El misterio de Nostradamus y sus profecías

Nostradamus. Imagen: cronicasmundosocultos.blogspot.mx

Michel de Nôtre-Dame, mejor conocido como Nostradamus, fue un médico y astrólogo judío que adquirió fama rápidamente debido a sus misteriosas “profecías”, las cuales anticipan el futuro de la humanidad hasta el “fin del mundo”, que él mismo sitúa en el año 3797.

Nostradamus nació el 14 de Diciembre de 1503 en Saint-Rémy-de-Provence, Francia. Desde muy pequeño se interesó por aprender a manejar el astrolabio (un antiguo instrumento que permite determinar la posición de las estrellas sobre la bóveda celeste para conocerlas mejor), y a tratar de describir y descifrar el destino de las personas. Estudió letras, medicina y filosofía, asombrando a compañeros y profesores por sus raras facultades y su infalible memoria. Su gran habilidad por las matemáticas y la astrología, así como su gran inteligencia, lo llevarían a Italia, en donde tendría lugar su primera “profecía” sin ser aún escrita:

Nostradamus, en su viaje a Italia, encontró a un humilde monje franciscano de nombre Felice Peretti. Nostradamus se arrodilló ante él, en medio del estupor de quienes presenciaban la escena y dijo con sencillez: “No hago otra cosa que rendir el debido respeto a Su Santidad”. Tiempo después, en 1585, Peretti subiría al trono pontificio con el nombre de Sixto V.

Nostradamus escribiendo. Imagen: taringa.net

En la noche del Viernes Santo del año 1554, el astrólogo judío anunció que dedicaría todo su tiempo y esfuerzos a escribir una obra en la cual reuniría y sintetizaría “las posibilidades del futuro de la raza humana”. En 1555 se publicó su obra Las verdaderas centurias astrológicas y profecías. Este libro organizaba sus  profecías en volúmenes denominados Centurias, cada uno de los cuales debía contener 100 profecías escritas en forma de cuartetas o grupos de cuatro versos. El primer tomo de las Centurias vio la luz en 1555 y provocó un auténtico revuelo. Las opiniones se dividieron y la polémica no tardó en desatarse:

El joven león al viejo ha de vencer, 
en campo del honor, con duelo singular. 
En jaula de oro, sus ojos sacará, 
de dos heridas una, para morir muerte cruel.

 El 29 de junio de 1559, mientras se festejaba la boda del rey de España con Isabel, la hija del rey de Francia, Enrique II participó de los torneos que allí se celebraban. En el primer encuentro, Enrique II resultó victorioso, pero en el segundo, el joven conde de Montgomery le clavó una enorme astilla de la lanza que le atravesó un ojo. Murió 10 días después.

Tras este hecho, comenzaron a propagarse los rumores sobre el carácter visionario de Nostradamus y su reputación incremento indudablemente, la cual  no decaería hasta su muerte. Su libro expone profecías y pronósticos sobre una edad histórica que llega hasta el año 3797.

Según ciertos comentadores, muchas de estas profecías sí se cumplieron; desde la muerte de Enrique II a la de Luis XVI; de la caída de Napoleón a la guerra de 1939. Pero hay quienes sostienen que ninguna cuarteta de Nostradamus ha sido interpretada antes de que un determinado acontecimiento previsto por ésta se haya cumplido, o son muy generales (por ejemplo: habrá un incendio en occidente, comenzará una guerra espantosa en oriente).

A pesar del paradigma que gira entorno al libro que escribió y de sus posibles profecías, no hay duda de que Nostradamus fue un médico y astrólogo importante en su época, y que por supuesto, sorprendió al mundo por sus grandes habilidades, pero sobre todo, por sus misteriosos manuscritos que hasta el día de hoy se siguen estudiando.

A continuación les comparto unas cuantas “profecías cumplidas” que quedan a su juicio:

Napoleón Bonaparte:

Centuria I, 60.

Un emperador nacerá cerca de Italia,
 que será vendido muy caro al imperio. 
Dirán con qué gente se alía,
 que les parecerá menos príncipe que carnicero.

Napoleón nació cerca de Italia, en Córcega, el día después que esta isla fuera anexada a Francia. El Senado francés lo declaró Emperador de Francia. Construyó un imperio extenso pero a su muerte, Francia perdió gran parte de éste. Sus batallas fueron las más crueles que existieron, fallecieron muchas personas en éstas, por esa razón se le otorgó el apodo de “carnicero”.

Napoleón Bonaparte. Imagen: taringa.net

La bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki:

Centuria II, 6.

Cerca de las puertas y dentro de dos ciudades habrá dos azotes como nunca vio nada igual. Hambre, dentro la peste, por el hierro fuera arrojados, pedir socorro al gran Dios inmortal.

En agosto de 1947 Estados Unidos lanzó sobre las ciudades portuarias de Hiroshima y Nagasaki 2 bombas atómicas destruyendo casi en su totalidad a estas ciudades. Murieron más de 200.000 personas y hubo más de 500.000 damnificados. Ese día es anualmente conmemorado ccon el fin de que nunca más ocurra algo igual.

Explosión Hiroshima & Nagasaki. Imagen: taringa.net

Adolf Hitler:

Centuria III, 35.

De lo más profundo del Occidente de Europa, de gente pobre un joven niño nacerá,
 que por su lengua seducirá a las masas, 
su fama al reino de Oriente más crecerá.

Hitler nació en en 1889 en  Austria, Europa, proveniente de una familia pobre. Muchas personas lo siguieron pues creían en sus ideas. Su plan consistía en conquistar toda Europa y también Asia. Con Rusia (Oriente) tuvo alianzas momentáneas pero su verdadero objetivo era conquistarla.

Adolf Hitler. Imagen: taringa.net

Por Adriana Ortiz / @AdyZitro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: