La Torre Eiffel…en Londres

“Nadie es realmente digno de envidia”

Arthur Schopenhauer (1788 – 1860) Filósofo alemán

Uno supondría que la envidia es un “defecto” inherente al ser humano pero qué pensarían si les dijera sobre la posibilidad de que esta peculiaridad humana estuviera presente entre dos ciudades. ¿Quién no recuerda la Guerra de los Cien Años que enfrentó a Inglaterra y Francia durante 116 años? ¿Las Guerras Napoleónicas? Sin embargo, cuatro siglos después cuando las guerras se convirtieron en conquistas y se alejaron de Europa a latitudes cercanas al continente africano, la disputa entre estos dos países, cambió.

Para finales del Siglo XIX, París se perfilaba como la capital del mundo, donde no sólo la filosofía y la política confluía ahí, sino que además comenzaba a ser la ciudad predilecta por los artistas. Para 1889, se celebró en la capital francesa la Exposición Universal de París, precisamente al centenario de la toma de la Bastilla, acontecimiento que es considerado como el inicio de la Revolución Francesa. Precisamente para esta magna exposición, fue inaugurada la Torre Eiffel diseñada por Gustave Eiffel para que fungiera como entrada a la magna exposición.

Afiche de la Exposición Universal de París / Fuente: WIkimedia Commons

Londres, la ciudad que poco a poco se veía opacada por la capital francesa y ahora aún más con la nueva estructura de Eiffel, buscó la manera de atraer las miradas del mundo y en 1890 convocó a un concurso para que distintos arquitectos diseñaran la “Gran Torre de Londres”. Se esperaba que el diseño de la torre fuera aún más alto que la Torre Eiffel y que permitiera la construcción de restaurantes, un teatro, baños turcos, jardines, un observatorio y laboratorios para experimentos en lo más alto de la torre. La torre sería construída en el Wembley Park de Londres, justo donde hoy se erige el estadio de futbol que lleva el mismo nombre.

El premio para el diseño ganador era de 500 guineas y el premio al segundo mejor diseño elegido por un jurado, sería de 250 guineas. A dicha convocatoria llegaron 68 diseños de países como Estados Unidos, Alemania, Australia, Suecia, Austria, Turquía y Canadá. El ganador fue el diseño Stewart, Maclaren y Dunn lo cual dio pie a la construcción de la torre. Sin embargo, a falta de ayudas públicas y el financiamiento de la construcción a expensas del bolsillo de la compañía que convocó el concurso, la obra se paralizó. Además, se comprobó que la estructura que ya había sido erigida era demasiado pesada y los terrenos donde yacía, comenzaban a deslizarse. A principios del Siglo XX, la estructura se eliminó para dar pie a la construcción del Estadio de Wembley en 1923.

Te presento el diseño ganador y unos de los más interesantes, muchos no varían mucho de la estructura parisina. Aquí puedes encontrar todo el compilado.

Diseño ganador del primer premio / Fuente: Retronaut.co

Diseño ganador del segundo lugar / Fuente: Retronaut.co

Fuente: Retronaut.co

Fuente: Retronaut.co

Fuente: Retronaut.co

Fuente: Retronaut.co

Fuente: Retronaut.co

Fuente: Retronaut.co

Nemo el Capitán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: