Gran Bretaña, ¿otra grieta de la UE?

El sentimiento antieuropeísta dentro de Gran Bretaña no es un fenómeno nuevo pues ha estado aumentando en los últimos años. Alrededor de 70% de la población británica no siente una pertenencia a la Unión Europea, y no se identifican como europeos. Esto se debe, entre otras cosas a la pérdida de soberanía que conlleva ser parte de un organismo como la UE, pues ésta limita el accionar de las decisiones nacionales y obliga a ajustarse a cierto método y determinadas reglas comunes. Otra razón actual es probablemente la crisis financiera que ocurre en la zona euro, y la incapacidad del organismo de repelerla.

Estos “euroescépticos”, de los cuales muchos militan en las filas del partido conservador y del democrático liberal, poco más del 60%, apoya el retirarse de la UE. Debido a esto y para evitar que el sentimiento antieuropeísta se propague y la opinión pública sea más favorable hacia la UE; el primer ministro inglés David Cameron plantea la idea de hacer un acuerdo entre Gran Bretaña y la UE con el fin de lograr un cambio en la relación. Para ello, Cameron ha afirmado que no concederá más soberanía, pues los intereses nacionales tienen que verse a través de instituciones internacionales.

David Cameron/ Fuente: The Telegraph

David Cameron/ Fuente: The Telegraph

Los cambios que quiere Reino Unido

Cameron ha asegurado que hay una oportunidad para realizar cambios en la UE, que beneficiarían a su país. Entre los cambios que pretende negociar con la UE son:

  • Renegociar una devolución significativamente grande de poderes desde Bruselas (sede de la UE), lo que podría significar devolver soberanía y capacidad de toma de decisiones a cada país miembro.
  • Negociar el paquete presupuestario. Actualmente el dinero comunitario va a parar al desarrollo y ayuda de los países que están en recesión y aquellos que tienen una menor capacidad económica.
  • Negociar los lazos entre Reino Unido y la Unión Europea.
  • Renegociar el Tratado de Lisboa con el propósito de reforzar el euro.

Sin embargo, una renegociación entre la UE y Reino Unido podría conllevar malas consecuencias como el aislamiento de Gran Bretaña, pues la renegociación podría fomentar tensiones que comienzan a aparecer en la región. Empezando porque un miembro de una organización del tipo de la Unión Europea no puede escoger las políticas que le convengan a su nación, pues esa clase de “unión” y cooperación se resquebrajaría muy pronto. Es por ello que una renegociación parece poco probable, al menos en los términos de las demandas británicas. Sin embargo es más probable que dentro del tratado se hagan enmiendas sin necesidad de renegociar, pues eso llevaría tiempo para que cada miembro lo ratifique.

Últimamente, las relaciones entre Reino Unido y los demás miembros han estado tensas por la incertidumbre y el temor que éste causa en la región. Además, esta cuestión se suma a los grandes problemas que ha causado la crisis en la zona euro y que ha dejado tambaleando a la UE.

Reino Unido y la UE/ Fuente: Página 12

Reino Unido y la UE/ Fuente: Página 12

El referéndum: ¿Permanecer o salirse de la UE?

Debido a que una importante parte de la población comparte el antieuropeísmo, Cameron ha dicho que tras las negociaciones, realizará un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea.

Es importante recalcar que Cameron pretende que Gran Bretaña continúe siendo parte de la UE, pues los beneficios económicos son importantes (si se salen de la UE, las inversiones se verían afectadas), sin mencionar el poder político que conlleva el pertenecer a la misma.

Esto sin mencionar que su carrera política también se ve en juego con esta situación, pues habrá elecciones en 2015, y si logra una mejor relación entre su país y la Unión, probablemente importará a los votantes. Por lo que a partir de este 2013, Cameron estará absorto en la búsqueda de una mejoría en dichas relaciones, y evitar salirse de la UE, pues se teme que disminuiría su poderío, su presencia internacional y provocaría un aislamiento económico que afectaría de sobremanera al país; un asunto que sin duda no resulta nada sencillo para Cameron, pues además estaría dando la espalda a un proyecto integracionista de más de 60 años.

Por lo pronto, se ha dicho que Cameron hablará sobre esto a finales de esta semana o a principios de la próxima, en un discurso esperado y sin precedentes que dará en Holanda.

Por: Frida Arriaga/@frieDen19

Anuncios

Trackbacks

  1. […] Si bien Gran Bretaña no es considerada como un hijo ejemplar dentro de la familia de la UE, (más información aquí) el antieuropeísmo thatcheriano se caracterizó por su obsesión. Sin embargo, en sus relaciones […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: