Del aula a las salas de cine

Los maestros son figuras enigmáticas, cuya vida fuera del aula es inimaginable para la mayoría de sus alumnos. Los primeros dedican su vida a educar, crean una personalidad ante sus alumnos, así como una interacción con base en el poder que no les permite formar una relación de apego con ninguno de éstos. Sin embargo, existen aquellos maestros que clase tras clase crean una impresión que marca la manera de pensar o incluso la vida de alguno de sus estudiantes; maestros que se recuerdan toda la vida y que forman parte de la persona en la que te convertiste. Este tipo de maestros son dignos de inspirar una película, y justo ésta temática ha relucido últimamente en las salas de cine.

Detachment

Basta con decir que fue dirigida por Tony Kaye para saber qué esperar de esta película. La crítica social siempre está presente en los filmes de Kaye y Detachment no se queda atrás; la principal crítica de esta película se centra en el sistema educacional estadounidense, pero también le toca su debido regaño a la sociedad, cuestionando sus valores, a la familia y al pensamiento negativo y malicioso que la mayoría de los adultos desarrollan.

El título de Detachment fue traducido al español como Indiferencia, sentimiento que, a mi parecer, brilla por su ausencia en la película. Si algo no existe en la personalidad de Henry Barthes (Adrien Brody) es indiferencia. “Desapego” –traducción literal de “detachment” – es un término mucho más apropiado para el sentimiento que proyecta este personaje.

Henry Barthes es un maestro sustituto, nunca permanece en un mismo sitio –o una escuela- lo suficiente para crear un lazo afectuoso, es solitario, turbado. Henry va de trabajo en trabajo haciendo su deber de sustituto hasta que cae en una escuela marginada, con estudiantes igual o incluso más perturbados que él. Así, ante tal identificación, Henry va creando lazos y soltando otros. Ayuda a sus estudiantes, a una joven prostituta y sostiene los últimos hilos del lazo con su abuelo al mismo tiempo que todos estos personajes ayudan a Barthes a salir del estado anímico en el que se encuentra, soltando los fantasmas que lo perseguían desde su niñez. A modo de falso documental, Detachment es una visión cruda de lo cruel que puede ser la soledad cuando se está rodeado de gente.

Monsieur Lazhar

Cada día un niño distinto tiene como deber poner una leche en el escritorio de todos sus compañeros. Era jueves, Simon se dirigía a hacer su deber cuando abre la puerta del salón y encuentra a su maestra, Martine, colgada en un acto de suicidio. La escuela necesita un suplente y así llega Monsieur Lazhar, un argelino buscando refugio en Quebec.

Mr. Lazhar ahora tiene que lidiar con un grupo de estudiantes de primaria cuya maestra se acaba de suicidar. Simon se siente culpable por la muerte de Martine, Alice busca ser la preferida del profesor debido a la constante ausencia de su madre, Boris está continuamente enfermo, Abdelmalek se expresa, pero raramente en francés. Mr. Lazhar convive con estos niños a diario, los ayuda a lidiar con la muerte de su maestra tratando de que expresen abiertamente lo que sienten, mientras que la administración escolar ve el tema como un tabú. Lazhar conoce y ayuda a los niños, mientras que en la escuela nada saben acerca de la vida del sustituto, de por qué está donde está y el peligro que tiene de que lo deporten.

Así, mientras Monsieur Lazhar ayuda a los niños a romper con el tabú y silencio provocado por el suicidio de su maestra, así como a comprender y superar el suceso, él hace lo propio con el suceso que lo tiene refugiado en Quebec. A través de grandes actuaciones de los niños y un personaje entrañable como Mr. Lazhar, ésta película expone que expresar el sentir acerca un tema tan delicado como la muerte es un acercamiento mucho más sano que evitar y reprimir los sentimientos, que pueden salir a relucir en su forma más cruda y en el momento menos indicado.

Estas dos películas muestran una parte de la educación que constantemente se pasa de largo: los maestros son personas como cualquier otra, con una vida privada que para bien o para mal forma a quien tenemos en frente a diario, haciendo su mejor esfuerzo por dejar algo de ellos en cada uno de sus estudiantes. Finalmente, nos dan una probable respuesta a la constante pregunta: ¿cómo será la vida de Miss Paty? (Porque estoy segura que todo el mundo tuvo, aunque sea una vez en su vida, a una Miss Paty).

Ambas películas las pueden encontrar exhibidas tanto en salas comerciales como en sedes alternativas.

Por: Daniela S. /@ItsDaniee

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: