República Democrática del Congo: un país en disputa

Cientos de miles de refugiados, millones de muertos, niños soldados, destrucción, confusión, miedo, combates, crisis humanitaria, intervenciones extranjeras, intereses económicos, crisis de gobernanza: guerra civil. La República Democrática del Congo lleva en conflicto poco menos de 20 años y hace pocos días comenzó un nuevo capítulo que podría trascender en un conflicto de mayor envergadura.

El M23 (Movimiento del 23 de marzo), es uno de los grupos de muchos tantos que operan en el país y uno de los más armados y mejor organizados; resaltando el poco control político y la crisis de gobernanza que se encuentra en el Congo. Este particular grupo es heredero del CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo) y se conforma de desertores del ejército de Congo, liderados actualmente por Bosco Ntaganda, apodado “el Exterminador” o “el Terminator” (quien por cierto está en la mira de los defensores de los Derechos Humanos y de la Corte Penal Internacional, pues se le ha acusado de reclutar niños soldado). El objetivo principal del M23 es derribar el gobierno actual.

Ntaganda/ Fuente: The Guardian

Sin mucha resistencia por parte del ejército estatal (que cabe decir no están bien preparados, además de mal coordinados y pagados) o de las fuerzas de cascos azules enviados por la ONU, los miembros del M23 controlaron rápidamente Goma (ciudad ubicada en el este) a principios de esta semana. Esta es una victoria estratégica para los rebeldes ya que la ciudad es importante en cuanto a materias primas, pues cuenta con las minas de Kivu Norte (en julio, el M23 se había hecho con una parte de este territorio). Días antes de ocupar Goma, los rebeldes trataron de entablar negociaciones con Kinshasa (capital y donde se encuentra el gobierno central), pero no obtuvieron una respuesta afirmativa.

Aunque a este grupo se le acusa de ser apoyados financiera y logísticamente por Ruanda, ésta ha negado toda relación con los rebeldes. Se especula que el interés de Ruanda en la región este del Congo se debe exclusivamente a los recursos minerales. Por otra parte, se contempla que Ruanda intenta llegar a ese territorio por la cercanía a su frontera (desde hace varios años la frontera entre un Estado y otro no está bien delineada y se ha vuelto un tema frágil), donde el conflicto parece nunca tener fin. Otra razón por la que se le acusa a este movimiento de ser financiado por Ruanda es que el líder, Ntaganda, es ruandés y tutsi, característica históricamente importante para ambos países.

M23/Fuente: El País

Tras la toma de Goma, algunos soldados congoleños afirmaron que atacarían Ruanda por apoyar a las milicias rebeldes. Ruanda por su parte, acusó a Congo de bombardear su territorio. Por su parte, el M23 aseguro haber tomado control de Sake (otra ciudad fronteriza con Ruanda) y que su nuevo objetivo sería Bukavu, luego Kisangani y sin duda Kinshasa.

Como respuesta, el presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, realizó una junta de emergencia con el presidente de Ruanda, Paul Kagame y con Yoweri Museveni, presidente de Uganda (país también acusado de apoyar a los rebeldes aunque en una menor medida). Aunque el gobierno de Kabila asegure que Ruanda apoya a los rebeldes, este país lo niega reticentemente. Sin embargo, el gobierno de la RD del Congo se ha negado a negociar con los rebeldes pero pretende en su lugar negociar con Ruanda. Entre las 3 partes, lograron un acuerdo donde el gobierno de la RD del Congo se comprometía a buscar las causas de los disturbios, atacarlas de inmediato y de la mejor forma posible. En cuanto a Uganda y Ruanda, aseguraron que aunque estuvieran apoyando al grupo M23, no aceptarían una expansión de la guerra.

Kabila/Fuente: Globalpost

Lo cierto es que las implicaciones de Ruanda en el conflicto no sólo se limitan al apoyo hacia los rebeldes, su participación se remonta al genocidio de 1994. Tras este atroz conflicto interétnico donde miles de tutsis murieron a manos de hutus, ha habido grupos armados interesados más que nada en las riquezas minerales (estaño, oro, tungsteno) del torturado Congo. Además, tras el genocidio, miles de hutus huyeron de Ruanda hacia el Congo, por temor a represalias, pues se impuso un gobierno tutsi. El gobierno de Ruanda ya ha intervenido en Congo dos veces por el asunto étnico.

En cuanto a las consecuencias civiles y la situación humanitaria, alrededor de 100 mil personas han tenido que desplazarse a causa de la violencia, más de la mitad de estos refugiados son niños. La desesperación y la frustración se hacen presentes al presenciar la falta de acción por parte de Naciones Unidas y la comunidad internacional en general, al no proteger a la población de algunos de los grupos rebeldes así como del mismo ejército de la RD del Congo.

Mapa de la República Democrática del Congo/ Fuente: CIA WorldFactbook

Por: Frida Arriaga/ @frieDen19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: