Sociedad del derroche

Parece ser que de un tiempo para acá el tema de moda (aunque no precisamente nuevo) es el calentamiento global, la sobreexplotación de la Tierra, la escasez de recursos, los tóxicos contaminantes, etc. En la Tierra hay aproximadamente 7 mil millones de personas, a las cuales no puede abastecer en su totalidad actualmente. La capacidad biológica del planeta alcanza únicamente para 2 mil millones de humanos, entonces, ¿qué ocurre con los recursos necesarios para satisfacer a los otros 5 mil millones?

Nos encontramos en un sistema donde la premisa por excelencia es consumir, ocasionando por supuesto que la economía, la sociedad y básicamente cada aspecto de la vida se vea envuelto en esa acción; como resultado de ello, desechamos más y creamos más basura en menos tiempo. Por lo que, para satisfacer las necesidades materiales de la mayoría de la población, se extraen más recursos en menos tiempo, dejando así a la Tierra sin el tiempo de regenerarse a sí misma. Esto también tiene un efecto social, ya que casi la totalidad de los recursos queda en manos de un pequeño grupo. El consumo excesivo crea un impacto ambiental gravísimo, aunado a los tóxicos en los materiales que actualmente se producen con exclusivos propósitos económicos.

Brecha entre ricos y pobres

Brecha entre ricos y pobres

La riqueza del planeta está excesivamente mal distribuida, creando una enorme brecha entre los que se pueden dar lujos y los que carecen de lo más elemental. Normalmente cuando nos dicen que existen tantos millones de personas en pobreza extrema o sufriendo crisis alimentaria, desde luego suena como una cifra gigantesca pero quizá no trasciende.  En cambio, ¿qué pasaría si sólo hubiera 100 personas en el mundo, y únicamente 20 tuvieran el 80% de los recursos? Tal vez así se entendería mejor, y desde luego no parecería justo porque, las 80 personas restantes tendrían que repartirse –de una manera nada equitativa- el otro 20% de los recursos.

Una manera de entender esto es “The Miniature Earth Project” (Proyecto de la Tierra en miniatura), el cual reduce la población a únicamente 100 individuos en todo el planeta, donde se presentan condiciones sociales y económicas mundiales; todo para hacerlo de una manera más entendible y concientizar de una manera más profunda a las personas de la gravedad del sistema en el que vivimos. A continuación el pequeño video que lo ilustra perfectamente.

La huella ecológica

Por otro lado, en cuanto a la sobreexplotación física de la Tierra, hay una manera de determinar –a grandes rasgos- cuánto y en qué formas cada uno de nosotros está dañando al planeta. Existen programas donde se puede calcular la huella individual ecológica y lo que calcula es la cantidad de planetas que se necesitarían si todos vivieran como cada uno de nosotros lo hace. Es una herramienta que se puede encontrar de varias maneras, a continuación 3 opciones para que calculen su daño al planeta y sepan en qué áreas debe mejorar cada uno como individuo:

Opción 1

Opción 2

Opción 3

Huella del hombre/Natura

Huella del hombre/Natura

Debido a que esto es una medida global, puede ocurrir que algunas preguntas no apliquen al estilo de vida de todos (pues resulta general). Además, en otras páginas no están representados todos los países, así que no es una herramienta exacta.

Los 10 planetas que tienen un mayor número de huella ecológica:

  • Emiratos Árabes Unidos
  • Qatar
  • Dinamarca
  • Bélgica
  • EUA
  • Estonia
  • Canadá
  • Australia
  • Kuwait
  • Irlanda

Sin embargo, México no se queda muy atrás de estos primeros lugares. Si cada persona en el mundo viviera como lo hace un mexicano promedio, se necesitaría al menos 1.6 planetas para subsistir; si todos vivieran como un estadounidense, se necesitarían 4.4 Tierras.

Huella ecológica/Fuente: F. Hernández

Huella ecológica/Fuente: F. Hernández

El sentido de todo esto es cambiar la forma en que pensamos y actuamos, podrán creer que falta mucho para que los efectos repercutan directamente en su vida, pero muy probablemente algunos de ustedes ya padecen las consecuencias del cambio climático, la escasez de recursos o la pérdida de ecosistemas.  Es necesario que empecemos a ser responsables por lo que consumimos, desechamos y hacemos. Debemos empezar a actuar teniendo plena consciencia de que cada acción que cometemos va a ocasionar algo en el planeta.  Ya que si decidimos ignorar las señales y seguimos como hasta ahora; en el 2030 necesitaremos al menos Tierra y media para satisfacer nuestras necesidades, una llamada de atención bastante clara.

"¡Lo sentimos! La forma de vida que usted ordenó está agotada"/ Fuente: Pijamasurf

“¡Lo sentimos! La forma de vida que usted ordenó está agotada”/ Fuente: Pijamasurf

Por último, les dejo este video  sobre la huella ecológica que realizó National Greogaphic. 

Por: Frida Arriaga/@frieDen19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: