“Estoy para jugar cualquier torneo”: Javier Orozco

El delantero mexicano cuenta con minutos en Selección Mexicana.

En México, parece normal que un niño sueñe con dedicarse al fútbol en cuanto sea adulto; sin embargo, eso no pasó por la mente del delantero de Cruz Azul, Javier “Chuletita” Orozco.

A temprana edad encontró en el béisbol su deporte favorito; no obstante, el nacido en Los Mochis, Sinaloa el 16 de noviembre de 1987, cuenta cómo declinó por el balompié. Sus inicios, su paso por la Selección Mexicana, sus propósitos profesionales, e incluso el origen de su popular apelativo.

— ¿Por qué decidiste ser futbolista?

— La verdad fue por mi hermano Luis. A mí me gustaba mucho el béisbol, pero en México hay más posibilidades en el fútbol. Desde que Luis llegó a Cruz Azul me empezó a interesar muchísimo y cuando él debutó en Primera División dije “yo también quiero estar ahí, quiero ser como él”, y a los 15 años me vine al club.

— ¿De dónde surge el apodo de “Chuletita”?

— El apodo es por mi papá, a quien le dicen “Chuletas”. Cuando llegué a Cruz Azul a mi hermano todos le apodaban igual, y en el momento en que él y yo coincidimos en Primera División y gritaban “chuletas o chule”, los dos volteábamos y desde ahí fue el apodo de “Chuletitas”.

— ¿Cómo fue el entorno del día en tu primer partido en el máximo circuito?

— Semanas antes de mi debut tuvimos partidos amistosos en Estados Unidos, en Los Ángeles y en Chicago, en los que tuve la fortuna de debutar a los 17 años. Cuando regresamos a México, Isaac Mizrahi me dijo que saldría a la banca en el duelo contra Tigres.

La verdad me enfermé; me empecé a sentir mal, yo creo que fueron los nervios porque al día siguiente se me quitó. Me tocó debutar el 17 de septiembre de 2005.

Pese al prometedor arranque del ofensivo, en el 2006 la institución “celeste” determinó que Orozco debía jugar en la segunda categoría, en la cual rindió de buena forma, hasta regresar a la hoy llamada Liga MX.

— ¿Qué sentimiento tuviste al saber que pese al debut, debías ir a Segunda División?

— Fue un golpe duro, pero lo soporté porque supe que tenía que regresar a Primera División. De cualquier forma en Segunda tuve la fortuna de hacer 46 goles en un año y terminar Bicampeón de Goleo. Gracias a eso ascendí a Primera A, donde también permanecí un año y posteriormente llegué a Primera División, categoría en la que desde el 2008 me he mantenido.

Podía parecer que la carrera de “Chuletita” estaría llena de goles, pero no fue así, ya que contrario a la racha de 46 goles, en Primera División durante un año apenas consiguió 2 dianas.

— ¿Qué pasó por tu mente al tener  ese rendimiento?

Un delantero siempre tiene rachas buenas y malas. Me tocó un año sin marcar goles, pero no jugaba todos los partidos. En esa temporada disputé 5 o 6 cotejos y no volví a jugar. Al final de cuentas en un año no añoté, aunque también la gente no ve que no juego todos los partidos ni cuántos minutos lo hago.

— Tu promedio de gol en el torneo mexicano es de 0.2 por juego, y en las competencias fuera del país es de casi un tanto por partido , ¿por qué ocurre la diferencia?

— Porque en los internacionales he jugado todos los partidos. En las competencias fuera de México siempre me dan la oportunidad y me dicen que voy a jugar; me dan un poquito más de confianza. En Concacaf tengo 24 goles, en Libertadores jugué 6 partidos e hice 5 tantos.

— ¿Te sientes el único responsable de no ser contemplado en Liga como en competencias fuera de México, por qué?

— Por supuesto es una responsabilidad mía, en la que yo acepto el hecho de estar en Cruz Azul. Siento que estoy para jugar cualquier torneo; si hay dos o tres para eso me cuido, para eso estoy en una institución grande, para eso soy profesional. Espero jugar en los dos torneos en este semestre y demostrar  que se pueden hacer goles.

Y es que en los últimos años, “la Máquina” ha importado delanteros extranjeros al balompié nacional, como Luciano Figueroa, Javier Cámpora, Emanuel Villa entre otros, haciendo del mochiteco el ofensivo canterano con más minutos en la escuadra de La Noria durante los más recientes semestres, además de sumar 50 goles en partidos oficiales.

— ¿Qué implica ser el canterano con más experiencia en “la Máquina”?

— Alegría. Porque estoy a pocos goles  de posicionarme entre los mejores artilleros de Cruz Azul, y para mí es motivante; pertenecer a una institución tan grande en lo particular es  maravilloso.

— ¿Qué área crees que puedes mejorar y aprovechar para rendir de mejor forma y ser más contemplado por el cuerpo técnico?

— Nadie es perfecto y siempre se tiene que mejorar cualquier cosita, o seguir puliendo esas características buenas que a la mejor tengo, pero siempre es bueno que me tomen en cuenta. Y yo como delantero tengo que demostrar con goles; tengo que tratar de hacer goles en cada partido.

Colocando a la suerte como principal carencia de Cruz Azul al momento de jugar finales, Orozco admite frustración y tristeza al saber que los azules cumplirán 15 años sin ser campeones, si en el Apertura 2012 no lo consiguen.

— Son 14 años y medio en los que la organización no logra un título local, ¿qué genera en el equipo y en ti?

— Algunas veces es frustración, otras tristeza; el no poder darle a la gente y a nosotros mismos la alegría de ser campeones. Porque en realidad creo que hemos estado muy cerquita, y es algo que en lo particular siento que no merecemos, ya que hemos picado mucha piedra y al final de cuentas pasa algo que no nos deja ser campeones.Es algo que no nos explicamos; nos falta suerte. Nosotros venimos de una generación que a la mejor no ha conseguido cosas, pero ha llegado a finales, y para perderlas hay que estar ahí.

— Desde hace varios meses la dirigencia de la institución ha tenido algunas complicaciones administrativas, incluso el Director General se ha visto envuelto, ¿afecta al plantel?

— No. Sinceramente yo no sé nada de eso, y yo creo que mis compañeros tampoco. Nosotros tratamos de enfocarnos más en el fútbol. Los que en realidad saben de esa situación y los que están sentados en la oficina deberán encargarse de esas cosas.

Pero la carrera de Javier Orozco no ha visto límite en Cruz Azul, pues el 4 de septiembre de 2010 en partido amisto frente al combinado ecuatoriano, jugó como seleccionado mexicano, tras ser llamado por el entonces técnico interino nacional, Efraín Flores. Empero, el delantero dice aún soñar son regresar al tricolor, tomando en cuenta que primero debe dar resultados en La Noria.

— ¿Cómo fue tu primer llamado al “Tri”?

— El profesor Meza estaba al frente de la selección cuando tuve un  torneo muy bueno, pues en Liga Liga sumaba 6 goles en 8 o 7 partidos y en Concacaf, en 5 partidos tenía 10 goles. Cuando España visitó el Estadio Azteca para jugar contra México, después del partido, él  habló conmigo para decirme que pensaba convocarme, pero era complicado pues ya había llamado a varios de Cruz Azul.Después me comentó que platicó con Efraín Flores para que contara conmigo en los siguientes duelos, y de la alegría empecé a llorar porque se me hizo realidad un sueño; el hecho de poder vestir la playera de la selección para mí es algo muy motivante. Ya en la cancha, entré como relevo por Carlos Vela, en el Omnilife de Guadalajara. Jugamos contra Ecuador y aunque se perdió, al final  fue muy bonito.

Por último el jugador sinaloense confesó sus metas: convertirse en titular con “la Máquina”; hacer muchos goles hasta llegar al campeonato, pues pretende conseguir cosas importantes en Europa, pues a decir suyo, el “Viejo continente” es atractivo.

*Texto cortesía de decabecita.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: