Nacionalismo sin Estado: Kurdos y Turquía

Desde tiempos del Imperio Otomano han exigido su reconocimiento como nación y han exigido un territorio para la creación de un Estado. Son los kurdos, una población de más de 30 millones de personas que se encuentra repartida entre 4 países principalmente: Siria, Irán, Irak y Turquía. En ésta última es donde se encuentra más de la mitad de ellos, ubicados principalmente en el sureste del país y donde han exigido sus derechos desde principios de los años 20’s cuando la actual Turquía se formó, misma que ha negado la autonomía de esta población desde entonces.

Durante los 30’s se presentaron distintos enfrentamientos dejando como resultado matanzas y masacres de hasta 70, 000 kurdos muertos. Sin embargo, aunque la tensión y el nacionalismo no desapareció, no es sino hasta los 70’s cuando se organizan bajo el mando de Abdalá Öcalan quien funda el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) –organización que por cierto es considerada como “terrorista” por diversos actores internacionales-.

Ocalan/ Fuente: NoticiasTerra

Öcalan/ Fuente: NoticiasTerra

En 1984 se incrementó el nacionalismo kurdo, provocando un conflicto violento con los turcos al alzarse en contra del gobierno; ocasionando más de 40,000 muertos durante estos 29 años de enfrentamiento. Öcalan huyó y estuvo en diferentes países como Siria, Rusia e Italia pero se le capturó en 1999 por órdenes del régimen turco y llevado a la prisión de Imrali.

Durante estos años el gobierno turco ha perseguido políticamente al PKK y de hecho, muchos de los miembros se encuentran en esta cárcel, donde se ha sabido de prácticas tortuosas y constantes violaciones a derechos humanos.

No obstante, para detener la violencia, se han tratado de establecer pláticas y negociaciones entre el gobierno y el PKK desde 1999. En especial entre Öcalan y las autoridades de inteligencia turcas.

kurdos/ Fuente: Al Jazeera

kurdos/ Fuente: Al Jazeera

En 2002, al ser elegido como primer ministro Recep Tayyip Erdogan –quien por cierto continúa en este cargo-, no impuso el poder estatal con tanta vehemencia sobre la causa kurda; hecho que pudo haber sido una causa para la apertura y el acercamiento. Durante 2009 hubo intentos de Noruega de fungir como mediador entre las partes, creando así el Proceso de Oslo, donde se reunieron para discutir una solución al conflicto étnico. En 2011, las conversaciones cesaron tras un enfrentamiento.

Ahora, tras meses de nuevas negociaciones con Erdogan y con el inicio del año nuevo kurdo, -el llamado “Newroz”, celebración de identidad nacional kurda-, Öcalan da a conocer una declaración en la que propone un cese al fuego por la parte kurda. “Es hora de que callen las armas y hablen las ideas”,  el fundador del PKK no sólo habla sobre detener el conflicto sino que pugna por una democracia conjunta para Turquía, pues afirmó “es tiempo de que la lucha armada pase a la lucha democrática”. Asimismo, sugiere que ambas partes liberen a los prisioneros de la parte contraria. Desde antes de febrero ya se especulaba sobre la sugerencia de cese al fuego por la parte kurda.

Kurdos/ Fuente: Al Jazeera

Kurdos/ Fuente: Al Jazeera

Para lograr el cese, Öcalan propone que los miembros del PKK se replieguen al territorio de Irak, donde hay asentamientos del partido.

Claro que este cese al fuego y el repliegue no se tomarían sin una exigencia a cambio. La parte kurda pide lo que ha estado pidiendo por siglos: el respeto a sus derechos como minoría, un reconocimiento por parte de Turquía y autonomía política como nación. Aunque algunos derechos culturales y educativos han incrementado a lo largo de la pasada década, no es suficiente, por ejemplo una demanda básica es que se les permita usar su lengua para la educación y en los servicios públicos.

Dentro del marco de cambios y reformas que el gobierno de Erdogan está haciendo, se encuentra una muy importante: la nueva Constitución. En ésta se deberán agregar los derechos kurdos como nación y tratar de satisfacer sus demandas sociales y algunas políticas para evitar que el violento conflicto siga despedazando al país. Tal como lo dijo Öcalan, “este es un nuevo comienzo, no es el final”. Las declaraciones de cese al fuego unilaterales sólo se cumplirán en la medida que los kurdos juzguen que se están cumpliendo sus demandas de forma real. En este sentido, el líder actual del PKK, Murat Karayilan enfatizó que el partido podía manejar tan bien la guerra como maneja la paz, en un evidente intento por aclarar que los objetivos no serán olvidados.

Kurdos e imagen de Öcalan/ Fuente: Al Jazeera

Kurdos e imagen de Öcalan/ Fuente: Al Jazeera

Ahora, ¿por qué Erdogan estaría dispuesto a pactar con la parte kurda? No se trata únicamente de la preservación de la paz en el territorio, puede también ser causa de un interés político. Erdogan planea con casi toda certeza, presentarse como candidato a presidente durante las próximas elecciones, momento en el que necesitará probablemente del partido a favor de los kurdos. Por otro lado, una intención clara para cumplir las demandas es evitar la escisión de la parte kurda en algún momento –situación poco probable pero que se ve influida por las otras 3 regiones kurdas en la región-.

Kurdistán

30 millones de personas que comparten lengua, nacionalidad y hasta religión parecen suficientes para formar un Estado. El problema es que se encuentran ocupando partes de 4 diferentes países. En los 4 ha habido manifestaciones nacionalistas en pro de formar Kurdistán. En algunos, dicha etnia ha conseguido más competencias políticas y sociales que en otras.

Por ejemplo, en Irak quizá sea el lugar donde los kurdos han logrado mayores avances en materia de autonomía. Ahora la nación kurda tiene capacidad administrativa política y económicamente pues se encarga de algunos recursos petroleros de Irak y controla buena parte de su territorio; además cuenta con un importante enclave para el PKK en Kandil. En Siria, con el conflicto civil de hace más de dos años, la parte kurda ha podido fortalecerse en la región creando su propia agenda.

Mapa de Kurdistán/ Fuente: Mapas Owje

Mapa de Kurdistán/ Fuente: Mapas Owje

Así que, si se lograran consolidar esos procesos nacionalistas de las 4 partes, se podría crear el tan deseado Estado. Sin embargo, no parece que Turquía vaya a estar de acuerdo con dejar que su territorio se parta y millones de personas decidan pertenecer a otro pues no hay que olvidar que Turquía es un miembro importante e influyente de la OTAN y que seguramente contaría con el respaldo de dicha organización militar. Sin mencionar que potencias regionales como Turquía e Irán no permitirían esa división que afecte la soberanía estatal. En este último país, la situación kurda está más controlada y existe una represión casi absoluta por parte del ejército, por lo que no cuentan con las ventajas y medios que tienen los kurdos iraquíes.

La creación de tal Estado no se ve como una posibilidad real, pero eso no evita que se respeten sus derechos en cada uno de los países. Las medidas que se han tomado en Irak y las que supuestamente tendrán en Turquía pueden ser un comienzo nada despreciable. Veremos si las demandas se cumplen y el conflicto armado termina en Turquía.

Bandera kurda/ Fuente: Prensa Libre

Bandera kurda/ Fuente: Prensa Libre

Por: Frida Arriaga/ @frieDen19

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: