Campeones XL

  • Los Gigantes de San Francisco se coronan campeones de la Serie Mundial
  • Barrieron a los Tigres de Detroit 4-0
  • Pablo Sandoval, Jugador Más Valioso
  • Es la segunda vez que son campeones en 3 años

Se agigantaron en el drama y vinieron de atrás en la postemporada para convertirse en el equipo sensación de octubre, y de paso llevarse la Serie Mundial. Los Gigantes de San Francisco se proclamaron campeones del béisbol de las Grandes Ligas este domingo, al imponerse 4-3 a los Tigres de Detroit y así llevarse la serie por barrida.

No eran los únicos que festejaban. Muchos de los aficionados a los Yanquis encontraron alivio en el destino, que le devolvió por idéntico 4-0 a los Tigres el dolor que habían causado con sus actuaciones podersosas, que sin embargo se extinguieron por completo a la hora buena, la Serie Mundial. En apenas 5 días y 4 noches, los Gigantes de San Francisco anularon a la ofensiva de los Tigres (sólo lograron 6 carreras), realizaron un pitcheo efectivo y se apoyaron en el poderoso bat de Pablo Sandoval (quien en el primer juego igualó el récord histórico de tres jonrones en un partido de Serie Mundial), el Kung-Fu Panda, quien a la postre sería nombrado Jugador Más Valioso de la serie.

Durante los primeros 2 juegos, la ventaja de los Gigantes podía explicarse por la localía, o por la racha de partidos consecutivos ganados (la remontada a San Luis después de ir abajo 3-2 en la serie), pero esas razones tampoco eran suficientes para explicar el bajón notorio del equipo de Detroit. Durante los cuatro juegos, los comentaristas (y aficionados también) se preguntaban una y otra vez dónde estaba el equipo que había eliminado a los Yanquis, dónde estaba el pitcheo de Justin Verlander, o cuándo aparecían los hits y las carreras. Se quedaron esperando.

Con éste, los Gigantes suman 7 títulos de Serie Mundial

El partido del domingo se resolvió en 10 innings, y un sencillo de Marco Scutaro fue suficiente para romper el empate y regresar el trofeo a la bahía californiana. No había habido barrida en la Serie Mundial desde el 2007, cuando los Red Sox pasaron por encima de los Rockies de Colorado.

Fue la Serie Mundial de las cábalas. Por un lado, las barbas del equipo de los Gigantes, que a manera ritualística se dejaron crecer los peloteros, en una tradición que parece extenderse a través de distintos deportes. Pero también hizo su aparición el número 7, ese de la suerte, pues fueron 7 partidos consectivos los que ganaron los Gigantes para coronarse en esta postemporada. Fueron 7 también los partidos seguidos de Serie Mundial que perdieron los Tigres, si sumamos los últimos 3 del 2006 cuando sucumbieron ante los Cardenales de San Luis precisamente.

Contra los pronósticos y las cuerdas, los Gigantes de San Francisco volvieron a consagrarse monarcas del deporte rey, y con este título se colocan como el tercer mejor equipo en Series Mundiales (por registro de partidos ganados/perdidos), únicamente detrás de los Yanquis de Nueva York y los Cardenales de San Luis.

A final de cuentas, lo que aquí apuntábamos como una posible clave para este serie, los días de descanso de los Tigres vs. la racha ganadora de los Gigantes, terminó siendo fundamental para resolver la disputa por el título: los Tigres enfriaron el apetito, pero las barbas mantuvieron calientes a los Gigantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: