Persiguiendo el Rayo

Tormenta eléctrica sobre Manhattan. Foto: Adriana Ortiz

Las tormentas eléctricas siempre llamaron mi atención, pues son uno de los fenómenos más poderosos y espectaculares de la naturaleza. La belleza de los rayos es difícilmente comparable con cualquier otro fenómeno natural o generado por el hombre. La enorme cantidad de energía que disipan en tan corto tiempo los hace capaces de producir grandes desastres y a su vez, brindar un espectáculo inigualable para nuestros ojos.

Una tormenta eléctrica es un fenómeno meteorológico caracterizado por la presencia de rayos y sus efectos sonoros en la tierra denominados truenos. Las tormentas eléctricas generalmente son acompañadas por fuertes vientos, por lluvia, y en ocasionas nieve o granizo, aunque también existen sin ninguna precipitación. La chispa eléctrica que llega a tierra recibe el nombre de rayo, mientras que, la chispa que va de una nube a otra, se llama relámpago, aunque normalmente los dos son usados como sinónimos del mismo fenómeno.  La aparición del rayo es sólo momentánea, seguida a los pocos segundos por un trueno.

El daño que causa el rayo se debe en gran parte al calor que origina. Cuando se  produce el rayo se origina el trueno. El calor producido por la descarga eléctrica, calienta el aire y lo expande bruscamente, dando lugar a ondas de presión que se propagan como ondas sonoras.  Cuando esas ondas sonoras pasan sobre el observador, éste percibe el ruido denominado trueno.

La velocidad del sonido del trueno se desplaza más lentamente que la del rayo, a unos 300 metros por segundo, por esta razón el trueno se oye después de desaparecer el rayo. El trueno se debe a que el sonido que se produce a lo largo de todo el recorrido de la descarga eléctrica puede medir kilómetros de longitud.

Rayo. Fotografía: Adriana Ortiz.

Ahora bien, si eres de las personas que les gusta tener pasatiempos excitantes, la fotografía de rayos o tormentas suena bastante bien. Es relativamente sencillo y en muchos casos no requiere de habilidades especiales o de gran experiencia en el uso de cámaras fotográficas.

Raramente los rayos serán fenómenos que cooperen con el fotógrafo que está en su búsqueda, pues como todos sabemos, el rayo no avisa cuándo va a caer ni dónde va a caer. Tampoco es común que las tormentas eléctricas vengan hacia uno y en la mayoría de los casos hay que salir a su encuentro.

Recomendaciones para lograr capturar tormentas eléctricas:

  • Colócate en el lugar más oscuro que puedas. Si estás en casa, apaga todas las luces que tengas cercana. Evita cualquier fuente de luz que incida sobre la cámara pues puede que de forma indirecta reduzca el contraste.
     
  • Sostén firmemente la cámara para procurar una vibración nula. Se recomienda usar un trípode.
     
  • Encuadra y enfoca a infinito. Es importante incluir en la composición algún elemento inmóvil del fondo o paisaje que funcione como punto de referencia.
     
  • Abre el diafragma tanto como la luz ambiental del entorno te lo permita. Diafragmas bajos (de gran apertura) pueden lograr capturar hasta el rayo más breve y pequeño, pero obligan a exposiciones breves (entre 7 y 10 segundos). Diafragmas altos permiten exposiciones más largas (entre 30 y 40 segundos) que brindan la oportunidad de incluir en el fotograma varios rayos separados en el tiempo, pero solo capturarán los más grandes y cercanos.
     
  • Dispara la cámara y comienza mentalmente la cuenta de segundos. El tiempo de exposición dependerá de las condiciones de fotografía y del ambiente en que se realicen. Llegado al final de la cuenta de exposición, libera el obturar y haz otra foto inmediatamente.

Recuerden que cuando hablamos de cacería de rayos, o tormentas, estamos hablando de captura de imágenes de un fenómeno natural muy poderoso, por lo que sin la adecuada cautela se puede tornar en una actividad extremadamente peligrosa. Si ya lo han intentando, compartan su experiencia, y si no, no estaría mal intentar algo nuevo. El punto de esta actividad es disfrutar del gran espectáculo que nos ofrece la naturaleza y divertirse.

Comienzo del rayo. Fotografía: Adriana Ortiz.

Punto medio del Rayo. Fotografía: Adriana Ortiz.

Descarga de rayo. Fotografía: Adriana Ortiz.

 Por Adriana Ortiz / @AdyZitro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: