Legalizar las armas en México

¿Qué pasaría si en México legalizáramos la posesión y tenencia de armas de fuego? La pregunta seguramente ha merodeado la cabeza de más de uno frente a los recientes acontecimientos en Estados Unidos (léase, en el mundo), donde después de la masacre en el cine de Aurora, Colorado, el debate sobre las armas vuelve a ponerse sobre la mesa política, social y casi deontológica de los norteamericanos.

Amparados en su segunda enmienda, que establece el derecho de cada persona a poseer un arma (claro, en tiempos de una naciente revolución norteamericana, donde temían que en cualquier momento regresaran los británicos por sus tierras y  tenían que estar listos para recibirlos), los estadunidenses ven en ese derecho la representación de muchos otros. Por eso es que el tema es tan delicado.

¿Veremos esto pronto en nuestro país?. Cortesía: Morning Constitution

No es sólo una cuestión de querer tener una pistola, sino esencialmente es un debate sobre el gobierno y la libertad. De un lado están quienes pugnan porque el Estado desaparezca cada vez más (liberalismo que debería ser puro pero en Estados Unidos se entremezcla con tantas tonterías y falsos debates que el agua “liberal” queda muy puerca), reduciendo la intervención de este en las vidas de los ciudadanos.

Ahí encontramos a los que ven en el derecho a portar armas el símbolo por excelencia de una resistencia al poder absoluto del gobierno. Es decir: “puede que tú seas más grande y tengas un ejército, pero al final del día, yo tengo una pistola con la que puedo atacarte”. Muy simple, pero ese es en realidad el pensamiento detrás. Bueno, de algunos. Otros en verdad quieren sentirse gángsters, otros querrán proteger ese derecho por la facilidad con la que podrían cometer algún crimen después. Al final del día, Estados Unidos es quien encabeza las tasas de mortalidad por armas de fuego en el primer mundo.

El argumento principal para quienes defienden la segunda enmienda es que “las armas no matan gente; la gente mata gente”. Osea que, en sí, una pistola no es buena ni mala, y por ende queda en la libre determinación de cada quien el uso que se le dé (una postura eminentemente liberal). Aquí en este lado también está la NRA (Asociación Nacional de Rifles, por sus siglas en inglés) que ejerce fuertes presiones en el Congreso de Estados Unidos, a través del increíble poder económico que manejan. Y es que el de las armas es un negocio cuantioso. Pregúntenle a los cárteles mexicanos si no los desfalcan a menudo.

Y del otro lado están quienes pugnan por un mayor control armamentista. Porque el Estado prohíba o limite la venta de armas de alto poder. Y en esto, creo, tienen razón. Así también piensa el Presidente Obama, quien hace un par de días resaltó el hecho de que quizá el acceso a un AK-47 o a metralletas automáticas debería ser más difícil, o bien, de uso exclusivo de las fuerzas armadas. Si el número de armas en venta se redujera, por matemática simple se reducirían también las muertes causadas por ellas.

Pero esa no es la única solución a un problema que trasciende al mostrador de ventas y que se instala en una colectividad. Es un fenómeno social que debe ser atendido. Ya mencionaba aquí el fantástico documental de Michael Moore, “Bowling for Columbine” (ahora incluyo una liga para verlo completo) y ahí la respuesta es que los norteamericanos tienen miedo. Un pueblo fácilmente manipulable (según Moore) e intereses poderosos que manejan poderosos medios de comunicación son la combinación perfecta para el negocio de las armas y el control de la población.

Miedo. Manipulación del pueblo. Medios de comunicación. Hm. ¿Suena familiar?

Por eso, repito la pregunta: ¿qué pasaría si en México, el miedo llegara a tales niveles que cada casa tuviera o quisiera defenderse con un cuerno de chivo? ¿Qué tal si legalizamos la venta de armas y entonces enfrentamos a los secuestradores y los narcos a balazos?

No es trivial la cuestión. El mejor ejemplo de esto es el cine. Imaginemos que en esa sala de Colorado, cada uno de los asistentes a la película fuera armado. En el momento en que se disparase la primer bala, la cosa terminaría muy mal. Seguramente habría más muertos.

O como dice una conocida historia corta. Entra un hombre a un bar, pistola a la cintura y le comenta a un amigo suyo: “caray, qué peligrosa se ha vuelto esta colonia, ¿verdad?”. El amigo vuelve la cabeza y contesta seriamente: “quizá sería más segura si tú te mudaras”.

Anuncios

Comments

  1. Roberto jr says:

    Este es mi caso: Soy un ciudadano mexicano que vive honradamente, y a causa del incremento de inseguridad en comunidad me he decidido a ejercer mi derecho a poseer un arma como bien lo dice el articulo 10 de nuestra constitución, entonces me pongo a investigar en donde puedo adquirir una y me encuentro con la sorpresa de que el único lugar en donde puedo comprarla es en la armería de la sedena en el DF ¿por que no hay armerías locales?, aunque tengan las mismas restricciones y tampoco me enseñen a usarla parece que el articulo 10 solo aplica a los chilangos, los demás estamos indefensos, entonces que? compro una ilegalmente? porque prácticamente es mi única opción.
    Si leyeron este artículo y quedaron traumados con las “peligrosisimas armas” no crean que quiero mi arma para desatar una masacre , nada de eso es solo para defenderme de los extorcionadores y narcos.

  2. pedro juan castor says:

    Si el gobierno no garantiza la seguridad aun siendo no legales las armas, cual seria la diferencia siendolas?, al final el uso dado dependera de quien la porte, el asesino matara, pero quien no lo es, la usara para minimo tener una oportunidad de protegerse de el, en conclusion lo que el gobierno quita es la libertad de al ciudadano honesto de protegerse.

  3. la legalisacion de las armas seria una verdadera livertad yo prefiero murir de un balaso que de una cuchillada asi que legalisenlas

  4. Es necesario legalizar las armas con ciertas restricciones como se comenta en los demás posts, simple y sencillamente por que la policía no sirve o es ineficiente para defendernos a todos y para poder estar en igualdad con los delincuentes que ellos si portan armas sin ningún tipo de permiso, asaltando, extorsionando y matando muchas veces personas inocentes, y si los gobernantes no pueden, que le den paso al gobierno (el pueblo) para que tome su legitimo derecho de defenderse.

  5. no deberia legalizarla porque habria muchas muertes

    • no la jodas muchas muerte ya las hay y todo por los malditos secuestradores por los mendigos ratas no la jodas la clave es la legalisacion asta la placa le vajaria de blanquillos

  6. es una tontería tener la mentalidad de que el que tiene un arma es un delincuente en potencia o que por el solo echo de poseer una la persona tendrá la idea de matar a su vecino y que se le haría mas fácil por el echo de tener acceso a una, la realidad es que mexico esta plagado de armas pequeñas, casi cada casa o en cada familia existe por lo menos un arma, la idea de que en mexico somos tarados y retrasados y de que solo la clase media tiene la capacidad para usarlas de forma adecuada es un insulto a mas de la mitad de la población que esta en situación vulnerable. si los delincuentes tienen armas no es porque las leyes estén muy relajadas es porque son delincuentes y el echo de aumentar las penas no les hace ninguna diferencia, que mas da la pena de 10 años por portasion si ya mato a 20, la prohibición de armas solo beneficia a los delincuentes y a los corruptos. y los casos en estados unidos de asesinatos como los del cine o la escuela son prácticamente nulos en comparación a las mas de 350 millones de armas que se poseen en ese país. si así fuera en los estados de Texas y Arizona la taza de delincuencia seria la mas alta en todo el país ya que son los principales estados donde se permite la posesión de armas de grueso calibre. respeto total al articulo 10 constitucional y basta de limitaciones estúpidas que son encarnadas por el miedo que sienten los legisladores y el gobierno. esta es la otra cara de la moneda en mexico se prohibe por miedo y en estados unidos se poseen supuestamente por lo mismo, habra que poner en la balanza y ver que funciona mejor, si limitarlo por miedo a balaceras masivas o permitirlas dándonos cuenta de como estan en ciudades armamentistas en estados unidos en cuestiones de tiroteos diarios y asesinatos por personas con registros legales de posesion de armas

    • Bajo ese argumento, entonces tendríamos que dejar de limitar el acceso a las armas y tecnología nuclear y dejar que todo mundo tenga su guardadito de uranio y su arsenal atómico, ¿o no? El problema de las armas es que si no se controla su venta, los rifles de asalto, armas “mata policías”, granadas, lanzacohetes y demás linduras que compra el crimen organizado en la frontera norteamericana seguirán entrando a nuestro país para causar más muertes mexicanas, que incluyen también a gente inocente. Estoy seguro también que si algún familiar o persona cercana a ti hubiera estado en el cine en Aurora, Colorado o en Columbine no estarías tan pronto a descalificar los hechos como minucias dentro de las estadísticas.
      Es un tema sensible y que de ninguna manera está cerrado. Discusiones como éstas son las que se deberían tener también en otros lados.

      • Roberto jr says:

        Déjame informarte amigo, que en las armerías de EUA no se venden rifles de asalto ni granadas ni mucho menos lanzacohetes, se venden rifles deportivo semi-automáticos es decir versiones deportivas de los rifles militares.

  7. Legalizarse bajo ciertos requisitos para el comprador y por su puesto que el precio de las armas no sea tan accesible por ejemplo si una pistola cuesta 500 dll en el mercado americano en mexico por sobre eso y mas que el comprador se someta a examenes que solo el ejercito o fuersas federales puedan aplicar asi como tencia por portacion de armas por cada una asi ya no sera tan accesible solo la gebte que pueda de clase media en adelante podra portar arma en lo perzonal solo gente capasitada mental gente que no sea de mete devil . Y que sea total mente controlado por el ejercito asi como varios tipos de registros por ejemplo el balistico no solo el numero de serie tenemos la oportunidad de acer todo mas que controlado y bien elaborado y por todo loque queramos janas en manos de precidencias munisipales o estatales porque de ser asi mejor no legalizar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: