Afganistán, a once años

Afganistán ha tenido momentos difíciles, desde hace más 40 años, pues ha tenido acontecimientos que han desestabilizado su política y sociedad. Por ser un país con gran importancia geoestratégica, a lo largo de la historia las potencias se han interesado en él, dando como resultado intervenciones e invasiones en el país. Para saber más de la historia de Afganistán: el-otro-afganistan-consecuencia-del-conflicto

Sin embargo, actualmente el país se halla ocupado por tropas de la OTAN, desde 2001 aunque se ha dicho que dentro de 18 meses los soldados abandonarán el país, lo que daría como resultado más de once años de ocupación. Durante este tiempo, el país ha cambiado su forma de vida para adaptarse a las necesidades de la guerra.

Afganistán/ Fuente: ABC

Educación

Durante la invasión soviética a Afganistán en los 70’s, en las escuelas se repartían libros donde se promovían las teorías marxistas y el comunismo. En esta época, EUA también repartía libros de texto donde se incitaba a la resistencia a la invasión de la URSS. Por otro lado, cuando los talibanes mantuvieron el poder en los 90’s, los textos de las escuelas iban más orientados hacia el islam conservador.

Hoy en día, en las aulas se entregan libros que narran la historia nacional donde no se mencionan ciertos episodios de ésta. Por ejemplo, se excluye la guerra soviética, la toma de los talibanes y también la intervención estadounidense. Desde luego esto no es una medida adecuada pues ocultarle información relevante a la población no va a ser la solución para unificar el país. En todo caso, no incluir esos episodios en la educación básica de las nuevas generaciones creará problemas a futuro donde no podrán ser capaces de tomar decisiones de las consecuencias de aquellos momentos en la historia de su país, y no sabrán interpretar el presente si no se conoce por lo menos lo principal de la historia nacional. Algo también negativo es que donde los talibanes ostentan un poder mayor, la población de algunas aldeas tiene que acudir a la escuela en la clandestinidad; se reúnen en salas de estar, en casas de huéspedes, en fin, en lugares donde no podrían sospechar, y aprenden juntos allí.

Mujeres leyendo/ Fuente: The Washington Post

Por otro lado, algo bueno que se ha hecho durante la ocupación actual es la promoción de los derechos de la mujer en cuanto a la educación. Algunos funcionarios muestran éste como uno de los cambios más positivos que se han hecho. De acuerdo con el Ministerio de Educación afgano, la matriculación femenina en las escuelas ha aumentado de 5,000 a 2.5 millones durante el período de ocupación. Lo que evidentemente muestra un desafío hacia las políticas de los decretos talibanes.

El futuro de Afganistán con EUA

EUA recientemente le otorgó a Afganistán la categoría de aliado esencial fuera de la OTAN, lo que ayudará a reforzar la relación bilateral en el área militar. Además, la secretaria de Estado, Hillary Clinton presentó un tríptico para establecer el futuro de EUA en Afganistán, el cual consiste en: Fight, Talk and Build (pelear, hablar y construir). Muchos analistas critican que la intervención occidental no ha tenido resultados notorios y son muy pocos los objetivos logrados. Más de dos meses después de que los países de la OTAN hablaran del tema del abandono de Afganistán, se espera que los representantes de los Estados involucrados donen alrededor de 4 mil millones de dólares al año para apoyar las reformas en materia política, judicial, social y económica en Afganistán; entre ellas, eliminar la corrupción (en 2011 según la organización Transparency International fue el 4to país más corrupto), fortalecer las finanzas, mejorar los derechos de la mujer, mejorar el sistema legal. El plan es que durante la década siguiente en que se abandone Afganistán, se reduzca la pobreza y se impulse el desarrollo y el crecimiento con la ayuda internacional. Es por ello que se llevó a cabo la conferencia de Tokio, donde se buscó un compromiso mutuo para lograr el desarrollo, el cual se llamó “acuerdo marco de responsabilidades mutuas”, donde además se insta a las autoridades afganas a preparar las elecciones que deben llevarse a cabo entre 2014 y 2015.

Clinton y Karzai/ Fuente: ABC

“Con la ayuda de la comunidad internacional, hemos avanzado de forma extraordinaria en cerrar las heridas del conflicto y la destrucción, y marcado un nuevo camino para que nuestro pueblo logre sus aspiraciones de un país en paz, próspero y democrático”, fue lo que el presidente de Afganistán, Hamid Karzai dijo durante la conferencia de donante en Tokio. Karzai se hizo del poder después de la intervención de EUA que quitó al régimen talibán en 2001.

Clinton y Karzai en Tokyo/ Fuente: El País

Un país lleno de poesía

El arte contemporáneo y en especial la poesía emerge en esta sociedad donde ni la ocupación, ni las intervenciones militares ni las guerras civiles merman su capacidad cultural. El autor Atiq Rahimi asegura que tiene mucho que ver con la peculiaridad del país, y que en 40 años ha experimentado todo tipo de gobiernos, desde la monarquía absoluta, pasado por la constitucional, la república, el comunismo nacionalista (e internacionalista) hasta llegar al régimen de los mujahidines, los talibanes y terminar con el caos. Y asegura que Afganistán, está lleno de poesía, en sus bibliotecas, dentro de su tradición y hasta detrás de los taxis; pues llevan la frase “el amor no es pecado”. Porque la literatura y la cultura ayudan a defenderse de la dura realidad que azota a este país desde hace tanto tiempo.

Soldado con niños afganos/ Fuente: El Economista

El amigo invisible

La guerra contra los talibanes no ha tenido los resultados esperados. Muchos analistas piensan que la fuerza talibana regresará en cuanto occidente abandone el país, sólo deben esperar, pues ya se fijó el plazo. Muchos soldados piensan que la guerra en realidad no logró nada y que están expuestos a un peligro innecesario, ya que los talibanes plantan bombas en las veredas por las que los soldados patrullan y rara vez se enfrentan. El hastío forma parte de los soldados estos días, cuando ya hay una fecha límite para que puedan volver a casa, pero donde también existe el peligro de morir en los últimos días, unos meses antes de la retirada. Y aunque trabajan en cooperación con el ANA, el Ejército Afgano, existen serias dudas sobre su formación. Algunos militares afganos están dispuestos para defender a su país y seguir con el combate anti-talibán una vez que occidente se retire, sin embargo existe la duda de si lograrán evitar el resurgimiento talibán.

Ataque a camiones/ Fuente: PBSNewshour

Explosión/ Fuente: The Washington Post

La guerra como forma de vida

Los contratistas civiles se han vuelto bastante socorridos en Afganistán, los cuales preferirían que la guerra no se acabara nunca, ya que están haciendo bastante dinero. Pero no son los únicos beneficiados, también están aquellos técnicos de corporaciones de complejos militares industriales, tales como C-RAM o Northrop Grumman, corporaciones que aseguran tener radares detectores de granadas y ataques contra las bases. Todas esas empresas han incrementado significativamente los costes de la guerra, pues hay que presupuestar el erario público de todos los gastos que esas empresas facturan. La mayoría de estas personas se encuentran en bases, donde se concentran tropas y se preparan los centros logísticos. En esta situación, hay muchos dispuestos a ganarse la vida: pilotos rusos, cocineros rumanos, limpiadores de letrinas bangladesís, dependientes de negocios de costura filipinos (demandado entre los soldados que buscan remendar sus uniformes rotos) o traductores afganos. Las bases son especies de búnkers, pues ninguno de los que están allí saben con exactitud qué ocurre fuera de los muros de la base y tampoco les interesa.

Su preocupación consiste en que dentro de año y medio la guerra se acabará, y las tropas dejarán el país, por lo que estas personas que hacen trabajos desde lavar, cocinar, limpiar, conectar aire acondicionado, instalar wifi, ofrecer y prepara comida, tendrán que abandonar el país.

Niños afganos/ Fuente: The Washington Post

Por: Frida Arriaga/ @frieDen19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: