Alauíes, la minoría en el poder y el conflicto sirio

El conflicto actual en Siria es uno de los más abarcados por los medios, conflicto que en los últimos días la Cruz Roja calificó de guerra civil. Además, la postura internacional en general es de condena y reprobación ante lo que sucede en el país que gobierna Bashar al Assad; exceptuando a algunos Estados muy importantes en la arena internacional quienes lo apoyan o por lo menos no lo condenan, me refiero a Rusia, China e Irán. Desde luego, estas poderosas amistades obedecen a intereses políticos que hacen que el caso particular de Siria sea un foco de riesgo tanto para la estabilidad regional como para su propia política interna.

Conflictos internos

¿Quiénes son los alauíes?

Se trata de una rama del chiísmo, (que es una de las dos vertientes principales del islam, la otra rama es el sunismo) que se caracteriza por ser poco ortodoxa, incluso los suníes (75% de los sirios) no consideran a los aluíes (poco más del 10% de la población) como musulmanes, incluso los califican de herejes. Hay muchas cosas que no se entienden o no se saben del todo acerca de esta religión, pero es sabido que entre sus prácticas está dirigir oraciones en casas o al aire libre y casi nunca en mezquitas, además de la prohibición de ingerir cerdo también se prohíbe comer liebre, rechazan la peregrinación a La Meca, no respetan el ayuno del ramadán (mes sagrado) y además del Corán tienen el Kitab al Majmu como libro sagrado. El conocimiento es exclusivo de los hombres, aunque incluso para ellos es difícil acceder a los misterios de su religión, pues sólo descubren los secretos los más sabios, denominados jeques.

Mapa sectario de Siria/ Fuente: El País

La montaña del Djebel Nosairi, en el noroeste de Siria así como la ciudad de Latakia son considerados lugares altamente poblados por alauíes. Pero, ¿cuál es la importancia de los alauíes? Bashar al Assad es miembro de esta comunidad, así como los militares y los altos gobernantes del país, los alauíes han controlado el país durante poco más de cuatro décadas. El problema reside en que la secta que es minoría comete atrocidades, represiones y matanzas en contra de suníes. Con todo el conflicto, los alauíes empiezan a temer que se tomen represalias contra ellos cuando al Assad caiga del poder, temen que la población suní cometa venganza, especialmente por las víctimas ocasionadas por los mujabarats (agentes de seguridad y servicios secretos)y los shabihas (especie de mercenarios), por lo que las medidas que los alauíes están tomando es regresar al norte, donde por cierto misiles, armas estratégicas, carros de combate, artillería y demás armamento está siendo transferido a esa parte del territorio.

Simpatizantes al régimen sirio/ Fuente: El País

Familia el Assad/ Fuente: El País

La oposición

La caída del régimen sirio depende en la derrota de su numerosa y muy bien equipada fuerza armada. Objetivo poco probable para la rebelión, pues está claramente dividida, conformada desde militares exiliados, grupos clandestinos, izquierdistas, secularistas, islamistas y nacionalistas entre otros. El Consejo Nacional Sirio, uno de los principales grupos, intentó unificar a los opositores sin muchos resultados. También en la oposición, se encuentran los alauíes que deciden desvincularse de los actos de las autoridades para prevenir que los maten o ataquen si el régimen cae. Mientras tanto, los enfrentamientos entre civiles alauíes y suníes son cada vez más comunes. El Ejército de la Siria Libre ha llamado a una “guerra de los verdaderos musulmanes en contra de los heréticos alauíes”. Este tipo de oposición es radicalmente diferente a lo que los jóvenes en las revueltas proponían: una democracia donde los derechos tuvieran garantía. Aunque claro, las manifestaciones se vieron brutalmente reprimidas por el régimen, haciendo que se optara por una guerrilla (principalmente suní) en contra de la dictadura. Es en este contexto donde hacen su aparición Los Hermanos Musulmanes, pues han ganado peso ya que han propuesto a la oposición un pacto regulado por la ley humana y no divina, sin embargo un gobierno islamista suní también genera problemas para las minorías cristianas y desde luego para los alauíes, sin mencionar que ocasionaría algunos disgustos para ciertos Estados.

Protestas en Siria/ Fuente: Al Jazeera

Conflictos regionales

La importancia geopolítica

Siria es una pieza clave en el ajedrez del Medio Oriente. Es un país que cuenta con valiosos aliados en la partida internacional: tener a Rusia, Irán y China de su lado no es poca cosa.

Muchos se preguntan por qué la comunidad internacional no ha tomado medidas más serias con respecto al conflicto en Siria, ¿por qué no ha intervenido la OTAN como lo hizo en Libia? La respuesta va en dos direcciones, una, la comunidad internacional teme que la caída del régimen sirio provoque una especie de desequilibrio en la región. Y dos, Rusia.

Rusia y Siria son aliados desde que la primera era la Unión Soviética. Los intereses de los rusos en Siria son variados: desde una base naval en Tartus, intereses económicos, venta de armas y equipo militar, influencia en Medio Oriente, hasta la propia política interna rusa, la cual intenta dejar claro que no se tiene derecho a incidir sobre quién debe o no gobernar un país y a respetar la soberanía de los Estados. Sin mencionar que Rusia no quiere a OTAN cerca.

Protestas contra el régimen/ Fuente: BBC

Por otro lado, está el Grupo de Amigos de Siria que es una coalición contra el Asad, entre los que destacan Estados Unidos, la Unión Europea, Turquía y la Liga Árabe. El Consejo de Seguridad de la ONU propuso la intervención en Siria, a lo que China y Rusia contestaron con un rotundo no, así que las acciones que se pueden llevar a cabo versan en ayuda humanitaria para refugiados y civiles. Sin embargo, también se acordó brindarle apoyo a los rebeldes, en comunicaciones, logística y financiamiento. Lo que algunos analistas considera como un escenario de “cuasi-guerra fría”, pues EUA está apoyando y financiando y fortaleciendo a los rebeldes sirios y Rusia brindándole armamento y ayuda al régimen de el Assad. También en este sentido, se ha dicho que Israel representa los intereses de occidente, más específicamente, de EUA, y Siria representa a Rusia.

Otro problema en la región sería con Israel, pues para este país, Siria es una amenaza, existe una rivalidad que define sus papeles en la región. Por ejemplo, el régimen de al Assad ha apoyado a grupos palestinos tales como Hamas y Hezbollah, además de que Siria controla a Líbano (a través de Hezbollah) en contra de Israel. Sin embargo, a Israel tampoco le conviene que el régimen de el Assad caiga y suba un gobierno religioso, pues complicaría el precario equilibrio de la región.

En cuanto a Irán, es un país chiíta y un aliado tradicional de Siria, por lo que una intervención occidental sería una amenaza para Irán y lo consideraría incluso como un ataque a su territorio. Como consecuencia, una intervención provocaría un conflicto mayor que involucraría a Irán y traería más problemas a la región. Además, algo muy importante es que si la mayoría suní gana en Siria, eso la convertiría en Estado afín a Turquía, lo que va en contra de los intereses de Irán.

Finalmente, Siria es un país con un pasado lleno de identidades, y con una guerra sectaria, las divisiones de la oposición no parecen crear una transición política y es difícil que se venza al fiel ejército que protege a el Assad. De la misma manera, no es factible una intervención sin la aprobación rusa, pues estarían enfrentando geopolíticamente a Rusia e Irán. Habrá que esperar a ver cómo termina este capítulo en Siria.

Por: Frida Arriaga/@frieDen19

Anuncios

Trackbacks

  1. […] Líbano es un país clave en este conflicto, como vecino de Siria tiene gran injerencia en lo que suceda en su territorio, y Líbano se ha caracterizado por tener una endeble política y una fragilidad social, además del claro conflicto religioso y sectario que se libra. Enfrentamientos entre chiítas, sunitas, cristianos y drusos, han marcado la historia libanesa, y tiene mucho que ver el conflicto actual en Siria, pues agrava el problema entre las dos ramas del islam, los chiítas y los sunitas (Bashar al Asad pertenece a una rama del primero, llamada los alauíes, y los rebeldes la mayoría son suníes). Para entender más de este conflicto: alauies-la-minoria-en-el-poder-y-el-conflicto-sirio […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: