No más escondidillas

Imagen: animalpolitico.com

“Ándale, saluda que pareces indio”, es una frase que circula con frecuencia entre los mexicanos, especialmente de padres a hijos y que insinúa inferioridad o deficiencia por la expresión verbal o apariencia de los nativos, hasta llegar a la discriminación.

Sin ser un tema que acabe en la frontera mexicana o en el origen étnico, pues también suele hacerse por la complexión física, nacionalidad, religión, preferencias sexuales o políticas, y hasta por el acento de algunos políticos tabasqueños y no políticos, en nuestro país es curioso el caso: mofarse o ver hacia abajo a aquellos que solían ser poderosos combatientes gracias a su nivel de organización, llámense mayas, aztecas, huicholes…

A causa de lo anterior el año pasado el CONAPRED (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) hizo un performance en la Ciudad de México para buscar conciencia acerca de la discriminación racial que inconscientemente se hace. “Tomaron” las figuras de los Indios Verdes hechas por Alejandro Casarín (realmente unas réplicas) y los llevaron directo a la Avenida Reforma, primer sitio en el que habitaron las figuras de bronce, verdes como consecuencia de los efectos del clima en ellas.

Y es que sí, Izcóatl y Ahuizootl, son los nombres de las dos piezas de más de 4 metros de altura y 3 toneladas que fueron puestas inicialmente en Paseo de la Reforma en 1890, 12 años después se mudaron a Calzada de la Viga y luego a Insurgentes Norte en 1920. Para 1979 vivieron en la estación del metro Indios Verdes y, finalmente, el Parque El Mestizaje los recibe, a unos metros de la estación de transporte colectivo metro. En otras palabras, cada vez están más escondidos en el Distrito Federal. Otra curiosidad: la vida nómada de las estatuas fue a petición de algunos ciudadanos.

“Durante los primeros diez años los Indios Verdes recibieron harta descalificación; en los diarios les llamaban “ridículos muñecotes”, y “figuras antiestéticas”, recuerda Ricardo Raphael, maestro de Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París.

Para “medirle el agua a los camotes”; es decir, explorar la situación de los mexicanos con relación a la discriminación, también el CONAPRED realizó una primera encuesta en el DF en el 2005. Para aquellos que luchan contra la discriminación, los resultados no son alentadores. El 50% de la población consultada dijo que nunca viviría con un homosexual. 43 por ciento opina que los indígenas tendrán siempre una limitación social por sus características raciales. Dos de cada tres encuestados sienten desconfianza cuando una persona de aspecto pobre se acerca a ellos.  42 por ciento está de acuerdo que ante el panorama de desempleo que enfrenta el país, sería preferible dar trabajo a personas sin discapacidad que a los discapacitados, entre otros datos.

Además, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010 (Enadis, 2010), ocho de cada diez mexicanas y mexicanos manifiestan que “no han sido respetados sus derechos por motivo de sus costumbres o su cultura, por su acento al hablar, por su color de piel, por venir de otro lugar, por su religión o por su forma de vestir”.

El problema está ahí y parece que no nos cuesta mucho trabajo mantenerlo. Sí, quizá el fenómeno se da involuntariamente, pues entre el pensamiento colectivo de nuestro país los indígenas no son prioridad; su lugar “debe” ser donde pocos puedan verlos, “al fin que ahí son felices, ahí manejan su tierra, desarrollan sus costumbres”. Pero, ¿realmente se mantienen al margen de la civilización por gusto, o por opresión, señalamientos, censura?

Estos son sólo ejemplos de falta de tolerancia, de preferir exaltar las diferencias -inútilmente-, a cambio de reconocer las virtudes, de hacer comunidad y aprender… por muy romántico que se lea.

Sería poco menos que un delito no compartirles el video de la campaña del  CONAPRED, así que aquí tienen, y no juguemos más a las escondidillas.

 

Anuncios

Comments

  1. manuelticon says:

    Muchas gracias por la reflexión. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: