Riveros; el cantautor que no está permitido

Extravagancia. Esa es la palabra adecuada para describir a dos chilenos que llegaron a la cabina de Concepto Radial en medio de una fuerte lluvia capitalina, uno de ellos, Mauricio, con lentes oscuros y un sombrero que juntos parecían desafiar las convenciones sociales para diluvios como los del día 9 de octubre. El otro de ellos, Ricardo, vestía una playera sin mangas y protegía sólo a su inseparable guitarra, la cual ya llevaba las marcas de la cultura mexicana pues una catrina y la máscara de luchador acompañaban la estampa que le recordaba a su querido Chile.

Riveros y Manríquez en Concepto Radial; Foto: Alberto Vega

Mauricio Riveros debutó en el ámbito musical en la década del 2000, cuando lideraba al desaparecido grupo Truman en donde lo encaminó  con personalidad propia y canciones sin fecha de vencimiento. Durante diez años, Riveros se encargó de complacer a su audiencia a través de su poesía, su intensidad en la interpretación y a través de sus llamativos vestuarios diseñados por él mismo. Sueños al 0ído ve la luz en el 2007 con media docena de sencillos que les dieron reconocimiento y un público fiel. Posteriormente vino Lazos en 2008,  el primer disco de lados B editado por una banda chilena pero a unos días de publicar su segundo trabajo de estudio, la banda se disolvió. Al respecto, Mauricio comenta que fue a consecuencia de la falta de claridad a la hora de tomar decisiones entre algunos integrantes de la banda. A pesar de esta separación, su nueva carrera tuvo un importante impulso en donde además encontró a un gran colaborador que ahora lo acompaña; Ricardo Manríquez.

En entrevista, Mauricio nos compartió que fue durante la adolescencia que, como todo joven, se acercó al fenómeno atractivo del rock, el cual consideró “una manera popular de expresarse” pues sus referentes son “gente que dice algo que la gente quiere decir, sólo que ellos tienen un micrófono y una guitarra”. Además dijo que tan pronto aprendió a tocar la guitarra, se dio cuenta de que podía escribir sus propias canciones y emprendió un camino que no tenía regreso; el de la música.

Cafetín con Riveros; Foto: Alberto Vega

El primer álbum de Riveros en solitario, La Verdad, fue publicado por el Sello Alerce, etiqueta chilena asociada a una tradición poética y de cantautor, disco en donde destaca “El lobo herido”, elegida como primer sencillo. Posteriormente su canción “Lo que no está permitido” se convirtió en su primer hit radial, siendo incluida en la lista de “Estupendas 30 canciones del año” de la Radio UNO. Sin embargo, Riveros se enfrentó a una situación particular en su país en donde afirmó que la música y los artistas suelen ser muy encasillados pues “todos tienen que parecerse unos a otros con el fin de poder hablar de una escena musical chilena, mientras que todo aquello que sale de esos rangos no es comprendido”.

Es en el año de 2011 cuando sale al público el Maxi Single El Desastre y  tres meses después, saldría su EP El Eco del duelo.

En el 2011, Riveros presenta su libro “Canciones en Defensa Propia”, un poemario en tono de antología que, además de sus poemas, incluyó todas las letras de sus canciones escritas hasta la fecha, convirtiéndose en el primer cantautor chileno de su generación con una publicación de ese estilo. Al respecto, Mauricio compartió con el auditorio de Concepto Radial sus recuerdos de joven poeta en donde su timidez no le permitía mostrar su trabajo pues él consideraba que era “desnudarse” ante alguien más, sin embargo comentó que ahora se siente muy cómodo “con su desnudez”. Además, dijo que para él, su pasión por la música y la poesía se dieron “por separado pero de manera paralela” pues encontró que resultaban compatibles.

“El lobo herido”; Foto: Alberto Vega

Para mediados de este año, Riveros se traslada a México en donde busca una plataforma más global para su propuesta musical y poética. Aquí en nuestro país, sus sencillos “Lo que no está permitido” y “El lobo herido” son relanzados para su difusión en las estaciones de radio de nuestro país. En este mes de octubre, publica El Antídoto, un maxi single disponible para todo el público de manera gratuita. Actualmente se encuentra trabajando en su nuevo larga duración que tendrá su toque mexicano y en un nuevo poemario. Se presentará el próximo viernes 12 de octubre en los Viveros de Coyoacán, entrada libre.

Y así como llegaron ese par de chilenos, hombres de historias que recuerdan la que consideran su “tierra angosta, con la montaña que permite la ubicación propia  y un bello océano”, regresan a la cotidianidad de la Ciudad de México en busca de nuevas sorpresas de sus seguidores más allá de Los Andes.

Les comparto el link al podcast del programa donde conversamos con Mauricio Riveros y una sesión acústica, además de sus datos de contacto:

Página Oficial

Twitter

Facebook

Por: Alejandro Campos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: