Lumberjills, las leñadoras olvidadas

A falta de hombres que cubrieran el trabajo pesado de la tala forestal para alimentar a la industria, miles de mujeres se hicieron leñadoras, o lumberjills, en Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial.

Fuente: dailymail.co.uk

Fuente: dailymail.co.uk

El conflicto bélico presentó un nuevo horizonte de oportunidades para las mujeres. Más de dos millones se emplearon en trabajos que normalmente eran exclusivos de los hombres, desde la construcción de maquinaria para la guerra hasta la tala de árboles y el abasto de maderas que algunos países ya no podían darse el lujo de importar. Este último fue el caso del Reino Unido, cuyo suministro maderero dejó de venir de los países escandinavos y comenzó a enfocarse en sus propios bosques.

El desgaste que provocó la guerra y la demanda de hombres en los frentes militares dejó a las diversas industrias sin más opción que darle la oportunidad a quien antes no hubieran sido una opción elegible. No solo trajeron a leñadores desde Canadá, sino que la demanda era tal que miles de mujeres dejaron sus hogares para ayudar. Así, a los lumberjacks se unieron las lumberjills y nació en Gran Bretaña el Cuerpo Maderero de Mujeres (WTC por sus siglas en inglés).

Women's Timber Corps, 1943 / Fuente: Forestry Memories

Women’s Timber Corps, 1943 / Fuente: Forestry Memories

Si al principio hubo cierta renuencia ante un nuevo concepto de mujer fuera del ama de casa, pronto los gobiernos de todo el mundo decidieron que necesitaban toda la mano de obra que pudieran obtener. Las lumberjills ya habían existido durante la Gran Guerra, pero no es hasta 1942 que recibieron el reconocimiento de Cuerpos Madereros.

El trabajo no era fácil. Tenían que dejar sus casas y buscar hospedaje en pequeños asentamientos cercanos a los bosques donde talaban troncos y transportaban enormes leños en sus hombros, cargaban camiones y suplían a los aserraderos de maderas necesarias para que la industria siguiera funcionando. Algunas con suerte podían regresar a sus casas una vez por semana y darse un baño. El “trabajo de hombres” les llenó las manos de callos y las piernas de músculos. Dejaron de ser vistas como “damas” y se convirtieron en una de las fuerzas vitales del Reino Unido durante la guerra. Tampoco la paga era excelente; ganaban menos de lo que sus contrapartes masculinas obtenían por el mismo trabajo.

Sus uniformes se hicieron conocidos por todo el Reino Unido: camisas, suéteres, pantalones que la mayoría de ellas recortaba en favor de la comodidad, botas o zapatos y boinas. Trabajaban jornadas laborales completas, y cocinaban a la intemperie. Aprendieron a manejar hachas, sierras, a reconocer árboles por sus cortezas, a manejar tractores y camiones, a cargar leños tres veces más grandes que su propia altura, y a conformarse con una semana de vacaciones cada año durante cuatro años.

En 1946 los Cuerpos Madereros de Mujeres llegaron a su fin junto con la guerra, y el único reconocimiento de su labor de apoyo a su nación que las lumberjills recibieron fue una carta de la Reina Elizabeth agradeciendo sus esfuerzos. Ni medallas, ni menciones en los desfiles de aniversario, y las leñadoras se creyeron olvidadas por más de siete décadas.

En el 2007, la Comisión Forestal Escocesa forjó una escultura de bronce y comenzó a recolectar imágenes para un archivo de sus memorias y otorgarles el reconocimiento que merecen. En 2011 se inició una campaña para rastrear a las “mujeres olvidadas”, recopilar sus testimonios y darles un lugar en la historia.

Escultura en el Queen Elizabeth Forest Park, Aberfyle. Fuente: Forestry Comission

Escultura en el Queen Elizabeth Forest Park, Aberfyle. Fuente: Forestry Comission

Anuncios

Comments

  1. muy bueno, felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: