se encuentra siempre como compromiso entre dos puntos de vista extremos. La falacia se produce porque la verdad o certeza de idoneidad se basa no en los argumentos sino en premisas subjetivas (se subjetiviza la verdad o mentira de un hecho) de qué es lo que se ha considerado como extremo y qué se considere como punto medio y que se considere que éste es siempre cierto. Es posible que lo considerado como extremo es en realidad el hecho cierto. Esta falacia viene del hecho de que con frecuencia una posición intermedia o moderada suele ser correcta. Ejemplo:

“Las mujeres en Occidente no están obligadas a llevar burka, en cambio las mujeres en Oriente están obligadas a llevar el burka, por tanto, las mujeres de todo el mundo se las debería obligar a llevar pañuelo”

Y la lista podría continuar, pero creo que estos ejemplos son los más utilizados y los que más facilmente se pueden identificar. Lo importante es darse cuenta que el problema de decir falacias, es que nuestro razonamiento aunque parezca lógico, sigue siendo subjetivo. Pongan mucha atención a lo que escuchan y a lo que dicen, que una bonita lógica no los engañe y los deje con la verdad a medias.

Anuncios

Comments

  1. Catalina says:

    ¡Hola! Omitiste a los autores del texto… No olvides dar atribución a quien la merece. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: