Y el ganador es… Obama

Barack Obama en su discurso de victoria/ Fuente: Getty

Entre expectativas, nervios, indecisos, votantes no convencidos, Estados clave, encuestas con resultados de “too close to call” e improvistos por los daños del reciente huracán “Sandy”; se llevaron a cabo las que quizá fueron las elecciones más reñidas de la historia moderna estadounidense.

La noche del 6 de noviembre el mundo entero tenía los ojos en el conteo que dio como resultado 303 votos electorales contra 206 (en las próximas horas estos números incrementarán pero no harán diferencia en el ganador), otorgando a Barack Obama la victoria, y una segunda oportunidad como presidente de Estados Unidos de Norteamérica.

En voto popular Obama tiene 49.8%, mientras que Romney cuenta con un 49.7%, dando una diferencia casi insignificante. Sin embargo, de acuerdo con la Constitución de los Estados Unidos, el ganador de las elecciones será quien por lo menos obtenga 270 votos del Colegio Electoral. Recordemos que el sistema de votación en EUA es de manera indirecta, por lo que dependiendo de la cantidad de población que haya en cada estado, se le asignan votos electorales. Por ejemplo, Washington cuenta con 3 votos electorales, y California tiene 55. De esta forma, algunos estados se vuelven más relevantes y decisivos que otros.

Para estas elecciones algunos estados se denominaron “battleground states”, ya que se consideraban divididos pues no se estaba seguro por quién se decidirían al final. Los “battleground states” fueron principalmente: Ohio, Florida, Virginia, Wisconsin, New Hampshire, Iowa, Nevada y Colorado.

El siguiente mapa muestra cómo votó cada estado. El rojo representa al partido republicano (Romney) y el azul al partido demócrata (Obama).

Mapa por estados; Fuente: El Universal

Obama ganó la parte del noroeste del país, además de California, Michigan, Washington y Pennsylvania. Romney perdió Florida por muy poco, pero ganó Carolina del Norte y Virginia.

En Ohio no resultó tan competitivo como se creía, en las elecciones hubo un factor importante que definitivamente ayudó a la victoria de Obama: el voto hispano. Cada vez más la población latina en EUA está abriéndose paso, y se vuelve un factor primordial en las elecciones, por lo que se debe tomar en cuenta. Por otra parte, entre los voluntarios pro-Obama se encontraban muchos jóvenes. A diferencia de Romney, cuyo discurso (y simpatizantes) pertenecía más a adultos de clase media y empresarios.

La marcha hacia el 270/ Fuente: Wall Street Journal

Algo que es fundamental mencionar es que aunque Obama haya ganado, no se compara con las elecciones hace 4 años, donde las personas que votaron por él fueron significativamente más. En 2008, Obama ganó con una amplia ventaja (64.9%), que en estas elecciones no se vio reflejada, lo que habla claramente de una desilusión por sus promesas y propósitos incumplidos. Esto se notó en las encuestas de salida, pues aunque más de la mitad aseguró que apoyaba a Obama, también aseguraban que sus políticas debían ser revisadas, en especial en la parte económica (aunque una importante cantidad asegura que la crisis económica es culpa de Bush y no de Obama), que es el principal tema a tratar en el país.

También es de destacar fue que éstas fueron las elecciones en que se gastó más dinero, aproximadamente 3 billones de dólares en sus campañas, lo que es una cantidad enorme y al mismo tiempo revela lo cerrado de las preferencias electorales.

Romney

Romney en su discurso de agradecimiento/ Fuente: BBC

Perspectivas

En su nuevo mandato, Obama tendrá que enfrentar nuevos retos internacionales, tales como el conflicto en Siria, las tropas en Afganistán (¿se retirarán completamente en 2014?), el inminente problema con Irán y su programa nuclear, la disputa comercial con China (relación compleja por su carácter de socio comercial y al mismo tiempo amenaza económica), el incremento de poderío de los BRIC’s, la mediación de un acuerdo entre Palestina e Israel, y probablemente sigan haciendo uso de sus famosos “drones” (aviones no tripulados) para su lucha contra el terrorismo, entre otros.

Entre los problemas internos tendrá que darle una solución al problema económico, otorgar más empleos (en especial en el sector privado), aumentar el crecimiento anual, reducir la deuda y el déficit fiscal (más de 16 billones de dólares). Además tendrá que buscar una reforma en cuanto a impuestos, reducir los constantes debates y confrontaciones en el Congreso, reducir la dependencia en recursos energéticos, y sin duda, levantar el espíritu moral del país al encontrarse en su etapa inicial de declive como potencia.

Las otras elecciones

También hoy se celebraron las elecciones en el Senado y en la Cámara de Representantes. Sin embargo, no hubo cambio pues los demócratas continuarán teniendo mayoría en el primero y los republicanos seguirán reteniendo la segunda. Este evento, desde luego, complicará las relaciones y la toma de decisiones para el país.

votante en Miami

Votante/ Fuente: Reuters

La BBC realizó un seguimiento de las elecciones minuto a minuto, el cual pueden revisar aquí

Por: Frida Arriaga/ @frieDen19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: