Juicio y cacería

Calificación: ♣♣♣♣

Son pocas las películas que nos hacen querer lanzar algo a la pantalla, o meternos dentro del celuloide para aclarar las cosas, salvar a un protagonista, o refrescarles la memoria a los personajes. Todo esto parte de la frustración que puede llegar a sentir el espectador frente a ciertas cintas. La realidad es que para lograr ese nivel de involucramiento con la trama y la película misma es sumamente difícil de conseguir, pero es algo que La Caza (Jagten, 2012) logra con maestría.

Lucas es un profesor de preparatoria que, al cerrar la escuela donde trabajaba, termina en un kinder rodeado de niños y árboles en alguna provincia danesa. Divorciado y solo, Lucas es sin embargo un tipo afable, que comparte con sus amigos vikingos noches de juerga, canturreos y nados en el lago semi-congelado del pueblo. Su mejor amigo tiene una hija pequeña que va a la escuela donde Lucas pelea con los niños (quienes parecen preferirlo a él sobre el resto del plantel) y es un día, perdida de regreso a casa, que Lucas la lleva hasta su puerta. Al día siguiente, Lucas camina con ella a la escuela, tomados de la mano.

Esta película danesa debutó en el pasado festival de Cannes y llega a las salas mexicanas este viernes.

Esta película danesa debutó en el pasado festival de Cannes y llega a las salas mexicanas este viernes.

Ese mismo día, Klara, la niña, le hace un regalo inocente a Lucas y lo besa en la boca. Pero Lucas rechaza tanto el beso como el regalo, por considerarlo inadecuado, lo que desata el resentimiento de la pequeña. Acto seguido, ella lo acusará (en una genial escena donde Thomas Vinterberg, el director, juega con las luces y las sombras de una manera magistral) de abuso sexual.

La frase “abuso sexual” sin embargo no es suya. Ella apenas alcanza a murmurar ciertas palabras aisladas y la acusación per se jamás proviene de la boca de la niña. Son los adultos que en su intento de manejar la situación descarrilan la vida de Lucas (un Mads Mikkelsen tan efectivo que logra el efecto mencionado al principio).

En un punto, la directora del kinder dice no querer sacar conclusiones de nada. Pero eso es precisamente lo que se apresuran a hacer ella, los padres de familia, los amigos de Lucas y hasta el carnicero del supermercado donde le prohíben comprar. En apenas unos meses, la acusación de Klara la comparten todos los niños del kinder, quienes aseguran haber sido abusados por Lucas, que termina completamente destrozado.

La actuación de Klara es fenomenal, y logra dotar al personaje de cierto recelo y miradas silenciosas que ponen la piel chinita; cosa rara para una muy bonita (¡maldita sea, más cuidado!)  niña rubia de ojos claros.

Es un mundo de adultos. Los que se traicionan, suponen, juzgan, golpean y amenazan. Los que cazan.

Un mundo en el que siempre se parte de la suposición que los niños no mienten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: