El nuevo e imprevisto gobierno de Paraguay

El pasado viernes 22 se dio a conocer el fallo del juicio político en contra del entonces presidente de Paraguay, Fernando Lugo. El resultado: la destitución inmediata como mandatario del país.

Federico Franco, quien fungía como vicepresidente del PRLA (Partido Radical Liberal Auténtico) juró como presidente unas horas después de que se anunciara la destitución de Lugo.

Fernando Lugo/ Fuente: El País

Federico Franco/ Fuente: BBC

Crisis política

La razón oficial de la destitución es por un asunto de finca. Pero no hay que olvidar que ciertamente hay otros factores involucrados, como el hecho de que Lugo contaba con un débil apoyo político, que encima, se fue deteriorando. Otro factor también es la pérdida del respaldo de la gente, que en parte se debe a la primera razón.

Hablando de la primera razón, su apoyo político (específicamente hablando de la coalición de su partido) se perdió cuando nombró como ministro a un representante del Partido Colorado (opositor). Esto es importante pues hay una base histórica detrás. El Partido Colorado había gobernado durante 61 años, hasta que en 2008, con su elección, Lugo lo expulsó del poder. Su deficiente base política también fue notoria en el Congreso, donde se votó para sacarlo del poder casi unánimamente.

En cuanto al segundo factor, la aceptación popular fue disminuyendo a medida que la gente se defraudaba de las promesas y reformas de Lugo; él había provocado esperanzas en las clases más bajas, otorgando ventajas sociales como medicinas gratuitas y desayunos en las escuelas. Sin embargo, sus opositores así como el escaso compromiso de sus aliados en el Congreso, provocaron que se paralizaran sus reformas y no se atendiera el que quizá es el problema social más importante de Paraguay: la reforma agraria y el conflicto con los campesinos.

El problema de la tierra

El verdadero problema de este país yace en la repartición de tierra. El 80% de las tierras fértiles pertenece a un 2% de la población, lo que evidentemente marca un abismo de desigualdad. Y precisamente fue esa la razón por la cual se dio el juicio político, el desalojo de una finca. Todo comenzó cuando varias familias se instalaron en una hacienda cerca de Curuguaty, que pertenece a Blas Riquelme, empresario con lazos del partido Colorado y de quien se asegura que se apropió del terreno ilegalmente. El 15 de este mes la policía llegó al lugar y en circunstancias confusas, hubo un tiroteo dejando a 11 campesinos muertos así como a 6 miembros policiales. Como resultado, se culpó a Lugo y se solicitó el juicio político acusándolo de “mal desempeño de sus funciones”. Digo que los acontecimientos no han sido del todo aclarados ya que se habla de que los disparos comenzaron de un tercer grupo; unos francotiradores que supuestamente obedecen intereses políticos. Está claro que hay quienes se oponían a los programas agrarios y que iban en contra de sus intereses, por lo que había que actuar de inmediato. Habría que identificar esas corrupciones e ilegalidades primero.

Simpatizante de Lugo/ Fuente: El País

Golpe de Estado

“Golpe de Estado, golpe parlamentario, golpe a la ciudadanía y a la democracia”, así fue como calificó la situación Fernando Lugo. Y no fue el único en utilizar el término, pues varios mandatarios de Latinoamérica se postularon en contra del juicio político y condenaron el nuevo gobierno, tachándolo de antidemocrático. Entre los presidentes que reiteraron su posición en contra fueron: Rafael Correa (Ecuador), quien mencionó que sólo reconocerá al gobierno electo en 2013; Evo Morales (Bolivia), quien dijo que la destitución era un atentado en contra de la conciencia popular; Hugo Chávez (Venezuela); Cristina Fernández (Argentina), quien aseguró que no convalidará el golpe de Estado; Dilma Rouseff (Brasil), quien condenó la destitución. Además de estas declaraciones, se han llamado a los embajadores de dichos países en Asunción para pedir su opinión acerca de la situación política. A estos estados se han sumado Uruguay, Chile, Colombia y México al llamar a consultas a sus embajadores.

Aunado a esto, la OEA (Organización de Estados Americanos), representada por su secretario general, José Miguel Insulza, dijo que el proceso de Lugo había sido un “juicio sumario” y que parecía no cumplir estrictamente con la legalidad en cuanto a la defensa. En este sentido, Lugo había dicho que era inconstitucional el reglamento del juicio, pues se elaboró apenas unas horas del evento, además de que le dieron 24 horas únicamente para preparar su defensa.

Asimismo, tanto Mercosur como Unasur estarán evaluando cuáles son las medidas que tomarán como bloque por la ruptura del orden democrático, ya que pone en peligro los compromisos que tiene la región con la democracia. Se habla que las consecuencias pueden ser desde sanciones comerciales (lo cual afectaría mucho a Paraguay y a su deficiente economía ya que es uno de lo países más pobres de la región), hasta la expulsión del país de Unasur por la violación de Estado de Derecho.

La destitución política

El artículo 225 de la Constitución paraguaya dicta que es posible hacer un juicio político a un funcionario electo si es responsable de algún delito. El presidente puede ser destituido si al menos dos tercios de la Cámara de Diputados y del Senado así lo aprueban. Y debido a que la votación en la Cámara de Diputados para iniciar el juicio fue de 76 a favor (de 80 diputados) y en el Senado 39 a favor de la destitución (de 42 senadores), se dice que constitucionalmente, no hubo dicho “golpe”. Esa es la forma en que Franco defiende la legalidad del juicio, la cual sería cierta si no fuera porque no se aplicó uno de los principios más básicos de los juicios: el derecho a la defensa. En cuanto se presentó la acusación, el presidente y sus abogados dispusieron de unas cuantas horas para defenderse, buscar pruebas y elaborar argumentos que lo redimieran de la acusación. De igual forma está la opacidad en cuanto a la elaboración del reglamento momentos antes del juicio.

Otra de las razones por las que se dice que no fue un golpe, es que Lugo aceptó la sentencia del juicio, aunque lo tildó de injusto, por lo que implícitamente estaba de acuerdo con su destitución. Quizá sea posible que presente una apelación en la Corte Interamericana, pero aún así no se garantizaría su retorno al poder, además de que desde luego que otra razón es la ya mencionada pérdida de aliados políticos.

Juicio a Lugo/ Fuente: International Business Times

El fantasma de la campaña

De acuerdo con la Constitución, Franco será el presidente hasta las elecciones de 2013. De acuerdo con algunos analistas políticos, es ésa la verdadera causa de la destitución; para controlar el poder durante la campaña y en las elecciones. Destituyendo a Lugo, se aseguraba que no actuará en contra del Partido Colorado. En este sentido, incluso Lugo mencionó que el juicio era promovido por Horacio Cartes (candidato del Partido Colorado), pues su candidatura no resulta muy popular. En especial porque Wikileaks hizo pública su relación con lavado de dinero y narcotráfico. Sin embargo, se habla de que es posible que Lugo se presente como candidato a las elecciones.

Posiciones en contra

Manifestantes se congregaron en apoyo a Lugo y a su presidencia, en especial después de que se convocara a huelgas pacíficas. Sin embargo, la policía los dispersa con gases lacrimógenos, cañones de agua y amenazas.

Además, los medios de comunicación parecen estar censurados en este aspecto, pues la policía tomó la sede de la Televisora Pública de Paraguay, después de que se anunciara la destitución del presidente. Se le ordenó a la televisora no transmitir imágenes de los manifestantes proLugo, lo que sin duda es una clara violación a las libertades.

Finalmente, esta crisis política sin duda afectará la posición regional de Paraguay, dañando su economía y estabilidad y posiblemente creará una ruptura social. Después de este juicio político precipitado y con tintes no del todo legales, Federico Franco gobernará con un estatuto de no reconocimiento y hasta de condena internacional.

Manifestantes en contra de la destitución de Lugo/Fuente: El País

Protestas anti-Franco/Fuente: ABC

 Por: Frida Arriaga/@frieDen19

Anuncios

Trackbacks

  1. […] Uruguay y Paraguay. Éste último suspendido desde la destitución del ex presidente Fernando Lugo, aquí pueden ver más al […]

  2. […] Uruguay y Paraguay. Éste último suspendido desde la destitución del ex presidente Fernando Lugo, aquí pueden ver más al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: